Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

Criptomonedas: la nueva religión que puede generar una burbuja financiera

Por Sergio Candelo


El dinero es la religión más aceptada en el mundo. ¿Por qué “religión”? Porque, ante todo, el dinero es una creencia. El dinero tiene la particularidad de tener valor, pero no utilidad. Si nos dejaran en una isla desierta con una gran bolsa de monedas de oro y un maletín con muchos dólares, no podríamos sobrevivir. Es decir, que no serviría para nada; a no ser que para todos tenga otro significado.


Justamente porque todos creemos que el otro va aceptar el dinero, suceden esos "extraños" intercambios de bienes y servicios reales por monedas o billetes que no tiene utilidad. Dos “papeles” de $50 no me los puedo comer, el bife de chorizo por el cual los intercambio, si. La aceptación es lo que lo vuelve "místico". Incluso los más acérrimos enemigos aceptan el dinero del otro.


Esta religión tiene sus distintas "Iglesias". La local, que tiene los creyentes que vienen en el país. Por ejemplo, nosotros creemos en el Peso Argentino, y los brasileños en el Real. Pero hay "religiones" mundiales, como el Dólar, el Euro o el Yuan.


Esta monedas tienen la particularidad que se emiten en un régimen monopólico. Hay un solo emisor por Iglesia. Así el Peso Argentino solo es emitido por el BCRA y el Dólar Estadounidense, por la Reserva Federal. Este sistema además de creyentes necesita intermediarios. Dado un Banco Central que emite monedas, se necesita un sistema de intermediación que permita la operatividad del trueque a través del dinero. Entonces aparecen los bancos, las casas de cambio y los agentes financieros que permiten que las transacciones se paguen utilizando sus servicios.

Por ejemplo, al comprar un auto en la concesionaria se transfieren fondos de la cuenta del  banco del comprador a la cuenta del banco del vendedor, con su correspondiente costo asociado. La intermediación financiera es un gran negocio desde tiempos inmemoriales.


Todo este sistema, obviamente, está regulado por el propio monopolista de la emisión monetaria, es decir, los bancos centrales. ¿Que ocurre con las criptomonedas? Estas incipientes religiones se basan en el mismo principio que las anteriores. Si logran que muchas personas "crean" en ellas, las transacciones de bienes y servicios reales tambien van a ocurrir. Entonces todo tiene sentido, y seremos creyentes de estos nuevos "herejes". Pero no son iguales a los anteriores, y aqui empieza la verdadera discusión.


Las critpomonedas no tienen un único emisor. Son miles y miles de distintos usuarios y bases que resguardan y aseguran la transacción. Por ejemplo, los Bitcoin ya tienen definido un tope máximo a emitir: 21 millones y se van emitiendo a una tasa decreciente año a año. Pero estas definiciones no surgen de una única autoridad, sino del grupo que las crea, y ese grupo es muy grande.

A medida que más gente se "convierte" a los bitcoins, más transacciones sucederán. Pero esto no es trivial para los "monopolistas" del dinero actual. Estas transacciones ocurren sin intermediarios. Directamente se transfiere la propiedad de la criptomoneda de un usuario a otro. en cualquier lugar del mundo y sin costos de intermediación. Las criptomonedas son el UBER del sistema bancario.

Ahora bien, cuando las autoridades monetarias comienzan a plantear distintas formas de regulación, ¿cómo puede creerse que se hace por el "bien común"?. Aquí hay un conflicto de intereses, puesto que si no intervienen pueden terminar desapareciendo. Y si intervienen pueden intentar que estas nuevas "creencias" sean desterradas.

Es claro que la irrupción de estas monedas digitales, sin un ente único emisor, puede generar muchos problemas en la recaudación impositiva, y que algo que no es no manejado centralizadamente puede generar burbujas con sus consiguientes problemas.

Por eso, debemos ser cuidadosos cuando escuchamos opiniones y sugerencias de como regular y mantener en el corral a las criptomonedas, porque muchas veces lo que se está planteando puede estar escondiendo otro tipo de intereses.

El mundo sigue su curso y la tecnología, que permite esta transformación digital, también. Son movimientos imposibles de frenar, aunque se los puede ralentizar. Lo bueno para todos nosotros es que en los próximos años vamos a ser los testigos de esta lucha desigual, este David contra Goliat. Y el final, aún, está abierto.

