Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

El costo de no tener educación financiera

Por Nicolás Roset

La Argentina es un país con un déficit en materia educativa-financiera. Esto se traduce en un público inversor reticente a invertir sus ahorros y a una pérdida de poder adquisitivo constante debido a su falta de inteligencia financiera para tomar mejores decisiones. El país no tiene desarrollado actualmente este mercado. Otros países como Colombia destinan un 5% de su industria fintech a la educación financiera; Chile 7%, México 4%. Esto es la base de todo desarrollo del mercado financiero local. 

Solo 3 de cada 10 argentinos tiene conocimientos en la materia, según la última Encuesta Global de Educación Financiera de S&P (2016). 

Las investigaciones del Banco Mundial sostienen que las políticas de inclusión financiera pueden contribuir a mejorar la calidad de vida de las mujeres de los sectores más postergados; subir el consumo y las inversiones productivas; elevar los ingresos y la productividad, e incrementar los gastos en salud preventiva. En las sociedades actuales, los ciudadanos deben tomar decisiones financieras casi a diario, y en algunos casos -incluso- pueden llegar a tener cierta complejidad debido a los avances de las nuevas tecnologías. Por eso es fundamental que el sistema formal de educación les provea las herramientas necesarias para que, llegado el momento, puedan adoptar las decisiones más adecuadas en materia financiera. 

El mercado de capitales argentino representa el 8,5% del PBI. Hay que tener en cuenta que el promedio de América Latina es por arriba del 20%. En el 2011, el sector bursátil medido en dólares supo representar 7,36% del PBI, para caer a un mínimo de 5,12% en 2012 y recuperarse hasta el nivel actual. En cuanto a la evolución de la bolsa local, el índice Merval subió un 30% en los últimos 2 años. Por detrás lo siguen el IPSA de Chile con 17%, el Bovespa de Brasil con 14% y por último el Mexbol asteca con 8 por ciento. 

Esto da una magnitud de la gran rentabilidad que deja la bolsa en Argentina, en relación a otros países latinoamericanos. ¿Pero cómo es posible generar incentivos en la población cuando el mayor atractivo de los Argentinos es el dólar y los ladrillo?. Desde 1981 al 2016 si una persona invertía en dólares hubiese alcanzado un retorno real del 72% y peor aún si solo hubiera invertido en un plazo fijo dicha ganancia apenar sería del 1,4%. Esto da cuenta de la necesidad que tenemos los argentinos de estar informados en materia financiera y tener una capacitación continua. En país volátil como la Argentina, estar atados a instrumentos financieros tradicionales no nos garantiza el éxito económico.

* Estudiante Avanzado Economía (UBA) y candidato Coach Ontológico Profesional.

Relacionadas

Más allá de la codicia y el miedo

Más allá de la codicia y el miedo, es el título de un libro de Hersh Shefrin que describe el proceso en la toma de decisiones de un inversor. Este nos ayuda a comprender como los mercados se debaten entre el miedo y la codicia, entre el pánico o la avaricia.

Parto del principio que los mercados no se mueven por lo que pasa, sino por las expectativas previas que los inversores tenían de lo que podía pasar. Si se desilusionan con un balance, con un numero de empleo o fiscal o con un resultado político, las bajas son mucho más grandes e irracionales que lo que indican los propios fundamentos y viceversa si los datos son favorables ante una grata sorpresa. En concreto si una empresa presenta un balance donde gana 10% menos de lo que pensaba ganar, la acción puede caer 30% o si ganan un 10% más de lo que se pensaba puede subir un 30%.

Saben porque, porque el mercado negocia confianza y expectativas. Cuando perdes alguna de ellas no hay discurso, anuncio o promesa que puede restituirla de golpe.

Ver Más

¡Terminemos con la timba financiera! ¿Por qué esta afirmación es errónea?

1- Lo que oímos. "El mercado de capitales representa la timba financiera". "Necesitamos cambiar la ganancia fácil de la timba financiera". "Hay que pasar de un modelo financiero a uno productivo". Son frases que se han escuchado recurrentemente en las campañas políticas y desde diversos sectores durante varios años. Ya que nosotros somos el electorado y estamos en pleno período de decisiones, vale la pena preguntarnos si estas afirmaciones son o no ciertas. 2- Definición. Según su definición formal, la palabra "timba" es una partida de juego de azar, e improbablemente la suerte va de la mano de las finanzas. A modo de ejemplo: si en la ruleta todos los participantes eligen apostar al color rojo y un solo participante al color negro, la influencia que tienen sus decisiones sobre el resultado del juego será nula. En las finanzas, si hay mayor demanda por determinado activo y todos deciden comprarlo, habrá un efecto directo sobre el precio. A partir ...

