Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

Consideraciones sobre los efectos de la visita de Macri a los EEUU

El Presidente Mauricio Macri culmino hace pocos días exitosamente su gira por EEUU, la principal economía mundial (Argentina es la 26va). En la agenda bilateral aparecieron materias referidas al comercio bilateral, las inversiones y la relación estratégica.

EEUU es el segundo exportador mundial de bienes (9,1% del total mundial) y el primer importador mundial de bienes (13,9% del total mundial), con un deficit comercial estructural cronico (lo tiene desde hace 3 decenios, y fue de unos 800.000 millones de dolares en 2016). Pero en materia de comercio internacional de servicios EEUU es por lejos el mayor exportador mundial (15,4% del total mundial), superando a China comodamente (EEUU es tambien el principal importador de servicios -10,4% del total mundial-) generando un comodo superavit en esta materia. Esto muestra que en verdad EEUU tiene una posición de liderazgo mayor en el comercio de servicios y esto se debe a que su economía (que tiene en los servicios más del 80% de su PBI) se ha especializado en tareas vinculadas con los intangibles y en particular ha desarrollado en las áreas de innovación, ingeniería, invención, generación de conocimiento productivo, propiedad intelectual (inicio del proceso productivo) y en las más modernas maneras de comercialización (fin del proceso productivo comercial). Estos son los sectores en los que desarrolla mayor valor (lo que ha llevado hacia fuera de los EEUU a las procesos intermedios, los de manufacturación).

Por ello y ante las posibilidades de una activación de políticas neoproteccionistas por parte de EEUU debe decirse que, si bien se esperan  ciertos cambios dentro de lo cual la más relevante seria la reforma tributaria conocida como “Border Tax Adjustment”, y aun pueden ser posibles ciertos ajustes puntuales y específicos en materia arancelaria o también puede esperarse una renegociación del NAFTA; en verdad lo relevante es que no es dable esperar cambios estructurales internos en EEUU en materia de regulaciones al comercio internacional que modifiquen de modo esencial el sistema de globalización productiva actual. O sea; es posible que se apliquen ciertas reformas que sean modificaciones “de grado” pero no de esencia del mapa del relacionamiento comercial internacional de EEUU. La estructura productiva es tal que, por ejemplo las principales empresas del comercio internacional de los EEUU son tanto exportadoras como importadoras y actúan en un flujo de ida y vuela difícil de restringir.

Pero en verdad, en la primera economía mundial no puede entenderse el comercio transfronterizo sin la inversión extranjera. EEUU es el país principal inversor extranjero en el mundo, con un flujo anual de 522.00 millones de dólares en 2015, y además EEUU es el principal receptor de IED en el mundo, con 385 mil millones de dólares en 2016 (ser el principal emisor y el principal receptor muestra la internacionalidad de una economía que está plenamente globalizada desde la perspectiva de la integración productivo comercial). El comercio y la inversión internacional lo conforman en un gran actor en las cadenas globales de valor.

Por su parte, con respecto al vínculo de Argentina y EEUU debe decirse que las exportaciones argentinas a EEUU han crecido en los últimos años en el marco de decrecimientos de exportaciones en general (las exportaciones a los principales mercados para Argentina han caído, pero EEUU tiene hoy una mejor posición como mercado socio para Argentina comprándolo con lo que ocurría en 2012). Aunque la Argentina explica solo alrededor del 0,3% del comercio de los EEUU con el mundo.

Las exportaciones argentinas a EEUU en el reciente 2016 crecieron  desde 3.433 millones de dólares (2015) a 4.484 millones de dólares (2016), lo que implica que van a EEUU un 7,7% del total de nuestras exportaciones. Aunque a la vez, la balanza bilateral para Argentina es muy deficitaria y las importaciones desde EEUU (12% de total de importaciones argentinas) superan a las exportaciones (pese a que se han reducido en 2016 a 6.985 millones de dólares en 2016 comparadas con 7.700 millones de dólares en 2015).

