Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Confiar: una delicada apuesta

Por Patricia Faur

En una misma semana escuché decir a 3 pacientes: "Sos la única persona en la que confío. No puedo confiar en nadie más". Lejos de ser un halago para mi narcisismo, la revelación me produjo preocupación y cierta tristeza. 

¿Por qué se da este crisis de confianza? ¿Por qué podemos estar tan rodeados de gente y aún así, no hacerlos depositarios de nuestros secretos?

La evolución nos ha dotado de mecanismos para confiar. Nuestro organismo libera una neurohormona que es fundamental para ese proceso: la ocitocina. 

Esta hormona, ligada al apego, a la lactancia y a la empatía- entre muchas otras funciones-, es la responsable de que las hembras bajen su nivel de alerta y agresividad y se acerquen al macho para poder aparearse. De lo contrario, mostrarían sus garras y no habría más reproducción de la especie.

Los mismo ocurre en los humanos. Bajamos nuestro nivel de alerta y decidimos que alguien no nos hará daño. Y allí vamos. A contar nuestra vida, nuestros secretos, a compartir el patrimonio, a dejarle nuestras cosas más preciadas. Es obvio, entonces, que las personas sobre quienes recae semejante compromiso son aquellas del entorno más íntimo.

La confianza es una apuesta. Una suerte de esperanza depositada sobre el otro. Cuando este sentimiento aparece, anticipamos la conducta del otro, imaginamos su buena intención. Ya en su etimología está la marca de la fe. Confiar es un acto de fe. Es creer que no saldremos defraudados.

Por cierto, los vínculos no siempre alientan esta apuesta. Muchas personas ven traicionada la confianza en el corazón de sus relaciones más próximas: pareja, hermanos, padres, amigos, compañeros de trabajo. Y por supuesto, también a nivel "macro": se deposita la confianza en un país, en las instituciones, en un político. Se deposita  con toda la capacidad de entrega, la vida, los secretos  y el patrimonio en la figura de un médico, de un psicólogo, de un abogado.

Cuando la confianza se ve dañada, es todo el ser el que se conmueve.   La identidad misma siente el cimbronazo. El daño es uno de los peores sentimientos humanos. La frustración y el dolor son muy difíciles de elaborar porque generan una sensación de desamparo, de traición y de soledad. El mundo se vacía. Parece que te soltaron la mano y tenés que andar como puedas: a los tumbos, lastimado, con el alma sin fe.

Confianza y verdad van juntas: entregás tu "confesión", tu verdad a aquel que considerás que no te mentirá, que te cuidará las espaldas, que estará allí para ser tu respaldo. 

Es por eso que la crisis de un vínculo en el que la confianza ha sido traicionada es muy severa: restablecerla no pasa sólo por la voluntad.

No se trata de hacer fuerza y apretar los puños ni de repetir quince mantras. No es tan sencillo, no es siquiera una decisión totalmente consciente. Recuperar la confianza es volver a apostar. Decidir que la herida no te dañó de muerte y podés seguir teniendo esperanza y fe. Tal vez, no sea con las mismas personas, será con otras, pero con el tiempo volverás a creer.

Todos necesitamos creer en alguien, sentir que es posible y que no estamos tan solos. Quizás, nuestros vínculos sean esa permanente apuesta al otro hasta encontrar un lugar calentito, tibio donde sentir que podemos quedarnos tranquilos, respirar en paz, sabiendo que habrá espalda, que nuestros secretos estarán bien protegidos. Necesitamos sentir que el otro tiene la "otra llave" de tu caja fuerte.

Y como terapeuta, me sentiré mejor cuando esos mismos pacientes me digan: "Sos una de las personas en las que confío". El mundo se habrá poblado, habrá red, habrá otros, habrá buen amor en sus vidas. Lo único verdadero que necesitamos para sobrevivir.

Relacionadas

Cómo atraer y retener al mejor talento en tiempos modernos

Durante las últimas dos décadas, el lugar de trabajo ha evolucionado para priorizar el trabajo en equipo. Aunque no es una tarea fácil de realizar, ya que la fuerza laboral actual incluye hoy muy diversas generaciones de empleados: los baby boomers (1945-1963), la generación X (1963-1980), millennials (1981-1995), y la generación Z (nacida después de 1995). Cada generación tiene diferentes valores, diferentes formas de comunicación y diferentes formas de sentirse motivado. Los Gen X se quejan de que los millennials no están comprometidos, los millennials se quejan de que los Gen Xers no son apasionados y trabajan demasiado duro por alguien que ni conocen, los Baby Boomers quieren llamar a los Gen Z por teléfono y ellos quieren responder con un emoji.

Ver Más

La fuerza de las Pymes argentinas

Las Pymes son las grandes generadoras de empleo y recaudación impositiva en cualquier sociedad. Por ello, todos los países toman medidas para que los emprendimientos que surgen en sus territorios germinen sin sobresaltos, prosperen y sean sustentables, para que puedan cumplir el irremplazable rol que les cabe en el desarrollo y la creación de riqueza. 

Ver Más

Es fundamental diseñar oportunidades para el desarrollo de los industriales

Es sabido que las crisis condicionan la competitividad de las empresas, sea cual fuere su tamaño. Pero, tratándose de Pymes, el contexto actual es aún más complejo para ellas. La imposibilidad de acceder al financiamiento, los elevados costos de producción y de mano de obra combinados con la inflación y la baja del consumo produjeron un preocupante estancamiento de nuestro sector. 

Comenzar a diseñar oportunidades y buscar herramientas para activar el desarrollo de los pequeños y medianos industriales es fundamental. Porque, de lo contrario, este estancamiento generará un círculo vicioso difícil de controlar...

Ver Más

Quiénes son los millennials innovadores que podrían cambiar el mundo en las próximas décadas

MIT Technology Review es una prestigiosa revista que pertenece al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desde 1999, reconoce a jóvenes innovadores, menores de 35 años, a través de listas anuales. El objetivo es destacar a quienes desarrollan nuevas tecnologías o las aplican de forma creativa para resolver problemas.

En 20 años, la publicación ha distinguido, por ejemplo, a Larry Page y Sergey Brin (creadores del buscador Google), Mark Zuckerberg (Facebook) y Jonathan Ive (jefe de diseño de Apple, clave en su historia, quien recientemente se retiró de la compañía).

Ver Más

5 claves para ser más feliz en su trabajo

No importa cuánto le apasione su negocio, el estrés, las largas jornadas y las preocupaciones pueden dejarle una sensación de infelicidad. "Pasamos demasiado tiempo en el trabajo como para no estar felices en él", dice Beth Thomas, autora de "Powered by Happy: How to Get and Stay Happy at Work". Ser infeliz en el trabajo no sólo afecta su sentido del humor, sino también su productividad, destaca un artículo escrito por Lisa Evans en el sitio soyentrepreneur.com. A continuación, la autora comparte algunos consejos para traer la alegría a su espacio laboral y mejorar el desempeño de su empresa. Veamos.

Ver Más

La AFIP extendió hasta el 31 de julio el ingreso al Plan de Facilidades

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prorrogó hasta el 31 de julio la posibilidad de que los contribuyentes que no registren la condición de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMES) puedan ingresar su deuda al plan de facilidades de pago de ...

Ver Más

Columnista