Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Cae la actividad industrial, disminuyen los empleos

La actividad industrial cayó en junio un 1,2% y ya lleva once meses de descenso. Sin duda esto influye en la destrucción de empleos, que se redujeron en un 2% y disminuyeron por tercer mes consecutivo, un fenómeno que no se advertía desde 2009.

El Indec difundió datos claves relacionados con la industria, todos datan de una caída de la producción y del empleo industrial. Durante el segundo trimestre del presente año, el Índice de Obreros Ocupados (IOO) se redujo en un 2% con respecto a igual período del año 2013. Es la tercera caída consecutiva del índice. El descenso comenzó durante el último tramo del año pasado, con una disminución del 0,5%. Luego, durante el primer trimestre de 2014, el índice se redujo en un 1,7% y ahora llegó a caer en un 2%, lo que equivale a unos 25.700 puestos de trabajo. En suma, el primer semestre de 2014 cerró con un descenso de la ocupación de mano de obra de un 1,8%. 

Por su parte, el Índice de Horas Trabajadas (IHT) se incrementó en un 8,8% durante el segundo trimestre de 2014 y disminuyó un 3,3% con respecto a igual período de 2013. En relación a los salarios, el Índice de Salario por Obrero (ISO) aumentó un 27,2% durante el segundo trimestre de 2014 si se lo compara con el segundo trimestre del año 2013.

El informe del Indec arrojó más datos desalentadores. Se registró la tercera disminución consecutiva de cantidad de horas trabajadas por el promedio de los ocupados. En el segundo trimestre de 2014 se observó una disminución del 3,3%. Según el organismo oficial, si se compara con 1997, el promedio de hora trabajada por obrero es 16,3% más bajo.

Una buena

Entre tanto porcentaje de descenso en la industria, el rubro de la construcción mostró una mejora. Según el Informe de Coyuntura dado a conocer por el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), durante el mes de mayo se registraron 387.248 puestos de trabajo en el sector, lo que significa un 1,3% más que en abril de 2014. También representa el nivel más alto alcanzado desde diciembre de 2013.

Además, en relación a datos de mayo y junio del presente año, se registró una desaceleración de la tasa de caída interanual del volumen de empleo sectorial. Mientras que durante el mes de abril de este año había sido un 4,5% menor que en abril de 2013, en mayo resultó un 3,3% por ciento inferior al de un año atrás. Estos datos muestran la primera mejoría de los últimos cuatro meses.

​Por otro parte, el salario promedio percibido por los trabajadores registrados en la Industria de la Construcción también mejoró. En el mes de mayo se observó que este fue de $7.454, lo que significa un incremento del 35,7% interanual.

Relacionadas

Creció el miedo a perder el empleo en el último año, según un sondeo privado

Casi la mitad de los trabajadores teme perder su empleo mientras que en octubre pasado, hace menos de un año, era de sólo un tercio, según datos de la encuesta que hizo una consultora privada en el AMBA y las principales ciudades del país.

Ver Más

La desocupación subió en el segundo trimestre de 2018 y es la mayor en 12 años

El derrumbe de la actividad económica que provocó la mayor sequía en 50 años, junto a la severa contracción del consumo de las familias, y el cambio del escenario internacional para la deuda argentina, determinó que se registrara un nuevo salto de la tasa de desempleo, a un nivel que no se veía desde el tercer trimestre de 2006, cuando aún no había sido intervenido el Indec.


Ver Más

El final de las remuneraciones no remunerativas

El decreto 633/18 dictado por el Gobierno Nacional establece que el Ministerio de Trabajo no volverá a homologar acuerdos colectivos que contengan sumas o conceptos salariales sobre los que las partes acuerden otorgarle carácter no remunerativo. En otras palabras, sindicatos y cámaras patronales no podrán seguir incluyendo en las negociaciones salariales "remuneraciones no remunerativas". A lo largo de la última década el establecimiento de "remuneraciones no remunerativas" fue un dato distintivo de la negociación salarial, ya sea mediante la aplicación de incrementos porcentuales a los básicos de convenio o a través de la creación de adicionales o sumas fijas a los que las partes le otorgaban este carácter. De esta manera, una parte del incremento salarial de bolsillo de los trabajadores era sustentado por una disminución de los recursos del sistema de seguridad social, situación que no era observada por el Ministerio de Trabajo al dictar su homologación. Este hecho implicaba convalidar un absurdo normativo, ya que en el derecho laboral importa poco el nombre con el que las partes denominan a las distintas contraprestaciones. En este caso, la remuneración de los trabajadores no puede dejar de ser remuneratoria por más que así se acuerde en una negociación colectiva.

Ver Más

Arranca el tercer trimestre y las expectativas laborales no son buenas

Son pocas las empresas privadas que tienen pensado agrandar su plantilla de empleados.

Ver Más

E-commerce, un sector que avanza y que necesita de profesionales

La mayoría de las búsquedas se orientan a jóvenes de entre 25 y 29 años con formación en marketing. 

Ver Más

Los 50 trabajos online más demandados 

El portal Freelancer.com armó un ranking sobre las tendencias que se vienen.

Ver Más