Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Autos: los más vendidos y más inflados

La consultora Economía & Regiones publicó un informe sobre el comportamiento de los precios de los diez 0 km más vendidos durante el primer mes de 2015.


En la comparación mes a mes, las subas son las siguientes: Peugueot 208 (+6,7%), Toyota Etios (+3,7%), Peugeot 308 (+3,6%), Volkswagen Suran y Gol (+3,5% ambos), Ford Ecosport Kinetic (+1%) y Ford Fiesta (+0,4%).
 
Fuera de esta lista de incrementos, en el primer mes del año quedaron el Fiat Palio y el Siena y el Chevrolet Classic.S in embargo, estos tres modelos se trepan al tope de la lista si la comparación es interanual entre –enero de 2014 y enero de 2015, donde el crecimiento promedio fue del 51,6 por ciento.
 
"Si se tiene en cuenta que la inflación punta a punta fue de 35,2%, de acuerdo al IPC Congreso, la suba de los precios de los automotores superó en más de 15 puntos dicho índice, aun en un contexto de caída de la demanda", agrega el informe.
 
Hasta 2013, el incremento de los vehículos fue siempre por debajo de la inflación, con subas del 1 o 1,5% mensual y un acumulado anual inferior a 20 por ciento.
 
A partir del impuesto interno, las trabas a las importaciones y la falta de dólares que sufren las automotrices, los precios empezaron a sincerarse y además de algunos ajuste puntuales (como en el primer trimestre de 2014 por la devaluación), los incrementos mensuales durante el año pasado superaron en algunos casos el 2 por ciento.

​Desde los concesionarios advierten que el resto del año seguirá con ajustes y las consecuencias se sienten en las ventas, ya que los salarios fueron quedando "viejos" y el poder adquisitivo al momento de acceder a un vehículo se terminó derrumbando.
 
Además de los precios, la industria también viene sufriendo un flagelo que se intensificó en el arranque de este 2015: la escasez de divisas.
 
Las terminales, que en los últimos días habían comenzado a negociar una ampliación del cupo de divisas que se había comprometido a entregarles el Gobierno, se encontraron con que el BCRA directamente les cerró el "grifo" de divisas para el pago de importaciones, lo que agravó los problemas derivados de la falta de unidades en stock, tanto en la alta gama como en el segmento de autos económicos.
 
Y esto lo están pagando tanto terminales como concesionarios, que asisten nuevamente a otro mes negro en materia de patentamientos.