Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

A todos nos llegará nuestro Uber... a los Juegos Olímpicos también

Por Francisco Ozores

Beach handball, básquet 3x3, BMX freestyle y hockey 5 son algunos de los nuevos deportes o adaptaciones que presentaron los JUEGO OLÍMPICOS DE LA JUVENTUD BUENOS AIRES 2018.

He leído y escuchado diferentes críticas al respecto. Algunas positivas, otras no tanto. Algunas molestas desde el descontento de no ver su deporte preferido entre el calendario olímpico y si a éstos nuevos; y muchas otras desde el desconocimiento. 

Vengo de un deporte y estilo de vida que no muchos comprenden, por lo cual llevó mucho tiempo y trabajo, que el físico culturismo y el fitness se reconozca como deporte olímpico.

Comprendo muy bien lo que es que por desconocimiento se critique tu esfuerzo y pasión sin objetividad alguna. Así que comprendo perfectamente lo que pueden sentir los chicos a quienes hoy se critican.

Pero la cuestión es que no hace falta ser un especialista en el tema, árbitro, periodista o profesor para opinar. No hay mucho que comprender. Te puede gustar o no, más o menos tal o cual deporte, pero eso no lo hace mas o menos importante que otros, ni mucho menos cuestionar la capacidad o merecimiento que tiene el deportista de ser reconocido como atleta olímpico, cuando se ignora completamente el esfuerzo y sacrificio que sin duda hay detrás de esa plaza ganada. Lo único que hay que comprender es que los tiempos cambian, las culturas cambian, y el deporte forma parte de la cultura. El mundo y la tecnología avanzan y todos debemos adaptarnos a ellos, incluso el deporte. Entonces aparecen estas adaptaciones en los mismos, que pueden ser analizadas pero no cuestionadas, pues forman parte de la evolución generacional que vivimos. Estos nuevos deportes son adaptaciones que vienen a salvar la desaparición de sus deportes antecesores (o indoor) ya sea por falta de atractivo en las nuevas generaciones, ausencia de referentes o resultados, e incluso por falta de infraestructura donde practicarlos.

En una sociedad que se jacta de ser abierta no podemos ser conservadores en este aspecto. Hay que comprender que así nacieron muchísimos de los deportes olímpicos tradicionales. Sino pensemos: quién iba a imaginarse a fines del siglo XIX  que el fútbol, un deporte de clase baja, iba a transformarse en lo que es hoy. 

Por otro lado, estos juegos que son de la juventud, están apuntando precisamente a ellos, los jóvenes, y las generaciones futuras. Entonces, celebremos todo aquello que los acerque a los mismos. 

El deporte educa, disciplina, desarrolla valores como el respeto, el compañerismo, el esfuerzo transparente y leal, el amor por la familia, los amigos, y hasta lugar de pertenencia. Enciende el amor por lo propio, el patriotismo tan olvidado. Sumado al gusto por el sano hábito de la actividad física y la alimentación de forma saludable. Estos son algunos de los innumerables beneficios que nos ofrecen los deportes. Entonces me pregunto: si en tiempos como los que vivimos, donde se buscan soluciones para contrarrestar el sedentarismo y frenar el avance de actividades o juegos virtuales, alejar los jóvenes de los vicios, la droga y el alcohol, promover límites y respeto -que se están perdiendo-, ¿por qué no pensar en el deporte como un aliado en esta batalla en vez de cuestionarlo? 

Apoyemos el deporte desde sus inicios y con ideas serias. Aprovechemos estos muy buenos y tal vez sorpresivos resultados deportivos para transformarlos en proyectos. Que esto no quede solo en una linda anécdota, sino que se convierta en un nuevo renacer del deporte argentino…

Y no veamos al deporte como un gasto o entretenimiento. No por nada las grandes potencias mundiales pueden tener muchísimas diferencias políticas o ideológicas, pero todas coinciden en invertir en estos.

​Veamos al deporte como un generador de ciudadanos luchadores y apasionados. Un cómplice para reinventar las nuevas generaciones.

Relacionadas

Cómo le fue a la economía argentina durante los mundiales desde 1930

Un listado que repasa la forma en que el país vivió los grandes momentos del fútbol. 

Ver Más

Mundial de Rusia: qué pasaría si la competencia fuera en economía en vez de fútbol

Un análisis de variables económicas y sociales de los países que compiten en el torneo.

Ver Más

Nike vs Adidas: cuál es la marca líder (en el mundial de los botines)

Cuál es el calzado preferido entre los jugadores de las cinco ligas más grandes de Europa.

Ver Más

El marketing también es parte del fútbol

Los jefes del área Comercial y Marketing de los clubes más importantes del país analizaron las nuevas tendencias en un mundo que mueve millones.

Ver Más

Puma te pregunta: ¿cuál es tu legado?

Lanzamiento de una colección exclusiva que conmemora el mes de la historia negra.

Ver Más

La Copa Coca-Cola presenta a sus nuevos campeones

Finalizó la 14° edición del torneo intercolegial de fútbol más importante del país. Los colegios E.E.S. N°5 e IMES de Mar del Plata se consagraron ganadores.

Ver Más

Columnista