Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Buenos Aires es la ciudad de América latina que más lucha contra el cambio climático





La Ciudad de Buenos Aires fue reconocida por la ONG internacional CDP (Carbon Disclosure Project) por su estrategia de mitigación y adaptación ante el cambio climático.

La capital argentina es la única ciudad de Latinoamérica que obtuvo la mayor puntuación (una A) y comparte su lugar en la lista con otras 42 urbes entre las que se encuentran Barcelona, Boston, Reikiavik y Hong Kong.

Entre las acciones que Buenos Aires ha reportado se encuentra el inventario de emisiones de gases de efecto invernadero, metas de mitigación, acciones de adaptación, los programas de eficiencia energética y el compromiso Carbono Neutral 2050, entre otras.

La ciudad reporta ante CDP como parte de sus obligaciones por formar parte del Acuerdo de Alcaldes y del C40, dos organismos internacionales que trabajan para generar políticas públicas de mitigación y adaptación ante el cambio climático.

Cada año, más de 600 ciudades entregan sus datos climáticos a través de la plataforma de divulgación ambiental de CDP y, al hacerlo, demuestran de manera transparente cuáles han sido sus decisiones en relación con este problema mundial. Todos los informes divulgados públicamente están disponibles de forma gratuita en el portal de datos abiertos de CDP.

Los informes entregados a la ONG permiten a las ciudades establecer objetivos, integrar acciones climáticas fuertes y abordar el riesgo para los ciudadanos, las empresas y la infraestructura.

Por primera vez, CDP publicó su Lista de Ciudades A para mostrar el liderazgo climático y animar a más ciudades a acelerar su acción.

En 2018, CDP ha calificado a las ciudades de la A a la D, según su divulgación, por la eficacia con la que gestionan, miden y afrontan las emisiones de gases de efecto invernadero y se adaptan a los riesgos climáticos.

A través de la notificación pública de sus datos climáticos, las ciudades en la Lista A de CDP proporcionan un plan para que las urbes de todo el mundo reduzcan las emisiones y generen resiliencia climática. La última ciencia del IPCC muestra que el mundo no está en vías de limitar el calentamiento a 1.5 °C, más allá de lo cual incluso medio grado aumentará el riesgo de sequía, inundaciones, calor extremo y pobreza para cientos de millones de personas.

“Las ciudades albergan a más de la mitad de la población mundial y son responsables de más del 70% de las emisiones de carbono relacionadas con la energía del mundo, por lo que podrían hacer o deshacer los esfuerzos para hacer frente al cambio climático”, exhortó Kyra Appleby, Directora Global de Ciudades, Estados y Regiones en CDP.

Por otra parte, la ejecutiva también alertó que “solo el 7% de las ciudades que reportaron a CDP en 2018 recibieron una A. Le pedimos a las ciudades de todo el mundo que intensifiquen su acción, establezcan objetivos en línea con lo que la última ciencia dice que es necesario para prevenir un cambio climático peligroso y que compartan su progreso de manera transparente”.


Objetivos ambiciosos 

Las 43 ciudades tienen objetivos ambiciosos para reducir las emisiones, catorce de ellas con la meta de ser neutral con respecto al clima o al carbono para 2050. En esta línea, por ejemplo, Melbourne pretende ser carbono neutro para 2020, Reikiavik para 2040 y La Haya para 2030.

Otras cuatro (Canberra, París, Minneapolis y San Francisco) buscan funcionar en base a fuentes renovables. En general, se encuentran en diferentes etapas cuando se trata de descarbonizar sus redes. Reykjavík ya lo hace en un 100%, mientras que en París, Minneapolis y San Francisco el porcentaje limpio es de 35%, 24% y 59%, respectivamente.

Esta es la primera vez que CDP publica una lista de ciudades a las que se ha otorgado una A en un intento por aumentar la ambición ante la creciente urgencia del desafío climático. Y es que la economía mundial debe reducir a la mitad las emisiones globales para 2030 y alcanzar las emisiones netas nulas para 2050 para tener una buena posibilidad de mantener las temperaturas globales dentro de los 1.5 ° C.

