Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Claves para tener una buena imagen profesional

Por Analia Polasek


Una cuestión de imagen

La imagen que deben proyectar las personas que ejercen una profesión es de seguridad, confianza, respeto, autoridad, seriedad, en otros casos (dependiendo de la profesión) creatividad, con estructuras de pensamiento flexibles, innovador, exactitud, entre otras características.

La primera clave importante y desde allí arrancamos es: 

Para ellas. No mostrar mucho la piel ni las partes erógenas en el caso de la mujer, los escotes, las piernas, los dedos de los pies o los pies; las prendas muy ajustadas denotan provocación sexual, falta de profesionalismo, ligereza, irresponsabilidad, frivolidad,  informalismo, desconfianza.

Para ellos. No vestir camisetas de un equipo de fútbol, de rock, ir demasiado deportivos salvo que sea profesor de educación física o esté relacionado con esta área. Los rigurosos trajes oscuros o un look formal  proporcionarán todo lo ya dicho acerca de la seguridad, seriedad, confianza y respeto; de lo contrario dejarán mucho que desear.
 

La segunda clave para la imagen profesional a tener muy presente es:

La impresión actitudinal (cómo se expresa, cuán respetuoso/educado se es, el trato para con el otro, su lenguaje corporal, protocolo, su léxico, los actos a nivel social, etc.). 
Y la imagen física (las formas de las prendas que viste, los colores, las texturas, los accesorios y el estilo, que se compone de la mixtura de todo lo anterior). 

Todo este combo debe forjar a un profesional, con todos los adjetivos anteriormente descriptos; si algunas de estas partes de la imagen general falla, las personas con las que trata entenderán que hay algo que no está dando el mensaje correcto. Todo anterior, el común de las personas no lo conoce al detalle y simplemente uno presume que: “…me cae bien o me da confianza o hay algo que no me cierra”.

La imagen, es cada una de estas áreas así como también la imagen virtual del profesional, entendiendo que el mismo está expuesto, no sólo cuando lo hace en forma personal, sino con su tarjeta (su diseño – forma de entregarla – forma de recibir una tarjeta personal), la forma de escribir los mails, los mensajes, atender el teléfono y todas las redes sociales y las intervenciones en ellas.

Tercera clave, los colores y los estampados:

Vestir con colores oscuros y claros, ya que los colores oscuros denotan profesionalismo, confianza, prestigio; y al combinarlos con los colores más claros, suavizan los aspectos negativos de los colores oscuros. En el caso de éstos, proyectan autoritarismo, arrogancia, falta de permeabilidad en las ideas y al cambio; cosa que al mezclar con los colores claros dichos aspectos se ven atenuados al igual que el de los colores claros que son asimilables a la fragilidad y sumisión.  

Siempre se aconseja usar colores lisos o fantasía (a rayas / tizados, pie de poule pequeños, príncipe de gales, chenille, etc., todos del mismo tono solo con relieve el tejido), en trajecitos para las damas o trajes para los hombres, azul, negro, gris, tostado o visón, evitando los tonos amarronados, si trabajas en finanzas, en el área del derecho. En cuanto a las camisas, lisas o con detalles pequeños sin que llamen la atención. 

LO QUE ES CONVENIENTE QUE EVITES

MUJERES:

En el caso de las mujeres: Encajes - trasparencias (proyectarás que tu profesión “es otra…”) 

Evita por todos los medios, parecer exuberante, ostentoso, llamativo con los colores de cabello y el maquillaje.  Los colores y las texturas de tus accesorios así como también la combinación de  los mismos.

Ropa ajustada,  escotes pronunciados, faldas muy cortas y faldas muy largas que se arrastren por el suelo.

Evitar los brillos (plateados y dorados)

Accesorios barullentos y un perfume demasiado fuerte.

Vestir  calzados abiertos (éstos deben ser cerrados y en buen estado). 


HOMBRES:

En el caso de los hombres, colocarse corbatas en las remeras chombas o Polo.

Combinación de prendas a cuadros, rayas y príncipe de Gales; si bien en ocasiones se combinan, no resulta adecuado para un abogado.

Cabellos largos, barba desprolija.

Accesorios en mal estado (reloj, celular, cinto, billetera, agenda, zapatos, maletín, etc.).

Las medias DEBEN combinar con el color de los pantalones, o en su defecto, de los zapatos.

Vestir  calzados abiertos (deben ser cerrados y en buen estado). 


Sugerencias:

Destiná un espacio en el placard para guardar tus prendas para el trabajo, sabiendo que en esa zona encontrarás rápidamente aquello que es para esa actividad. También realizá compras inteligentes en cuanto a las prendas laborales, buscá colores neutros y muy combinables, para que con pocas prendas puedas realizar varios conjuntos, que al cambiarle los accesorios tanto para los hombres como para las mujeres el look sea totalmente diferente.

Otra sugerencia es que prepares tu equipo la noche anterior, si ya tenés una agenda organizada entre trámites, despachos, reuniones, conferencias y demás actividades. Esto te ayudará a tener un problema menos que resolver en la mañana.

Muchas veces nos olvidamos el rol que estamos cumpliendo en determinados lugares, sea un ámbito laboral, profesional o social, pensamos que somos irrelevantes y que no comunicamos nada con nuestra ropa, pero sin embargo ésta es el reflejo de lo que somos, de quiénes somos, lo que queremos, y cómo lo queremos. 

Desgraciada o felizmente no solo tenemos que demostrar lo que somos, sino serlo, y para quienes asumen una profesión, éstas son las reglas, las podemos aceptar o no, esa es una decisión de cada uno, ya que vivimos en sociedad y hay ciertas normas que aceptar para pertenecer.

