Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Balanza comercial: 19 meses de déficit

Luego de que en junio la fuerte contracción de importaciones posibilitara una apreciable baja del déficit comercial, y se constituyera en el más bajo en lo que va del año, durante julio, mes de alta concentración de las ventas de la cosecha gruesa, no pudo sostenerse la disminución del saldo negativo de divisas, por efecto de la drástica caída de los excedentes que provocó la peor sequía en 50 años.
El total exportado subió 1,7%, a USD 5.385 millones, mientras que las importaciones aumentaron 2,2%, a USD 6.174 millones. De ahí surgió un déficit de USD 789 millones, informó el Indec.
La menor cosecha se reflejó en una caída del 32,6% en la cantidad de productos primarios exportados; y del 12,3% en las manufacturas de ese origen.
Por el contrario, resultó auspiciosa la dinámica exportadora de manufacturas de origen industrial, con 9,7% en cantidades y 14,5% en valor, al sumarse el efecto de un leve repunte de los precios internacionales.

También cobraron impulso las ventas de combustibles y energía, al punto de que virtualmente se triplicaron en valor, al ascender a USD 350 millones, a un ritmo de más de USD 4.000 millones al año, al más que duplicarse las cantidades vendidas y elevarse 40% los precios.

Mientras tanto, las importaciones continúan reflejando un comportamiento inercial luego de que el mes pasado marcara la primera caída en lo que va del año.
El efecto de la suba de la cotización del dólar influyó  en ese retroceso, pero el aumento del promedio de precios internacionales en 6,5% respecto de un año antes determinó que en valor las compras externas pasaran a crecer 2,2% respecto de un año atrás.
El efecto de mayores costos de las importaciones no fue suficiente para revertir la demanda de importados, tanto para uso intermedio en la producción (crecieron 10,8% en cantidad respecto del año pasado) como para consumo final (11,1%).

Además, hubo un fuerte componente energético, con un incremento en las importaciones de combustibles minerales por USD 240 millones, destacado por el salto de los precios externos en más de 42 por ciento.
El arrastre de un déficit comercial en el tiempo es uno de los rubros más apuntados por analistas al listar causas de la debilidad cambiaria del país frente a la salida neta de dólares de la economía que eso implica. Particularmente, fue foco en un análisis del BNP Paribas sobre el país que la consideraba como una "debilidad adicional".
Frente a una recuperación de la economía brasileña, que en julio concentró un 78,5% de las exportaciones argentinas al Mercosur, la expectativa es que se logre instalar un flujo de entrada de divisas al país.

Relacionadas

Japón evaluará la apertura de su mercado a la carne argentina desde todo el país

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Miguel Etchevehere, anunció que una comitiva oficial de Japón arribará a Argentina para "evaluar la apertura de la carne vacuna de todo el país a ese destino".

Ver Más

La Cancillería lanzó una web para promocionar exportaciones y empresas argentinas

La Cancillería puso en marcha la web Argentine Days, una nueva herramienta de información destinada a difundir las actividades de promoción de productos y empresas argentinas alrededor del mundo y generar de este modo nuevas oportunidades de negocios.

Ver Más

El Gobierno rebajó el monto de retenciones a las exportación de economías regionales

El Gobierno redujo de 4 a 3 pesos las retenciones extraordinarias para las exportaciones agropecuarias, incluyendo productos y subproductos de la soja, lo que supone una rebaja de poco más de dos puntos porcentuales sobre el monto que se paga por dólar de mercadería

Ver Más

¿Sirve el acuerdo Mercosur-UE para el desarrollo de la Argentina?

Hemos leído y escuchado infinidad de análisis y especulaciones acerca de los beneficios y desventajas que tendrá el entendimiento comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, una vez que entre en vigencia. Para los especialistas al menos deberán pasar entre 2 y 3 años para la aprobación parlamentaria en todos los países, de un lado y del otro del Océano Atlántico, hasta su implementación definitiva. Concretamente comenzaría en 2023 y la eliminación y reducción progresiva de los aranceles tendría efecto recién alrededor de 2030. Parece una eternidad, pero de eso se trata el largo plazo. El gran desafío es saber si Argentina, junto a la región, está preparada para proyectar su desarrollo hacia el futuro y dejar de estancarse en los vaivenes que presenta la coyuntura.
Sin dudas, el eje fundamental del acuerdo está dirigido hacia el campo y la agroindustria. La UE liberalizará casi el 100 por ciento de las exportaciones del agro del Mercosur, con eliminación de aranceles en más del 80 por ciento de los casos y con reducción en las preferencias y cuotas fijas en cerca del 20 por ciento restante. En tanto, el Mercosur liberalizará en un 90 por ciento su comercio para el ingreso de productos europeos, aunque tiene un plazo de 15 años para hacerlo en sectores reconocidos “sensibles”, como por ejemplo la industria láctea y automotriz, sólo por mencionar algunos casos. Para varios especialistas el acuerdo generará oportunidades.


Ver Más

Argentina y China profundizan acuerdo comercial: harina de soja y central nuclear

BUENOS AIRES (Reuters) - Argentina transmitió su interés el martes en avanzar junto a China en iniciativas que incluyen la construcción de la cuarta central nuclear del país sudamericano y la exportación de harina de soja al gigante asiático, dijo el Gobierno argentino tras ...

Ver Más

Las exportaciones de carne crecieron más de 60% en el primer semestre del año

En la primera mitad del año, las exportaciones de carne vacuna alcanzaron las 151.000 toneladas. China ha duplicado sus importaciones, y eso explica el crecimiento que han tenido los envíos al exterior. Otros mercados que también demandan la carne nacional son: Alemania, Holanda, Italia, Rusia, Israel y Brasil. 

Ver Más