Ver Más

Las reformas que demandan los inversores argentinos al próximo Gobierno

Una encuesta realizada por la consultora Inversor Global muestra que priorizan una baja de gasto público para generar competitividad

Ver Más

De paseador de perros a inversor

Él es inspirador. Su historia de superación conmueve y seguramente su espíritu emprendedor va a cambiar muchas vidas para mejor. Su libro le abre las puertas a cualquier persona, sin importar su situación social y económica, al mundo de las inversiones. Porque con simples hechos cotidianos uno puede cambiar su vida para siempre, solo depende de sí mismo y de convertir la reacción en acción. "De paseador de perros a inversor, una historia inspiradora de prosperidad integral", habla de finanzas personales, de educación financiera, algo que los argentinos -en su gran mayoría- no tenemos. Cambiar la conducta financiera para mejorar la economía personal y así expandir nuestros rendimientos a futuro es posible sólo a través de un cambio de conciencia. Pero cómo, cuándo y por qué se produce ese famoso clic. Para Javier Lion ese clic ocurre primero sí o sí en ...

Ver Más

GPS financiero: si nos ayuda el FMI ¿por qué baja el mercado?

El segundo arreglo con el FMI tiene dos ventajas. La primera es que tacha la palabra “precautorio”, nos adelantan el dinero que necesitamos hasta el 2019. La segunda es que antes nos daban el dinero a cuentagotas si cumplíamos algunas metas difíciles. Ahora, primero viene el dinero y luego hay que demostrar que hicimos bien las cosas. Traduciendo, ahora es el Estado Nacional quien maneja el dinero, antes era el FMI con condiciones. Esto blinda la situación financiera argentina y el país no depende del mercado para refinanciar sus deudas, dato súper tranquilizante en un momento muy difícil del contexto internacional. Sin embargo, nuestro riesgo país no baja. A pesar de todo lo expuesto, la tasa de interés que tiene un bono argentino es altísima. Se podría decir que ganamos solvencia, pero no credibilidad. El tipo de cambio se estabilizó este mes. Es alto pero estable. Hasta hace solo un par de meses la demanda de dólares de los importadores era de promedio 150 millones de dólares diarios, hoy no llega a los 15 millones. También, un par de meses atrás, la demanda de dólares de los ahorristas era de 250 millones diarios, ahora las personas que no llegan a fin de mes casi superan la cantidad de los que pueden ahorrar. Esto demuestra que la recesión empieza a pegar fuerte y que no hay muchos pesos en la calle.

Ver Más

Atendamos al Riesgo-País para no tener un "País Riesgoso"

Esta nota intenta ser constructiva, entendiendo que en este avión viajamos todos. No importa que estés en primera, business o turista, cuando se mueve se mueve para todos. También entiendo que hay ciertos terroristas en este viaje que su objetivo es, precisamente, provocar terror para beneficiar sus objetivos ideológicos. "El constante mar revuelto para sus beneficios personales y electorales". Acá necesitamos de todos. No es momento de paros, de declaraciones agraviantes. Ya llegarán las elecciones para manifestarse. 

Partimos de la subestimación de las variables macro y la sobrestimación y soberbia en el ejecutivo, pero también agregaría la inmadurez en el sistema político en general, que solo piensa en la próxima elección a modo de salvarse ellos a costa de sus representados. La evaluación del diagnóstico es clara: nuestra economía ya no es bimonetaria, la gente no quiere pesos y solo pensamos en dólares. Entendido esto, nos encontramos con la falta de ingreso genuino de dólares (desbalance en la balanza de pagos), por la sequía, por la falta de productividad y competitividad reemplazamos ese ingreso necesario por endeudamiento y éste sencillamente se cortó. El mercado terminó ajustando en manera drástica ese desequilibrio y con una fuerte devaluación está corrigiendo esos desbalances, en forma desprolija y con un costo político enorme. Pero mirando a seis meses, con este tipo de ...

Ver Más

Columnista