Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Brotes secos ¿hasta cuándo?

Por Amilcar Collante

Hay varias cuestiones que explican a la recesión que atraviesa el país. A la “mala praxis” del equipo económico, que mantuvo desequilibrios macroeconómicos (sin reducirlos), y agudizó el problema del déficit de la cuenta corriente, se sumó a la sequía en 2018. 

Esta se reflejó en el último EMAE-Indec (Junio) con una caída de 31% interanual de la actividad en el sector agrícola. Y tuvo una retroalimentación negativa, ya que la escasez de divisas impactó en el plano cambiario.

Por si esto fuera poco,  desde fines de Abril estamos en un evento de balanza de pagos y aún no se ha podido estabilizar el tipo de cambio. La turbulencia en Turquía y ahora en Brasil nos lleva a un continuo de devaluación-inflación-recesión. 

Al comienzo de la historia el dólar estaba en  $20 .Hoy cotiza $31,5 (mayorista). La caída sistemática de reservas internacionales, solo “emparchada” transitoriamente por el crédito del FMI y hoy sigue drenando .Y la  tasa de interés  siguió elevada por más de 4 meses. 

Ninguna de estas 3 cuestiones (devaluación, pérdida de reservas y tasas de interés altas)  se han revertido o frenado. Lo que muestra que la situación no está resuelta .Y menos, creer que está bajo control. 

Este contexto hace que estemos en recalculo permanente de lo que vendrá.

¿Cómo afecta  a la economía real esta situación?

Si vamos a la historia reciente cada vez que sufrimos una devaluación del peso, tuvimos una aceleración inflacionaria y recesión. 

Eso ocurrió en 2002, 2014 y 2016. El traslado a precios de la devaluación es elevado en Argentina .Y la suba de tipo de cambio real (aumenta de competitividad precio) te genera caída del salario real. Ergo, en el corto plazo la recesión aparece. Los brotes verdes que había a principios de año, se secan.
Sin embargo, no todo cae o desacelera de igual manera. Veamos algunos datos para tener dimensión de lo que estamos viviendo. Empecemos por las malas noticias.

Lo negativo de los últimos datos publicados por el INDEC es que esta recesión hasta Mayo se concentraba en agro (casi todo explicado por la sequía). Sin embargo, los números de junio muestran que se “contagiaron”  otros sectores. “Comercio mayorista y minorista” que cae 8,4%  y la industria cae al 7,5% (ambos respecto a igual periodo de año anterior). Son caídas muy fuertes.

Construcción

En el último dato del EMAE muestra un descenso de 0,2% en Junio de 2018, respecto al mismo período de año pasado.  La parte ligada a obra pública está en franco descenso. Debido a que ajuste fiscal en dicho rubro estaba incluido en el acuerdo con el FMI. 
Respecto a la construcción (sector privado) debemos señalar que  el crédito hipotecario que motorizaba directamente al sector e indirectamente por la dinámica de ventas de propiedades (y su necesaria reposición o ampliación de oferta). Hoy está creciendo a un tercio de los que venía creciendo en marzo/abril de 2018. 

Medido en millones de UVAs (unidad de valor adquisitivo)  en Marzo y Abril  se prestaban alrededor de 30 millones de Uvas por día hábil y en Agosto este número se redujo a 9,4 millones de UVAs (utilizo UVA porque mantiene el poder adquisitivo)

No todo es negativo. Algunos índices están en terreno positivo, por ejemplo, los despachos de cemento portland aumentaron 5% en los primeros 7 meses del año, respecto al mismo periodo de 2017.

Sector automotriz: las exportaciones que te salvan de la caída

En el sector automotriz la demanda interna está desacelerando. El precio de los vehículos está muy vinculado al dólar .Por lo que es esperable que sigamos viendo remarcaciones de precios y descenso en ventas internas. 

La demanda también perdió la “pata” del crédito, que se encareció mucho en los últimos meses. Los números de los primeros siete meses del año marcan que las ventas a concesionarias cayeron un 4% respecto de mismo periodo de 2017.