Pero los planes de acción nacionales actuales no están encaminados hacia una trayectoria de 1.5 ° C y darían como resultado un calentamiento de 3 ° C. Esto significa que la contribución de las instancias locales es más importante que nunca.

Algunas ciudades llevan adelante proyectos concretos para alcanzar lo antes posible la meta.

Londres introdujo una zona de emisiones ultra bajas, donde los vehículos más contaminantes pagan más. Calgary está construyendo un nuevo sistema de tren ligero. Se proyecta que elimine 30.000 toneladas métricas de CO2e de las emisiones del tránsito cada año. La Haya construyó un dique de un kilómetro de largo debajo de su nuevo bulevar frente al mar. No se ve, pero ofrece protección contra las inundaciones costeras. Taipei prioriza la lucha contra la sequía y ha reparado 2.200 fugas, ahorrando 613.300 toneladas métricas de agua por año desde 2015.

*Nota por BAE Negocios

Relacionadas

Debates en la Argentina que sueña

Los encuentros con la gente que trabaja y sueña son como aire fresco. En algún lugar de la pampa los Ingenieros Agrónomos discuten sobre cómo llegar a techos de productividades más altos. Los nuevos germoplasmas y sobre todo, la agricultura por ambientes, permiten pensar en mayores rendimientos de los cultivos.

Claro que requieren de inversiones: más y mejores fertilizantes, protección de cultivos más eficiente, controles de malezas más complejos y sofisticados y ajustes en toda la tecnología: fechas de siembras, estructura de los cultivos, calidad de la siembra, etc, etc. Esta complejidad requiere más conocimiento por hectárea, más científicos, ingenieros y todas las tecnologías de este siglo. Es cierto que hay que invertir más y la ausencia de rentabilidad y acceso al crédito hace todo más difícil y lento. También el tema de sustentabilidad ocupa un lugar prioritario en el debate ...

Ver Más

Líderes sustentables: un enfoque sobre tu trabajo y tus valores

“Negocios, resultados y rentabilidad”. Así definen su foco en las reuniones que mantengo día a día con  dueños de empresas, CEOs y gerentes. Paso siguiente, enfatizar los valores personales: que se preocupan por el bienestar social, por la ecología, el medio ambiente. 

Haciendo de abogada del diablo pensé que era un clishé necesario, una manera de mostrarse “humanos y responsables”. Sin embargo, al indagar más sobre ello empiezo a descubrir no sólo que eso es cierto, sino que es necesario para ellos hacer estas declaraciones porque, no suele estar integrado a su marco laboral, sino que suelen realizar acciones en paralelo para poner en acto sus valores. Muchos de ellos colaboran en organizaciones civiles y se alinean detrás de una causa que les permite sentir que son protagonistas de las acciones que cambian el mundo. Esta situación de disociación del modelo de negocio y los valores sociales se hizo causa en mi. Decidí trabajar activamente en encontrar una manera de unir puntas. Y esas puntas siempre se unen a través del liderazgo. De la visión de los líderes y de los modelos de liderazgo en las organizaciones. Por ello les propongo pensar en el modelo Sustentable y Adaptativo.

Ver Más

Consumo: un tercio prefiere marcas sustentables

Un sondeo mundial realizado por Unilever determinó que se extiende la demanda por artículos producidos según un propósito social o ambiental.

Ver Más

Una apuesta por la energía renovable

El Ministerio de Energía adjudicó cerca de 20 proyectos a este sector; esperan que en 2018 se afiance la producción sustentable.

Ver Más

Índices internacionales de sustentabilidad confirman el liderazgo de Henkel

Desde el comienzo del año, el desempeño en sustentabilidad de Henkel ha sido reconocido por varios índices en Francia, Italia, Inglaterra y Estados Unidos. 

Ver Más

Cargou es la solución para cargar tu celular en la vía pública con energía solar ​

Este producto brinda a las personas la posibilidad de cargar su celular de manera gratuita mientras están en la calle, con energía renovable que ayuda a cuidar el medio ambiente. Cargou fue la primera empresa argentina en ofrecer este servicio en el país.

Ver Más