Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Big Data, el as bajo la manga del cine

No son solo las grandes marcas de productos las que recurren a esta nueva metodología para saber qué prefieren los consumidores sino que la tendencia ya capturó a productores y cineastas.


Qué buscamos en internet. Cuáles son los colores que más nos gustan, las comidas que más cocinamos, las celebrities que más investigamos, el fútbol que más consumimos, las marcas que más compramos… Toda esta información, toda esa Big Data, es la que utilizan las grandes empresas, y cada vez más las chicas, para pensar en los productos que quiere la gente y así obtener mejores resultados.


Pero no son sólo las firmas que buscan vender cosas las que encontraron en Big Data un amigo fiel, sino también la industria del cine. Quizá para sorpresa de varios, los cineastas y los productores también quieren saber qué es lo que quiere la gente.


Los próximos grandes éxitos de taquilla en las salas de cine no sólo surgieron de cabezas de creativos que quisieron contarle una historia atrapante al mundo; también utilizaron la minería de datos para que todos los elijan y ser de lo más recomendado en el año.


Uno de los casos más sobresalientes es el de The Revenant, la película protagonizada por Leonardo DiCaprio que ya le consiguió un Globo de Oro y que es una de las que candidatas a romperla en la próxima entrega de los Premios Oscar.


Es que antes de lanzarla al mercado, la productora Fox Studios contrató a una firma de bioanálisis para llevar a cabo un estudio a medio camino entre la neurociencia y el big data. Lightwave, la firma en cuestión, utilizó los visionados previos del film para extraer datos y sacar conclusiones.


Cómo lo hicieron. Armaron una función especial y a los asistentes les pusieron un aparato que controlaba ritmo cardíaco, temperatura corporal, movimientos del espectador y lo que ocurría con su piel. Todo esto generó millones de datos que sirvieron para reconocer los momentos en los que se producía un mayor impacto o los que no lo conseguían tanto.


Y se trata sólo del comienzo. Las posibilidades a futuro son todavía mayores, ya que este tipo de mediciones pueden indicar qué partes modificar para evitar un fracaso.

Relacionadas

La correlación entre contenidos y plataformas

El consumo de contenidos audiovisuales se encuentra en un proceso de profunda transformación. A la TV tradicional (lineal, gratuita o paga) no sólo le han surgido alternativas a través de Internet, sino que éstas son también cada vez más relevantes en cuanto a su popularidad. El cambio influye no sólo en la forma de acceder a los contenidos sino también ha ampliado notablemente las situaciones de consumo, con el smartphone convertido en un reproductor de video portátil.

Si bien todo tipo de contenido puede ser técnicamente consumido en cualquier plataforma (TV lineal, online, OTT, streaming), es claro que algunos se adaptan mejor a determinadas plataformas que otros y por lo tanto son consumidos preferentemente en unas y no en otras. A pesar de las tendencias globales que marcan una migración de la TV tradicional hacia los modelos online, aquella sigue dominando en determinados contenidos y segmentos etarios, con una cierta correlación con el nivel socioeconómico. No obstante, las diferencias en el consumo en los segmentos más jóvenes (y no tanto), presagian un escenario radicalmente distinto a aquel en el que la TV se desenvolvió históricamente. Este escenario, al que se suma la próxima participación de las empresas de telecomunicaciones en el negocio, abre un espacio para la transformación de un negocio que fue básicamente el mismo durante décadas pero que hoy es otro.

Ver Más

Enterate cómo funciona y para qué sirve el nuevo Wi-Fi WPA3

El nuevo sistema de seguridad intentará luchar contra la actividad de hackers.

Ver Más

Consejos para elegir a un influencer eficaz para tu negocio

Especialistas en marketing opinan sobre las necesidades que debe cubrir este rol.

Ver Más

Los 50 trabajos online más demandados 

El portal Freelancer.com armó un ranking sobre las tendencias que se vienen.

Ver Más

Big Data y un nuevo paradigma en investigación clínica

Por lo general cuando se habla de Big Data, se piensa en Silicon Valley y Google, o en tecnologías sumamente caras de desarrollar. Pocas veces se piensa en esta tendencia como una solución a nuestros problemas cotidianos. Sin embargo, la tecnología en sí para recabar este tipo de datos no tiene nada de inaccesible, todo lo contrario. La principal problemática para el uso del Big Data es el acceso a los datos. Por ello, abrir datos de calidad amplia el potencial de análisis valiosos. Por esto es muy importante recolectar y compartir data estandarizada para hacer investigación.

Investigación clínica hoy: La industria farmacéutica invierte 2.5 mil millones de USD y tarda aproximadamente 13 años en la investigación y desarrollo de una nueva molécula. Para desarrollar un fármaco seguro, efectivo y de alto valor clínico se requieren siete millones de horas de trabajo. Esto es, en parte, porque las entidades regulatorias solicitan evidencia clínica de calidad, que hasta hace poco era (casi) únicamente producida por un tipo de estudio denominado Ensayo Clínico Randomizado (ECR). Así la molécula investigada va probándose en voluntarios sanos y potenciales pacientes, pasando sucesivamente por una serie de fases conforme se va probando su eficacia, eficiencia y seguridad. Pero ¿puede la tecnología ayudar a abaratar costos y, consiguientemente, democratizar el acceso a los medicamentos?

Ver Más

El argentino que está entre los 5 innovadores más influyentes de América Latina

El joven Santiago Siri fue distinguido por su plataforma que busca afianzar la democracia en internet.

Ver Más