Exportaciones de vehículos

Por otra parte, si miramos las exportaciones están más que compensando el efecto negativo del plano interno. Hoy las exportaciones crecen 30%  por encima del nivel del año pasado .Consecuentemente, la producción crece en los primeros siete meses del año un 9,8% respecto a mismo periodo de 2017 (son 25.282 automóviles más) 

Trigo: ¿primer brotecito a esperar? 

Según la Bolsa de Cereales de Rosario nos encaminamos a tener una cosecha récord de trigo para el 2018/19, la producción se estima cerca de 21 millones de toneladas. El año pasado la cosecha fue de 17,8 millones de toneladas.

Asimismo, la campaña sojera 2019 debería ser mejor a la actual de no mediar alguna cuestión climática (otra sequia o inundación). Podría  aproximarse a los 50 millones de toneladas y revertir la caída de este año.

A mediano plazo “Vaca Muerta”: la energía nos dará divisas y crecimiento

Estos días se conoció que Argentina volverá a exportar gas a Chile después de más de 10 años. El déficit energético se comienza a revertir .Esto es una buena  noticia dentro de todas las malas.

Lo que era un proyecto “Vaca Muerta” hoy se va materializando. Y Argentina tiene un gran potencial en energía.  Según estimaciones privadas, la explotación de gas y petróleo podrían aportar en 5 años US$30.000 millones por año .Esto generaría exportaciones por US$15.000 millones .Es equivalente al 50% de las exportaciones de granos y aceites actuales.

Conclusiones
Arrancamos hablando de los desequilibrios macro. Seguramente este año tendremos menos déficit fiscal que en 2017 (este año explicado más por licuación del gasto público) y la balanza comercial también achicará su rojo sobre todo en el último semestre del año. 
Hoy tenemos un tipo de cambio real está en 115 (tomando el índice en 100 el día de la apertura del cepo) en diciembre pasado se ubicaba en 85. Es una suba de 35% .Igualmente falta el efecto de la inflación en los próximos meses, que está lejos de bajar.   

Menores desequilibrios macro y más dólares genuinos podrían dar como resultado un leve rebote de la economía en 2019. Igualmente la crisis cambiaria aun no terminó. Es clave el punto de arranque de este nuevo proceso para proyectar crecimiento del próximo año. Lo más seguro es que vuelva el dinamismo en el 2do trimestre. Aún faltan 7 largos meses para llegar. Una eternidad para la velocidad de los eventos que vivimos en 2018. 
*Economista (UNLP)-Docente UCALP-

Relacionadas

La Argentina debería repensar la pobreza

Se acaba de otorgar el (mal llamado) Nobel de Economia 2019 a tres economistas que trabajaron sobre desarrollo y cómo aliviar la pobreza: Abhijit Banerjee y Esther Duflo del MIT y Michael Kremer de Harvard University. Esther Duflo es la segunda mujer en recibir esta distinción.

Pareciera que quienes conceden este premio estaban pensando en nuestro país. Lo mismo ocurrió cuando el año pasado lo otorgaron a Romer y Nordhaus por trabajos de enorme utilidad para Argentina. ¿No será que muchos países en el mundo tienen el mismo tipo de problemas?

Recomiendo fervientemente el libro Repensar la Pobreza, de Banerjee y Duflo. nte un tema de semejante envergadura, simplifican el análisis del problema y tratan de extraer datos del “mundo real”. A diferencia de las ciencias duras, en economía no es nada fácil hacer experimentos. Su enfoque es innovador e incremental, o también se puede decir que experimental más que teórico, respondiendo a simples preguntas: ¿qué pasaría si se modifica esta política o se brinda tal tipo de incentivo o seguro?.

Ver Más

Mientras en el mundo la pobreza disminuye en Argentina aumenta

La última medición del INDEC arroja que 35,4% de la población vive por debajo de la línea de pobreza y que estaría afectando a 15,9 millones de habitantes, entre los cuales se encuentran 3,4 millones de personas que son indigentes, en base a una estimación de habitantes del orden de los 45 millones de argentinos. Es decir que hoy en la Argentina hay más de ocho veces la proporción de pobres que había en 1974 (4%). Uno de los datos más duros, que además condiciona el futuro del país es que uno de cada dos niños es pobre según los datos a 2018 del último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), estos datos lamentablemente se estiman que aumentarán habida cuenta que la situación económica empeoró. Resulta paradójico que mientras en el mundo se combate –y con bastante éxito- la pobreza en la Argentina aumenta la cantidad de personas que tienen menos posibilidades.


