Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Desde que el kirchnerismo ascendió al poder, los argentinos gastan un 35% más de energía

El consumo de energía, el cambio climático y el deterioro del medio ambiente están desde hace años en la agenda política internacional porque significan una gran amenaza para el hombre y reflejan la necesidad inmediata de que mandatarios alrededor del mundo entero tomen cartas en el asunto.


En este marco, entre los años 2000 y 2013, el consumo de energía por habitante en la Argentina creció un 35 por ciento, es decir un 16 por ciento más que la media del grupo de países de ingresos medios.


Estos datos se desprenden del informe divulgado por la consultora KPMG "Crecimiento y Uso Eficiente de la Energía. Diagnóstico y Oportunidades para la Argentina", en el que se asegura que es necesario "un uso más eficiente de la energía" por la "proporción significativa" de la importaciones en la materia. Además, el trabajo indica: "A partir de 2011 la demanda de energía ha venido superando a la producción local y el déficit per cápita alcanzó en 2013 un valor tres veces mayor a los máximos observados en la década del 80". 


Los números del Gobierno también demuestran esta tendencia. En 2013, se registró un gasto récord en compras al exterior por 13.000 millones de dólares. En paralelo, la producción nacionalde gas natural y petróleo cayó 4,4 y 1,7%, respectivamente. Es cierto que en la actualidad las importaciones de energía registraron una caída importante, pero en realidad la merma se debe a los menores precios internacionales del barril de crudo.


El incremento de la demanda puede encontrar uno de susorígenes en la política de congelamiento de precios al consumidor final impulsada por el gobierno kirchnerista a partir de la cual se intenta sostener números que no reflejan la realidad pero que resultan accesibles y reforzadores del discurso oficial.


Sin embargo, el relevamiento de KPMG asegura que desde el Gobierno ya están al tanto y dispuestos a tomar cartas en el asunto: "A raíz de esta deficiencia y de las importaciones que se deben hacer, el país adoptó decisiones que buscan contrarrestar el problema y recuperar el autoabastecimiento", en referencia alacuerdo para explotar el yacimiento no convencional Vaca Muerta y a la sanción de una nueva Ley de Hidrocarburos, dos cuestiones que también resultan polémicas.