Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Crece la desilusión del campo con Macri


Por Darío Guardado

Pese a que todavía muchos referentes de la dirigencia rural se esfuerzan en disimularlo, es imposible ocultar el descontento que viven los productores agropecuarios en los distintos rincones del interior de nuestro país con la gestión de Mauricio Macri, más allá de las medidas implementadas al inicio de su mandato presidencial, que incluyeron la eliminación de trabas a las exportaciones y de retenciones a los cereales y a las carnes. Situación similar ocurre en la provincia de Buenos Aires con la gobernadora María Eugenia Vidal, que empezó a cobrar visibilidad a fines del año pasado tras la fuerte suba del impuesto inmobiliario rural.

Si bien los máximos dirigentes de la Mesa de Enlace declaran públicamente tibias críticas a la falta de políticas oficiales hacia el sector, es sabido que hacen malabares para contener los duros cuestionamientos que provienen de los chacareros tranqueras adentro. A la grave situación que sufren desde hace años diversas actividades como la lechería y economías regionales como la producción de peras y manzanas en el alto valle de Río Negro y Neuquén, se sumaron desde abril las malas decisiones del Gobierno en materia macroeconómica que desataron la crisis cambiaria y financiera que aún el Ejecutivo Nacional no logra resolver, acuerdo con el Fondo Monetario Internacional mediante.

Este escenario de alta volatilidad, de incertidumbre constante, con bruscos movimientos del tipo de cambio, estancamiento del nivel de actividad e inflación indomable, expone las dificultades que atraviesan miles de productores rurales a lo largo y ancho del territorio nacional.

También es cierto que en el campo sintieron un gran alivio luego de que el propio Macri ratificara que no habrá cambios en el actual esquema de retenciones, ante los rumores que se habían instalado en la esfera oficial durante los últimos meses. Es decir, que no se volverán a instaurar derechos de exportación al trigo y al maíz, y no se suspenderá la baja gradual del 0,5 por ciento mensual que se aplica a la soja desde enero de 2018 (impuesto que se ubica actualmente en 26,5 por ciento). Esto hubiese configurado, sin dudas, un grave error político y una traición del Jefe de Estado a los productores, un universo que acompañó con la convicción de su voto el "cambio" que trató de instalar desde el primer día de su campaña electoral el presidente y sus principales asesores.

​El descontento y la desilusión de los "hombres de campo" por la falta de respuesta oficial a muchas demandas del agro, deben entenderse dentro del delicado contexto en el que quedó parado el sector tras la brutal sequía del verano y los excesos de lluvias del otoño, que impactaron de manera directa en el bolsillo del chacarero y afectaron el crecimiento de la economía de nuestro país.

Relacionadas

Aseguran que más de 120 áreas rurales del país accederán a mejor conectividad

En el marco del ciclo de charlas que la Secretaría de Gobierno de Agroindustria organiza en la exposición rural de Palermo, el titular de la cartera, Luis Miguel Etchevehere, y el Vicejefe de Gabinete y Secretario de Modernización, Andrés Ibarra, presentaron el viernes...

Ver Más

El Gobierno rebajó el monto de retenciones a las exportación de economías regionales

El Gobierno redujo de 4 a 3 pesos las retenciones extraordinarias para las exportaciones agropecuarias, incluyendo productos y subproductos de la soja, lo que supone una rebaja de poco más de dos puntos porcentuales sobre el monto que se paga por dólar de mercadería

Ver Más

Guerra comercial China-EEUU: los actuales y futuros efectos para Argentina

La nueva escalada que muestra el conflicto comercial entre las dos potencias económicas más importantes del mundo afecta negativamente a los mercados internacionales, tanto financieros como agrícolas, con fuertes bajas en los precios de los granos, en particular de la soja. Esta situación impacta de lleno en la economía argentina, porque la oleaginosa y sus derivados constituyen el principal sector exportador del país. El derrumbe del valor de la soja en el mercado global guarda estrecha relación con este contexto geopolítico, además de los tradicionales fundamentos de oferta y demanda y del efecto de la fiebre africana en los porcinos que sufre China. En marzo de 2018 cuando se inició la guerra comercial el precio de la soja estaba en 390 dólares por tonelada en Chicago (Estados Unidos), mientras que en mayo de este año cotiza en torno a los 300 dólares. Lo mismo ocurrió con el aceite y la harina de soja: el primero cotizaba a 700 dólares un año atrás y en la actualidad se ubica en 600 dólares por tonelada...

Ver Más

Siembra directa: la revolución de la agricultura

La siembra directa es una técnica de cultivo sin alteración del suelo mediante arado, que se realiza sobre rastrojos. Sus beneficios han generado un antes y un después en la agricultura. La Argentina es líder mundial en esta técnica con 33 millones de hectárea cultivadas en 2017.

Ver Más

Con críticas al Gobierno Nacional, la Bolsa de Comercio de Rosario celebró un nuevo aniversario

Durante la conmemoración del 134° aniversario de la entidad rosarina realizado la semana pasada, el presidente de la prestigiosa institución, Alberto Padoán, cuestionó la medida anunciada tiempo atrás por el Gobierno de Mauricio Macri, relacionada con la suspensión del programa de reducción de retenciones a las exportaciones de harina y aceite de soja.

Ver Más

El Gobierno suspendió la baja en las retenciones a la soja y el campo puso el grito en el cielo

El ministro Dujovne suspendió por seis meses la baja gradual en las retenciones a la harina y al aceite de soja. Analistas agropecuarios aseguran que la medida es un "golpe directo a la confianza del campo con el presidente Macri".


Ver Más

Columnista