Ver Más

Buscando al culpable de la alta inflación

Tal como definieran Axel Leijonhufvud y Daniel Heymann, cuando el dato de inflación mensual pasa a ser tan o más relevante que el anual podemos decir que Argentina está conviviendo con un régimen de inflación alta que se profundizó en este último año. La respuesta a la pregunta de dónde se originó la inflación no tiene sentido si lo que se quiere es atacar al problema en sí mismo. 

Muchos argumentarán que es un fenómeno puramente de emisión monetaria. Un día al Tesoro no le alcanza la plata y decide emitir dinero. Dado que la cantidad ofrecida de bienes y servicios es más o menos constante, estos suben de precio para reflejar el exceso de cantidad de moneda. Una teoría que me resulta incómoda ya que la evidencia (bien medida) es pésima. Robert Lucas, en 1980, tuvo que hacer muchos supuestos para que la teoría cuaje con los datos. En algún momento seguramente existió una cantidad de dinero por encima de la oferta de bienes y servicios pero no sabemos la relación causal que la produjo. Ponerle el cascabel al gato no es tan sencillo. 

No niego que la inflación sea un fenómeno monetario, pero eso es análogo a decir que la anemia es un fenómeno de la sangre. No ayuda mucho. De hecho, la inflación es la pérdida del poder de compra del dinero, por lo tanto es por definición un fenómeno monetario

Ver Más

Tasa de interés: cuáles el costo del dinero y qué relación tiene con la inflación

¿Qué es la tasa de interés? Se define como el costo del dinero. Es decir, cuál es el interés que a mí me hace resignar consumo de hoy para consumir un bien más adelante. Del otro lado, cuál es la tasa que estoy dispuesto a prometer pagar en el futuro para que el dinero me lo otorguen hoy. La tasa de interés se considera activa en el caso de ser acreedor (para el banco es una tasa activa otorgar un préstamo o crédito, por el cual recibe intereses). Y, por el contrario, su tasa pasiva será la que pague por un plazo fijo a los que depositen sus pesos en su entidad. ¿Y a mí qué me importa?

Si quiero comprarme algún bien hoy pero no cuento con toda la plata en este momento, puedo pedir un crédito. La entidad que me preste el dinero, me lo dará a cambio de un interés que le sea suficientemente atractivo para no disponer del dinero hoy. Ese valor dependerá de varias condiciones. En primer lugar, debe asegurarse de cobrar un valor superior de lo que le significa financiarse, es decir, de lo que paga a sus clientes para que depositen su dinero allí, sumado a sus respectivos costos. La tasa puede ser fija o variable. La decisión de adoptar una u otra ...

Ver Más

La inflación se ubica en 4,3 por ciento en agosto y alcanza 55 por ciento en 2019

Según los economistas consultados por el Banco Central, se espera  una caída del PIB de 2,5%, en base a las proyecciones vertidas por 23 consultoras y centros de investigación locales, 11 entidades financieras y 5 analistas extranjeros.

Ver Más

¿Qué es la inflación y cómo puedo cuidar mi bolsillo?

¿Qué es? La inflación es el aumento sistemático y generalizado de precios en una economía. Es decir, que suben los precios de todos los bienes y servicios que se producen y utilizan en una economía, cada uno con sus propias características y a diferentes ritmos. ¿Cómo se mide? Mediante el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que difunde el Indec sobre una canasta de bienes y servicios de consumo de una familia tipo (dos adultos, dos menores) en la cual se relevan aproximadamente 200.000 productos y tienen sus propios ponderadores. De esta manera, podemos comprender cuánto deben aumentar nuestros ingresos para sostener el mismo nivel de vida a medida que pasan los meses con inflación. Muchas veces oímos frases como: "el gas aumentó 80% y me dicen que la inflación fue de 30%, ¡no puede ser!", y sin embargo es correcto...

Ver Más

Columnista