Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Amor 2.0: el romance no se rinde



Con diferencia de pocos días me hicieron la misma pregunta: ¿Le damos una importancia exagerada a la pareja? ¿Está sobrevaluado el amor? ¿Qué espacio ocupa en nuestras vidas?.


Los vínculos afectivos están sufriendo una gran transformación en las últimas décadas. Y van surgiendo grandes contradicciones en el terreno de la pareja y la vida afectiva. Por un lado, empujados por el auge de las redes sociales, la tecnología y los sitios de encuentros , la posibilidad de conocer a alguien se multiplica de manera exponencial. Si bien crecen las oportunidades , muchas veces lo que se encuentra es sexo ocasional o encuentros fugaces de tres citas que fracasan en el “casting”. Tinder, Happens, Match y otros portales nos prometen la ilusión de encontrar el amor a la vuelta de la esquina con solo deslizar un dedo en la pantalla.


Esta tendencia es coincidente con una línea de pensamiento que sostiene la liviandad de las relaciones de nuestro tiempo, la sociedad de lo efímero y la búsqueda de sensaciones para calmar el vacío. No obstante, la búsqueda de la pareja y el amor no se detienen. Nuestros consultorios se llenan de pacientes aquejados por el dolor de   amores conflictivos, amenazados o ausentes. 


Es decir, que mientras buscamos la pareja a largo plazo, la compañía del buen amor y la estabilidad , estamos inmersos en la cultura del vacío que empuja a sostener relaciones fragmentadas con las que no se llega a tener ninguna intimidad emocional.


Fobia al compromiso, tendencia narcisista a no querer compartir ni  negociar nada,  incapacidad de renuncia : todas cuestiones que caracterizan a nuestra sociedad actual.


Y la nueva tendencia: zapping en las redes sociales: pasar de una cita a otra,  de una relación a otra. Mil cafés que quedan en la nada. Ilusiones que se evaporan en el primer encuentro. 


Se consumen vínculos del mismo modo que las series de Netflix: no se puede parar y el último capítulo promete que hay más en el siguiente.


Podemos preguntarnos: es el fin de la pareja tal como la conocimos?  Serán las relaciones una especie de Pókemon go que te aparece en el celular? Parejas virtuales, hologramas, ideales reemplazarán a la tibia sensación de encontrarse bajo las sábanas?

En este vértigo de oportunidades y en esta sucesión de alternativas vinculares que ofrecen las redes parece escurrirse la idea del amor tal como lo conocimos.

Lejos va quedando el cortejo, el romance, la emoción de las  primeras citas. las miradas, los olores.

Sin embargo, la ilusión del amor no se rinde. Más tarde o más temprano, nuestros cibernautas se cansan de las “Tindercitas” y  ahí está: aquel compañero de trabajo , hasta ayer insignificante , hoy se mira de otro modo. Llueve, hace frío, te trae un café caliente a tu escritorio, te mira…te mira…lo mirás y el hechizo que hace girar al mundo vuelve a encender su potencia.

* Lic. Patricia Faur - Psicóloga, docente de la Universidad Avaloro y autora , entre otros libros, de “Manipulación”, “Amores que matan”, “Estrés conyugal”

Columnista