*Sergio Candelo, COO de Snoop Consulting

Relacionadas

¿Es posible una nueva política monetaria y cambiaria?

¿Que cambie el presidente del Banco Central (BCRA) implica que se modifican la política monetaria y cambiaria? La reforma de la Carta Orgánica en 2012 agregó varias responsabilidades a la ya difícil tarea de proteger el valor de la moneda y la salud del sistema financiero. Lamentablemente no agregó nuevos instrumentos, por lo cual lo que el presidente del BCRA puede hacer es limitado.

Es extremadamente difícil mantener un cierto equilibrio entre nivel de reservas, tipo de cambio, tasa de interés y regulación del sistema financiero. Esta complejidad nos debe hacer definir: ¿es imprescindible establecer un objetivo como prioritario y los demás se subordinan a ese? ¿O se va intentando tener alternativamente distintos objetivos sin privilegiar a ninguno? ¿Cómo dar previsibilidad a algunas variables sin generar una "timba"?

Ver Más

Vivir sin aire...

Hoy sufrimos pensando en cómo vivir sin aire, cómo vivir tratando de afrontar los pagos de alquileres, de expensas, de luz, de gas, de comida, etc. Y en este mundo es la política llevada a religión la que intenta dar una respuesta: trata de poner el Paraíso imaginario en ésta, nuestra vida real. El Libro Sagrado de esta religión lo conforman las promesas de campaña: ¨Habrá ciudadanos felices”, “No habrá deudas”, “Aquél que robó irá preso”, “Habrá una justicia justa”, “Habrá pobreza cero”, etc. Y comprar estas promesas equivale a tomar la Primera Comunión: acompañados por nuestros padres damos fe de un constructo mentiroso. Y luego sobreviene la Confirmación, el refrendar que seguimos creyendo en este engañoso discurso. ¿Por qué hacemos esto? Porque, así como no podemos vivir sin aire, tampoco podemos vivir sin ideales trascendentales, sin la idea de que la especie ...

Ver Más

Quién es Guido Sandleris, el nuevo presidente del BCRA

Reemplazó a Luis "Toto" Caputo. "El objetivo principal del Banco Central es reducir la inflación. Trabajaremos para recuperar la estabilidad y previsibilidad de precios", fue lo que prometió al asumir. Profesor, hincha de Boca y fanático de la NBA: Cómo piensa...

Ver Más

Banco Provincia triplica los súper adheridos a la promo de 50% de descuento

La entidad bancaria anunció la incorporación de nuevas cadenas de supermercados a la promoción para el próximo miércoles 26 de septiembre. El beneficio permite ahorros de hasta $1500 mensuales. El mes pasado, más de medio millón de personas aprovecharon la promo.

Ver Más

6 pros y 11 contras de optar por la dolarización plena de la economía

Larry Kudlow, reconocido como el principal asesor económico de la Casa Blanca, aseguró en una entrevista el último fin de semana a la cadena de noticias Fox News que "el Tesoro de Estados Unidos analiza la posibilidad de emplear un nuevo plan de convertibilidad de la moneda argentina", y que "la posibilidad de dolarizar la moneda argentina podría ser la clave para que la economía nacional pueda resurgir". Más allá de que la idea pueda resultar verosímil, por las severas y crecientes dificultades que enfrentan los gobernantes de turno en la Argentina para estabilizar la economía, excepto acudiendo a atajos, como el exceso de regulaciones, cepos, default, endeudamiento del sector público, pero por plazos cortos, no cabe duda de que un giro hacia la dolarización plena generaría inicialmente bajar la inflación, reducir al mínimo las tasas de interés y revertir las expectativas negativas, y, en caso de crisis, potenciar el desempleo. Muchos países han transitado en su historia procesos de alta inflación y ciclos de de depresión de la economía, pero pocos han adoptado un régimen como la convertibilidad, como se implementó en la Argentina en los 90, o la dolarización plena, como hoy mantienen muy pocos países: Panamá, El Salvador y Ecuador. Veamos las ventajas y los perjuicios de la pérdida de la soberanía monetaria.

Ver Más

El Ministerio de Economía de Japón diseñó una plataforma para el comercio en blockchain

La iniciativa busca optimizar la infraestructura para el intercambio de información entre operadores portuarios, bancos, compañías de seguros y empresas navieras.

Ver Más