Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

“Dólar ladrillo”…¿sólo un rumor?

Pese a los rumores de las últimas horas en torno a una propuesta de "dólar ladrillo" que el sector inmobiliario elevaría al Gobierno nacional, desde la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) no sólo descartaron la posibilidad sino que, en paralelo, anticiparon nuevas complicaciones derivadas del reciente fallo a favor de los fondos buitre en Estados Unidos.

Versiones periodísticas daban por hecho que las inmobiliarias expondrían pedidos para que se establezca un valor intermedio entre el dólar oficial y el paralelo en instancias de compraventa de inmuebles.


Ante esta información Roberto Arévalo, presidente de la CIA, desmintió esta alternativa: "Nadie podría establecer un parámetro cuando estamos en un contexto tan movido e inestable. Se hablaba de pedir un dólar a 10 pesos cuando ni siquiera el Gobierno tiene cerrado un tipo de cambio oficial para lo que resta del año. Es muy atrevido afirmar que se podría fijar un punto".


El empresario comentó, además, que la actividad inmobiliaria "bajo ningún punto de vista podría igualar lo que sucede con el sector turístico, tal como se ha dicho en algunos medios. La salida al exterior implica, en la mayoría de los casos, disponer sí o sí de billetes verdes. En el mercado de inmuebles esto no funciona así".


Desde la CIA, igualmente, anticiparon que la reunión está en pie y solicitarán una reducción en las tasas de interés que las entidades cobran por cada crédito que otorgan. Otro aspecto sobre el que pondrán el foco es en pedir que se flexibilicen las pautas y requisitos vigentes para acceder a los préstamos.


Además, los inmobiliarios dudan de solicitarle al Gobierno que reafirme su política en torno al blanqueo de capitales. Sucede que, hasta el momento, la utilización de los títulos Cedin está fijada hasta el 1° de julio próximo.


Hasta ahora, el programa no cumplió el objetivo de repatriar los 4.000 millones de dólares previstos.


​Según datos de los bancos, desde su implementación ingresaron como exteriorización de capitales 650 millones de dólares, de los cuales 70 millones fueron por el Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (Baade) y el resto en Certificados de Depósitos de Inversión (Cedin).