Las principales exportaciones argentinas a EEUU (lo que a la vez marca las posibilidades a futuro en base a lo ya probado) están en los químicos, los alimentos elaborados, los metales; y le siguen los vegetales y el material de transporte. Y las principales importaciones están concentradas en bienes de capital (máquinas y aparatos), químicos, y minerales. Avances en negociaciones para mejorar la posición de empresas argentinas no ya “ante” o “con” el estado sino “ante” o “con” grandes corporaciones privadas, para el ingreso de empresas argentinas a sus cadenas de proveedores podría ser un efecto de la relación mas despejada que surge de la muy buena recepción que encontró el Presidente Macri. Lo que no es menor: son de EEUU 54 empresas de las 100 empresas más grandes del mundo (las 11 empresas más grandes del mundo son estadounidenses) y el comercio mundial opera dentro de cadenas transnacionales de valor (80% del comercio global) y ellas explican (entre las multinacionales y el comercio trasfronterizo con y de sus proveedores) alrededor del 25% del producto bruto mundial, por lo que el acceso de empresas argentinas al estatus de proveedor de grandes empresas puede ser también un objetivo comercial.

Pero más allá de ello, a decir verdad, parece que es en el área de inversión extranjera directa (IED) donde más puede esperarse. El paso de Macri por Houston antes de ir a Washington muestra el interés argentino. Siendo la recepción de IED una prioridad de las relaciones internacionales del gobierno del presidente Macri, y considerando que EEUU es el principal actor en el mundo en la emisión de IED, es preciso además saber que EEUU es hoy el principal inversor extranjero en Argentina (unos 21.700 millones de dólares de stock de inversión en Argentina, lo que implica 27% del total de acervo de inversión extranjera en Argentina).

​Por ello puede preverse, tras la visita presidencial reciente, que alguna ventana de oportunidad comercial puntual para algunos productos determinados (limones, biodiesel, carne -por citar casos-) aparezca en el plano del comercio bilateral. Pero a la vez surge a partir de este reforzado vinculo la inversión extranjera directa como la materia de mayor relevancia potencial estratégica, porque hay oportunidad para ampliar negocios para empresas estadounidenses ya presentes y para nuevos negocios para quienes aún no están en Argentina, y porque la reformas y el nuevo enfoque de Argentina en materia internacional pueden ofrecer oportunidades para empresas internacionales en general.

* Por Marcelo Elizondo (especialista en negocios internacionales, director de la consultora “DNI” y profesor del ITBA)

Relacionadas

El fracasado Macri: ¿elección 2019 o guerra entre dos bandos?

El que nace para pito nunca llega a corneta. Mucho se lo viene criticando a este fracasado señor presidente que tenemos. Pero poco se remarcan los logros que a pesar de una fulminante y perversa herencia K ha sido capaz de cosechar en tan sólo tres cortos años. Este fracasado señor presidente, criticado despiadadamente por un perverso y mediocre periodismo de la TV, ese mismo al que nuestro fracasado presidente precisamente le quitó la pauta, consiguió entre otras cosas lo siguiente. Primero, levantó el asfixiante cepo cambiario K que nos cerraba perversamente al mundo. Segundo, recuperamos el INDEC y con él, neutralizamos la siniestra desinformación K. Tercero, del déficit fiscal K estamos ya en equilibrio primario M. Cuarto, logró el equilibrio fiscal de la mayoría de las provincias del país liberándolas de la sistemática dependencia K en defensa del federalismo. Quinto, nos liberó del default K permitiendo nuevamente el acceso a mercados internacionales de financiamiento. Sexto, logró un desarrollo impensado en Vaca Muerta que nos saca de la dependencia energética K y nos abre una formidable puerta de expansión futura y autoabastecimiento en un insumo estratégico. Séptimo, del abandono K nos viene reconstruyendo a base de una obra pública indispensable y honesta, sin sobreprecios y no vista en décadas por su calidad y magnitud....