Relacionadas

Mi hijo, el programador

En general, tendemos a elegir profesiones que conocemos (por nuestros padres, amigos o información pública). Qué queremos estudiar es una elección que hacemos individualmente con la información que cada uno cuenta, que puede ser mucha o poca. Hay profesiones más glamorosas y otras que se ponen de moda. Ser futbolista profesional es el anhelo de casi todos los chicos, otros elegirán ser youtubers. Hoy por hoy el 35% de los recibidos son abogados o contadores (algo menos de 40.000 al año), mientras profesiones como ingenieros en petroleo solo son 5. Este contexto es sin la intervención estatal. Cada persona, por motus propio, decide que estudiar. Pero, ¿es esto una combinación de profesiones que se relaciona con las necesidades del país?

Ver Más

Mujeres en empresas de familia: la rayuela que une el hogar con los negocios

La empresa de familia ha sido un ámbito donde la mujer pudo desplegar, de maneras más o menos visibles, sus capacidades para llevar adelante un negocio. En este sentido, ha sido una oportunidad para muchas de desarrollar un proyecto que trascendiera las tareas del cuidado doméstico y la crianza de los hijos. No obstante, la desigualdad de género de manera más o menos sutil atravesó y sigue atravesando muchas de sus prácticas. 
Has recorrido un largo camino, muchacha…

La presencia de la mujer en las empresas ha ido creciendo, sobre todo, a partir de las guerras mundiales que signaron el siglo XX. Pero el aumento de la participación en el mundo del trabajo reprodujo las brechas de género imperantes en la sociedad. Así, las mujeres siguen aún siendo minoría en los puestos de decisión, concentran su actividad...

Ver Más

Los temas más difíciles de aprender (y de enseñar)

Existen tópicos de los cuales podemos leer mucho pero de los que se nos hace muy difícil su asimilación y llevarlos a la práctica. ¿Cuales son ellos, cuales son las causas y qué podemos hacer? Para mejorar como profesionales, emprendedores o empresarios no solo tenemos que tratar de corregir cualquier error, reclamo o aprovechar oportunidades, sino que debemos estar en la constante búsqueda de conocimiento. Pero existe un decálogo de temas críticos para aumentar nuestro desempeño que, por más que busquemos libros o concurramos a cursos o conferencias, son muy difíciles de aprender. Estos temas son: TIMMING O SENTIDO DE URGENCIA; PENSAMIENTO CRÍTICO;

CREATIVIDAD; EMPATÍA CON EL CLIENTE;
TRABAJO EN EQUIPO; HUMILDAD;
OPTIMISMO Y PENSAMIENTO POSITIVO;
ESCUCHA ACTIVA; ORIENTACION A RESULTADOS; FLEXIBILIDAD.

¿Por qué no es tan fácil enseñar/aprender sobre ellos? ...

Ver Más

Cómo gira la rueda de la vida

Temporada de balances y propósitos. De lo que no se hizo hay mucho que merece ser olvidado. Aparecía como muy importante en el momento de formular el propósito, pero puede ocurrir que ahora, a la luz del trayecto recorrido, haya quedado sin hacer por simple decantación. No se puede todo, y quizás esto no era tan importante como parecía. Otras cosas sí duelen por no haber sido abordadas o concluidas. Y posiblemente deban reaparecer en los proyectos del nuevo año, esta vez encabezándolos. En general, lo que mantiene su relevancia no está relacionado con lo urgente, sino con lo importante. A cierta altura de la vida sabemos, o deberíamos saber, que lo urgente se come el tiempo y la energía de lo importante, y que muchas veces se parece al llamado desesperado del pastor mentiroso. Cuando acudimos, no encontramos nada de lo que parecía crucial. Y corriendo de urgencia en urgencia suele escurrirse la vida. Lo importante, en cambio, suele no ser espectacular. Pero se vincula a lo que de veras es decisivo...

Ver Más

El mundo se cambia de a metro cuadrado

Ya pasaron los años de adolescencia utópica, de sueños revolucionarios y grandes gestas pergeñadas mientras fumábamos a escondidas en el baño del colegio. Casi sin darnos cuenta, el devenir de la vida -tan maravillosamente único como aterradoramente finito- nos enfrenta de pronto con el espejo. Mirarnos. Las primeras canas, las incipientes arrugas, las cicatrices vitales, los amores construidos, los dolores y las risas. Todo ahí, frente a nuestros ojos. El pasado rodando en cámara rápida, el presente vertiginoso, lleno de riesgos y de saltos al vacío; el futuro debe ser mejor. Siempre. Sólo es posible evolucionar. La evolución es siempre un paso hacia adelante. Entonces caemos en la cuenta de que el sueño por un mundo mejor cambió. Mutó, y ¡qué bueno que lo hizo! Aquel sueño de un mundo mejor se convirtió en el proyecto de un mundo mejor. Ese que impone una sola premisa: la que establece como única acción posible hacer nuestro mayor esfuerzo para incidir en nuestro espacio vital. Intervenir en nuestro metro cuadrado para lograr cambiar el mundo. De algún modo... ¿utópico? Quizás. 

Ver Más

Soltar

Hay días en los que lo único que necesitás es saber que no es culpa tuya. Que no sos vos, es ella. Que las cosas por ahí se enculan y no hay forma de que funcionen. Que el Universo se está empeñando en joderte apenas pueda. Que no es que seas un boludo o un dejado sino que, a veces, las cosas simplemente son. Pero el sentimiento está ahí, y necesitás una explicación que te deje dormir. Algo que te diga que pasó de nuevo, pero que no tenías forma de evitarlo.

Algo que te redima del dolor de meter la mano en el bolsillo y encontrar, otra vez, los auriculares enredados. Siempre me entendí desordenado, y la excusa de que el Universo tiende al caos es...

Ver Más

Columnista