Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

Déficit fiscal, la madre de todas las batallas

El Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne presentó recientemente los números de las cuentas públicas nacionales del mes de junio. De manera resumida, los números fiscales arrojaron los siguientes resultados:

Resultados mes de junio, y variación respecto al mismo mes del año pasado

Ingresos Totales: $ 161.650 millones (+24%)

Gasto Primario: $ 218.688 millones (+26%)

Déficit Primario: $ -57.039 millones (+30%)

Intereses: $ 34.813 millones (+22%)

Déficit Financiero: $ -91.852 millones (+27%)

Resultado acumulado a junio, y variación respecto a mismo periodo del año pasado

Ingresos Totales: $ 945.829 (+32%)

Gasto Primario: $ 1.090.116 (+31%)

Déficit Primario: $ -144.286 (28%)

Intereses: $ 111.261 (70%)

Déficit Financiero: $ -255.547 (43%)

Analizando los números del semestre respecto al PBI el rojo primario fue de 1,5%, cuando para esta altura del año estaba presupuestado un rojo de 2% sobre PBI (unos $ 195.000 millones). Con estos números sobre la mesa, el ministro se permitió ser optimista: “La meta del año será cumplida”.

A pesar de esta lectura, que desde la consultora también compartimos, la situación sigue siendo todavía sumamente delicada. Si en lugar de analizar el resultado primario y el financiero sobre PBI lo hiciéramos con respecto a los ingresos que el Estado nacional obtiene, como si fuese una empresa, los números reflejan un escenario todavía muy preocupante.

Con esta metodología, la dinámica del resultado primario se está asimilando a lo ocurrido el año pasado. Acumulados seis meses, el Estado gastó 115,30 pesos por cada 100 de ingresos que obtuvo (el -15,3% observado). Esto implica que hasta el momento el comportamiento del déficit primario sigue sin revertir significativamente la dinámica.

Por otro lado, realizando el mismo ejercicio, pero respecto al resultado financiero (teniendo en cuenta el pago de intereses), el resultado es sensiblemente más desfavorable. Con los números cerrados de junio, el Estado gasto en el semestre un 27% más que los ingresos que obtuvo. En términos empresariales y para decirlo bien simple, de cada $ 100 que ingresaron en el semestre, el Estado tuvo egresos totales por $ 127. Y lo más preocupante, como siempre decimos, no es el número, sino la dinámica, que sigue mostrando que todavía se está haciendo muy difícil revertir esta situación.

Brigada Antibombas

Bien es sabido que el gobierno ha optado por un programa gradual de reducción del déficit fiscal. Es muy relevante poner en contexto histórico dicho escenario, ya que la magnitud del desequilibrio fiscal argentino es desconocido por la gran mayoría, pero tiene consecuencias muy importantes en la vida cotidiana de todos los argentinos.

El Kirchnerismo inició su mandato en el 2003 con un superávit financiero de 2,1% sobre PBI y entregó el gobierno a Cambiemos con más de 7% de déficit. El gráfico habla por si solo y se podría escribir un libro entero al respecto, pero hay que mencionar dos problemas adicionales muy relevantes: el tamaño y su eficiencia.

Por un lado, el peso del Estado consolidado en la economía se incrementó en ese periodo desde casi 30% sobre PBI hasta más del 45%. Este incremento desmedido vino acompañado de una fuerte suba de la presión impositiva que hoy hace muy difícil encontrar rentabilidad en la economía argentina.

En segundo lugar, y para peor, todo este proceso fue acompañado de un notable deterioro de los servicios y las prestaciones públicas. Esto, sumado a todo el entramado de subsidios económicos y sociales, no logró mejorar el entramado social dejando un sector importante de la sociedad con mucha vulnerabilidad económica y social, y muy dependientes del Estado.

Esta realidad es justamente la que lleva al gobierno a realizar un ajuste fiscal muy cuidado, que a veces no logra disminuir el gasto en la medida que sería deseable pero sí produce un cambio en la composición. Al mismo tiempo que se ahorra en subsidios económicos (en el primer semestre cayeron un 5% interanual), se aumenta el gasto en prestaciones sociales y jubilaciones. Estos dos rubros, vitales para sostener al segmento de la sociedad más vulnerable en un contexto de cambio que puede tener consecuencias indeseadas, crecen de forma interanual muy por encima de la inflación, alrededor del 40% en los primeros seis meses del año.