Ver Más

Guerra comercial China-EEUU: los actuales y futuros efectos para Argentina

La nueva escalada que muestra el conflicto comercial entre las dos potencias económicas más importantes del mundo afecta negativamente a los mercados internacionales, tanto financieros como agrícolas, con fuertes bajas en los precios de los granos, en particular de la soja. Esta situación impacta de lleno en la economía argentina, porque la oleaginosa y sus derivados constituyen el principal sector exportador del país. El derrumbe del valor de la soja en el mercado global guarda estrecha relación con este contexto geopolítico, además de los tradicionales fundamentos de oferta y demanda y del efecto de la fiebre africana en los porcinos que sufre China. En marzo de 2018 cuando se inició la guerra comercial el precio de la soja estaba en 390 dólares por tonelada en Chicago (Estados Unidos), mientras que en mayo de este año cotiza en torno a los 300 dólares. Lo mismo ocurrió con el aceite y la harina de soja: el primero cotizaba a 700 dólares un año atrás y en la actualidad se ubica en 600 dólares por tonelada...

Ver Más

Las lecciones para exportar

Si Argentina quiere crecer, las exportaciones son el mejor camino: podemos alcanzar un mundo  de consumidores mucho mayor a la población argentina. Debemos reconocer que estaremos obligados a competir y lograr cada vez mayor calidad y tendremos posibilidades de crecer en el interior con productos de todas las provincias. Para exportar se necesitan condiciones de cierta estabilidad macroeconómica, mucha mejor infraestructura, y sobretodo un producto que esté en condiciones comparables en calidad y precio con el del mercado al que se aspira a llegar. Los productores argentinos que participaron de la feria APAS Show 2019 pudieron comprobar qué tan bien posicionados están. APAS Show es una gigantesca feria organizada por la asociación de supermercados de Sao Paulo, y es la más grande de Latinoamérica. Hay muchísimos expositores, no solamente brasileros, ya que hay productores de todo el mundo. Se compra y vende una gran variedad de productos. Simplemente para tener una dimensión: hubo más de 900 expositores y la visitaron más de 100.000 personas. 

Ver Más

El poema budista con el que Mario Quintana se despidió de sus empleados

Luego de confirmar que dejará la vicejefatura de Gabinete como parte del cambio en el equipo de la administración de Macri, Mario Quintana reunió a parte de sus empleados en su despacho, y tras despedirse, les leyó un poema del monje budista y activista Thich Nhat Hanh.

Ver Más

Brotes secos ¿hasta cuándo?

Hay varias cuestiones que explican a la recesión que atraviesa el país. A la “mala praxis” del equipo económico, que mantuvo desequilibrios macroeconómicos (sin reducirlos), y agudizó el problema del déficit de la cuenta corriente, se sumó a la sequía en 2018. Esta se reflejó en el último EMAE-Indec (Junio) con una caída de 31% interanual de la actividad en el sector agrícola. Y tuvo una retroalimentación negativa, ya que la escasez de divisas impactó en el plano cambiario. Por si esto fuera poco,  desde fines de Abril estamos en un evento de balanza de pagos y aún no se ha podido estabilizar el tipo de cambio. La turbulencia en Turquía y ahora en Brasil nos lleva a un continuo de devaluación-inflación-recesión. Al comienzo de la historia el dólar estaba en  $20 .Hoy cotiza $31,5 (mayorista). La caída sistemática de reservas internacionales, solo “emparchada” transitoriamente por el crédito del FMI y hoy sigue drenando .Y la  tasa de interés  siguió elevada por más de 4 meses. Ninguna de estas 3 cuestiones (devaluación, pérdida de reservas y tasas de interés altas)  se han revertido o frenado. Lo que muestra que la situación no está resuelta .Y menos, creer que está bajo control. 

Este contexto hace que estemos en recalculo permanente de lo que vendrá. ¿Cómo afecta  a la economía real esta situación? 

Ver Más

Mauricio Macri, sobre la suba del dólar No pasa nada, tranquilos

El Presidente restó importancia a la suba que se registró en los últimos días, al asegurar que "no pasa nada". Mientras tanto, el dólar en la city porteña cayó algunos centavos luego de una serie de medidas adoptadas por el Gobierno y el BCRA. Sigue por encima de 30 pesos


Ver Más

Columnista