Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Cuando llegue la hora de jubilarse

El hombre llega a los 65 años y tiene la posibilidad de retirarse del mercado laboral; sin embargo, son muchas las cuestiones a tener en cuenta antes de tomar cualquier decisión


El futuro siempre es incierto. Sin embargo hay cosas que están estipuladas y una de ellas es que el hombre a los 65 y la mujer a los 60 ya pueden retirarse del mercado laboral y reclamar su jubilación por tantos años de aportes. Sin embargo, tal decisión no es sencilla y sin dudas merece un análisis exhaustivo para llegar al momento lo más preparado y previsor que se pueda.


A continuación, planteamos algunos temas que están buenos para tener en mente.


Ahorrá todo lo que puedas

Si no formas parte de una AFP, ONP u otro tipo de aportaciones voluntarias, casi seguro que ese dinero será insuficiente. Por lo que la opciones son seguir trabajando o contar con ahorrar que sirvan de ayuda.


Dos siempre son mejor

Encaren el problema juntos. Si ya comparten gastos tomen este como otro en común para que las cuentas a fin de mes no ahoguen. Es la mejor recomendación de todas. En la unión está la fuerza.


No te asustes

La inversión siempre es una opción que puede resultar un alivio si resulta rentable. Si todavía estás a tiempo de tomar el riesgo, analizalo bien pero no te achiques. Es el momento de apostar para estar más tranquilo en los próximos años. Vivir al día siempre es más estresante.


Evaluá la hipoteca

Si para tener un negocio o tu casa propia tenés que pedir un crédito, tené las cuentas siempre en mente. Pensá que a futuro vas a tener que pagar determinado monto que tiene que formar parte de tu jubilación, por lo que una proyección de gastos es más que necesaria. No te embarques en ningún proyecto que después no puedas sostener.


Conectate con la gente más joven

No los saques del radar, porque mientras vos pensás que por ahora tienen mucho que aprender, en un futuro pueden tomar la rienda de varios de los sectores para los que trabajás en la actualidad y a futuro tener un buen vínculo puede darte buenas noticias.

Relacionadas

De paseador de perros a inversor

Él es inspirador. Su historia de superación conmueve y seguramente su espíritu emprendedor va a cambiar muchas vidas para mejor. Su libro le abre las puertas a cualquier persona, sin importar su situación social y económica, al mundo de las inversiones. Porque con simples hechos cotidianos uno puede cambiar su vida para siempre, solo depende de sí mismo y de convertir la reacción en acción. "De paseador de perros a inversor, una historia inspiradora de prosperidad integral", habla de finanzas personales, de educación financiera, algo que los argentinos -en su gran mayoría- no tenemos. Cambiar la conducta financiera para mejorar la economía personal y así expandir nuestros rendimientos a futuro es posible sólo a través de un cambio de conciencia. Pero cómo, cuándo y por qué se produce ese famoso clic. Para Javier Lion ese clic ocurre primero sí o sí en ...

Ver Más

¿Qué hacer con los ahorros en tiempos de cuadernos y volatilidad?

Son momentos para tomar decisiones muy importantes. No para ahora, sino para los próximos 20 años. Y son mucho más profundas que meras decisiones económicas. Hasta hace unos meses, el mercado compraba activos argentinos por la expectativa de cambios profundos. Quería ver la historia desde adentro. Pero ahora, los inversores empezaron no solo a dudar de nuestra capacidad de cambiar, sino de nuestra voluntad de cambio. Y transformaron esas expectativas en “ver primero si el cambio sucede y recién ahí invertir”. Por eso dolarizaron sus inversiones. O sea, perdimos la confianza de los mercados. Cambiaron su famoso “pago para ver” por “ver para pagar”. Voy utilizar un lindo cuento para ejemplificar mi percepción del mercado de hoy. Cuenta la historia que una psicóloga, en una sesión grupal, levantó un vaso con agua. Todo el mundo esperaba la pregunta: "¿Está medio lleno o medio vacío?". Sin embargo, ella preguntó "¿Cuánto pesa este vaso?" Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos. Pero la psicóloga respondió: "El peso absoluto no es importante. Depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un minuto, no es problema que pese 250 gramos. Si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo un día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado se vuelve".

Ver Más

Las inversiones no repuntan y en mayo crecieron sólo 0,5 por ciento

De acuerdo con un estudio privado, los números no resultan alentadores.

Ver Más

La metamorfosis del inversor

“Quienes invierten en la bolsa son millonarios o especialistas. El mercado es para muy pocos”. En esa frase podría simplificar la opinión del argentino promedio acerca del mercado de capitales. Ante la ignorancia, la idea adquiere un tono prohibitivo y, así, hablar de inversiones se vuelve un tema tabú. Entiendo y respeto perfectamente el punto. Décadas inflacionarias y con devaluaciones pulverizaron el ahorro nacional y acorralaron a quienes deseaban proteger su capital a dos únicas alternativas: consumir o dolarizarse. Como consecuencia, el camino inversor quedó severamente obstaculizado para individuos que, incluso con excedentes financieros, tienen un capital atrofiado que ni siquiera puede crecer al ritmo de la inflación. Y, como veremos inmediatamente, no siempre es por falta de oportunidades, sino que el desconocimiento y la desidia también son culpables. ¿Acaso existe una secuencia o camino para convertirse en inversor? La respuesta es afirmativa. Hay una serie de etapas que, gradualmente, acercan a cualquier argentino a poner un pie en la bolsa mucho más fácilmente de lo que se cree. A continuación, las fases que llevan al consumidor a erigirse como inversor.

Ver Más

Argentina mejoró su perfil como país en el que invertir

Sin embargo, aún hay varias cuestiones que mejorar para conseguir mejor valoración.

Ver Más

Cuando las tarifas suben, ¿cómo recortan gastos los argentinos?

Una encuesta revela las costumbres que se eliminan cuando aumentan los servicios.

Ver Más