Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Conocé los 22 indicadores clave de los rubros de la economía

En el gobierno tienen un sistema particular para analizar la evolución de los distintos sectores y corroborar si mejoran o empeoran.


El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se muestra optimista siempre que habla del rumbo que tomó el país en materia de economía. Pero, ¿en base a qué emite tales afirmaciones?


De acuerdo a una nota publicada por el diario Infobae, el funcionario del gobierno cuenta con un "semáforo de la actividad", una planilla de 22 indicadores que monitorea todos los días y que proviene de información divulgada por el Indec.


"Hoy ya tenemos más luces verdes que rojas", advirtió al respecto un alto funcionario del equipo económico.


¿Cuáles son los colores de cada rubro? De los 22 indicadores, aún hay nueve en rojo, lo que significa que tienen evolución negativa. Para saber cómo cambia se tienen en cuenta los indicadores del mes anterior.


Los grandes rubros definidos por el ministro de Hacienda y su equipo para seguir la evolución de la economía son seis: nivel general, consumo, industria, construcción, sector agropecuario y comercio exterior.


Lo que espera el Gobierno es que con el avance del año en el semáforo se enciendan más luces verdes y desaparezcan las rojas. Si bien, claramente, hay sectores más complicados. Entre ellos se destacan la industria y la evolución del consumo, los dos segmentos que sufrieron más que otros la recesión del año pasado.


¿Cuáles son los sectores con mejor evolución según Dujovne? Entre los más destacados aparecen el patentamiento de autos y motos (8% y 11% respectivamente), la producción de hierro y de acero, como también los despachos de cemento.


En la otra punta del semáforo se encuentran el Estimador Mensual Industrial (EMI); la utilización de la capacidad instalada en la industria (cayó al 60%, mínimo de la última década); la recaudación de IVA en términos reales (muestra una caída de 6,8%); y las exportaciones medidas en dólares.


Relacionadas

Evitemos convertir al emprendedorismo en el ensalmo de los problemas económicos y sociales del país

La discursiva macrista se muestra cada vez más enfática en la idea, ahora en boga, vinculada al emprendedorismo.  En más de una presentación pública -en el foro de Inversión y Negocios, el mini Davos y hace pocas semanas en el World Economic Forum- el presidente hizo culto de la figura del emprendedor. Tal es el entusiasmo oficial, que hace pocas semanas promulgó la ley de emprendedores la cual permitirá abrir empresas en menos de veinticuatro horas y hace varios meses que la secretaría Pymes pasó a denominarse Secretaría de Emprendedores y Pymes.

A simple vista, no parece presentarse ningún elemento objetable. Sin embargo, vale revisar algunas implicancias que se derivan de convertir al emprendedorismo en el ensalmo de los problemas económicos y sociales vigentes. Me interesa destacar aquí, dos cuestiones que quedan invisibilizadas detrás de las “bondandes” emprendedoras...

Ver Más

Los cinco temas clave que abordó Nicolás Dujovne en Washington

El ministro de Hacienda participó de una reunión del FMI y habló con la prensa argentina sobre los temas que preocupan a todos.

Ver Más

Bajaron las expectativas de inflación

La Universidad Torcuato Di Tella prevé que el índice esperado para los próximos doce meses se ubique alrededor del 20%.

Ver Más

Qué es la economía colaborativa

Cada vez más empresas apuestan a una nueva forma de hacer negocios para que sean muchos los beneficiados. Alejo Nitti contó su experiencia emprendedora en El Inversor. 

Ver Más

Especialistas analizan la inflación actual

La economía da buenas señales, pero los precios no acompañan y siguen en el centro de las preocupaciones del Gobierno.

Ver Más

Las chicas solo quieren ganar igual

Desde hace unos años en Europa se celebra el Día Europeo de la Igualdad Salarial. Esta fecha va variando según el resultado de las estadísticas y para elegirla se considera el promedio de la brecha salarial de género en la Unión Europea. En 2017, por ejemplo, fue el 22 de febrero, lo que significa que las mujeres deben trabajar unos 53 días extra para ganar lo mismo que sus pares varones. En la Argentina, la brecha salarial entre varones y mujeres es del 27%. Eso significa que las mujeres tuvieron que trabajar hasta el 9 de abril  de 2017 para ganar lo mismo que ellos ganaron entre enero y diciembre de 2016. La brecha salarial llega al 40% para trabajadoras precarizadas, que a su vez son más de un tercio del total. Hay muchos factores en el mercado laboral que hacen que las mujeres ganen menos que los varones por el mismo trabajo; algunos son objetivos y los podemos medir. Si alguien tiene mayor nivel de educación, más preparación o experiencia para un puesto suena lógico que gane más que sus compañeros que no las tienen. 

Ver Más