La llave para la verdadera transformación económica y la salida de la decadencia argentina requiere que el gobierno pueda desactivar esta bomba fiscal con mucha prudencia y el timing correcto. El límite entre esta corrección necesaria para el crecimiento de largo plazo y la paz social de corto plazo es demasiado fino.

Relacionadas

¿Cómo afecta el "déficit cero" a la actividad económica?

Aún con el acuerdo con el FMI, pero sin el presupuesto aprobado, aún no tenemos claro dónde estamos y hacia dónde vamos. Claramente la economía argentina tiene enormes dificultades para crecer. Una propuesta de solución es lograr el déficit cero. 

Ver Más

Argentina subió al quinto lugar en el ranking de inflación mundial

Tras la violenta devaluación del peso y su consiguiente impacto sobre los índices de precios, la Argentina se ubicaría a fin de año entre los cinco países con más alta inflación del mundo, según resulta de una elaboración de ámbito.com en base a las proyecciones contenidas en el último informe Perspectiva Económica Mundial del Fondo Monetario Internacional. El FMI estima que la suba del costo de vida en el país llegará a 40% a fin de año, una cifra inferior al consenso de los economistas que espera una variación del orden del 45%. De todas formas, de confirmarse la cifra pronosticada por el Fondo, la Argentina ocuparía el quinto lugar en el ranking mundial de inflación, escalando tres posiciones respecto del anterior informe del organismo multilateral (correspondiente a abril último) cuando, con una inflación estimada en torno del 20%, la economía argentina se ubicaba en el octavo lugar. Sólo 17 países, sobre un total de unos 190, registran una inflación anual de dos dígitos. 

Ver Más

¿Es posible una nueva política monetaria y cambiaria?

¿Que cambie el presidente del Banco Central (BCRA) implica que se modifican la política monetaria y cambiaria? La reforma de la Carta Orgánica en 2012 agregó varias responsabilidades a la ya difícil tarea de proteger el valor de la moneda y la salud del sistema financiero. Lamentablemente no agregó nuevos instrumentos, por lo cual lo que el presidente del BCRA puede hacer es limitado.

Es extremadamente difícil mantener un cierto equilibrio entre nivel de reservas, tipo de cambio, tasa de interés y regulación del sistema financiero. Esta complejidad nos debe hacer definir: ¿es imprescindible establecer un objetivo como prioritario y los demás se subordinan a ese? ¿O se va intentando tener alternativamente distintos objetivos sin privilegiar a ninguno? ¿Cómo dar previsibilidad a algunas variables sin generar una "timba"?

Ver Más

Vivir sin aire...

Hoy sufrimos pensando en cómo vivir sin aire, cómo vivir tratando de afrontar los pagos de alquileres, de expensas, de luz, de gas, de comida, etc. Y en este mundo es la política llevada a religión la que intenta dar una respuesta: trata de poner el Paraíso imaginario en ésta, nuestra vida real. El Libro Sagrado de esta religión lo conforman las promesas de campaña: ¨Habrá ciudadanos felices”, “No habrá deudas”, “Aquél que robó irá preso”, “Habrá una justicia justa”, “Habrá pobreza cero”, etc. Y comprar estas promesas equivale a tomar la Primera Comunión: acompañados por nuestros padres damos fe de un constructo mentiroso. Y luego sobreviene la Confirmación, el refrendar que seguimos creyendo en este engañoso discurso. ¿Por qué hacemos esto? Porque, así como no podemos vivir sin aire, tampoco podemos vivir sin ideales trascendentales, sin la idea de que la especie ...

Ver Más

Cuarto descenso de la actividad económica: cayó 2,7% en julio

La devaluación y la sequía siguen dando sus coletazos en el agro, en la industria y en el comercio. Este es el cuarto mes en el que el dato del EMAE arroja un número negativo, lo que ya muestra las primeras señales de un enfriamiento de la economía.


Ver Más

Nicolás Dujovne desmintió en Diputados que el Gobierno analice dolarizar la economía

El ministro de Economía presentó la iniciativa en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja. Negó también una reestructuración de la deuda: "No habrá otro default". Hubo polémica por la demora en la llegada del funcionario al Parlamento.  

Ver Más