Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

El día que Mauricio Macri me tildó de "alarmista"

El jueves pasado me invitaron a disertar en el encuentro de las J6, la versión joven del Grupo de los Seis (también conocido como G6), el espacio que agrupa a los titulares de la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara Argentina de Construcción (Camarco), la Cámara Argentina del Comercio (CAC), la Sociedad Rural Argentina, la Bolsa de Comercio y la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (ADEBA). El J6 está compuesto por las camadas jóvenes de la gremial empresaria que empujan para ir ganando espacios en cada una de ellas.

El encuentro, realizado en el Museo de Bellas Artes bajo el lema “Proyecto Integración” y el objetivo de abordar los principales desafíos del país, tuvo un condimento especial: la apertura del Presidente, Mauricio Macri, quien tomó la palabra y se dirigió a los presentes con frases como: “Necesitamos agregar valor a nuestras materias primas”, “ustedes deben tener buenas ideas y constancia para transformarle la vida a miles de argentinos” y en una parte de su discurso, y haciendo referencia al futuro del empleo, me mencionó y me tildó de ¨rupturista y alarmista¨. ¿Tan apocalípticos son mis postulados? 


En las últimas décadas, han sido tantos y tan variados los cambios tecnológicos y sus implicancias socioculturales, que resulta fundamental repensar y analizar las consecuencias económicas y políticas que están teniendo en nuestras vidas laborales y las superestructuras de gran escala que están afectando.

Actualmente es posible observar cómo diferentes sectores económicos se encuentran en crisis, ya que sus modelos de negocio se han tornado obsoletos, no habiendo podido adaptarse al nuevo ciclo tecnológico y social. La sociedad busca apropiarse de las nuevas tecnologías, interactuar con sus capacidades transformadoras.

Se debe considerar la tecnología críticamente, entendiendo tanto sus alcances como sus limitaciones. No todas las nuevas tecnologías tendrán un impacto de tal magnitud que lleguen a alterar la sociedad, aunque quizá sí lleguen a alterar el status quo o a modificar ciertos modos de vida. 

La economía actual se caracteriza por fuertes innovaciones digitales e inversiones, así como la ampliación tecnológica de la producción, los mercados, la base geográfica y una creciente demanda de servicios y bienes basados intensivamente en el conocimiento. Por eso podemos hablar de una economía que tiene como base el conocimiento, como forma de desarrollo de la economía mundial.

Otro elemento a tener en cuenta a la hora de observar empíricamente los países que presentan economías del conocimiento, es la existencia de ambientes competitivos, que estimulan los procesos productivos y de innovación. La educación se constituye así como una piedra angular para las economías del conocimiento, influyendo tanto en la oferta como en la demanda de procesos de innovación, debido a que quien estará en una posición más favorable para adoptar, transformar y crear tecnología, será una fuerza empresarial y laboral bien capacitada. 

En dicha interacción está la clave del triunfo de las políticas mencionadas. El compromiso de los diferentes sectores se vuelve una condición medular para las economías basadas en el conocimiento. Se generan mecanismos de cohesión y cultura, basados en la confianza en el país y en los individuos, de manera tal que muchos se sienten parte del desarrollo económico y ven la necesidad de la educación como algo fundamental para el progreso social e individual.  

Partes no despreciables de los PBI de estas economías basadas en el conocimiento se destina al desarrollo y la investigación. Así, en una política definida, la voluntad de propiciar la expansión del capital humano cumple sus objetivos llegando a producir innovaciones y crecimiento tecnológico. Se trata de hacer buen uso de las tecnologías, más que de la producción de las mismas; lo determinante en última instancia para el desarrollo económico es el correcto manejo de las innovaciones, que a la vez son un producto de procesos complejos de creación de conocimiento; tal es el caso del uso de Internet, por ejemplo. 

Por todo esto, en parte, es fundamental discutir y tener presente los presupuestos en Ciencia y Tecnología. Puedo ser un poco alarmista, pero alguien tiene que serlo.

Relacionadas

Ni las nuevas tecnologías ni un sector en particular: la clave de la innovación está en las personas

Un estudio realizado por Great Place to Work a más de 57.447 empleados pertenecientes a 60 empresas reveló que el factor humano es imprescindible para innovar y hacer una diferencia con respecto a la competencia. Los resultados


Ver Más

Cómo atraer y retener al mejor talento en tiempos modernos

Durante las últimas dos décadas, el lugar de trabajo ha evolucionado para priorizar el trabajo en equipo. Aunque no es una tarea fácil de realizar, ya que la fuerza laboral actual incluye hoy muy diversas generaciones de empleados: los baby boomers (1945-1963), la generación X (1963-1980), millennials (1981-1995), y la generación Z (nacida después de 1995). Cada generación tiene diferentes valores, diferentes formas de comunicación y diferentes formas de sentirse motivado. Los Gen X se quejan de que los millennials no están comprometidos, los millennials se quejan de que los Gen Xers no son apasionados y trabajan demasiado duro por alguien que ni conocen, los Baby Boomers quieren llamar a los Gen Z por teléfono y ellos quieren responder con un emoji.

Ver Más

La fuerza de las Pymes argentinas

Las Pymes son las grandes generadoras de empleo y recaudación impositiva en cualquier sociedad. Por ello, todos los países toman medidas para que los emprendimientos que surgen en sus territorios germinen sin sobresaltos, prosperen y sean sustentables, para que puedan cumplir el irremplazable rol que les cabe en el desarrollo y la creación de riqueza. 

Ver Más

Nuevas tendencias en el desarrollo de talento

Los cambios en las tecnologías, en las necesidades de los clientes y en la diversidad y movilidad de la fuerza laboral están haciendo que las empresas se encuentren con una fuerte necesidad de re-entrenamiento de su personal.

Las tecnologías disruptivas, como la digitalización, la automatización y la inteligencia artificial, se combinan con las fuerzas demográficas para continuar transformando el trabajo, cómo se hace y quién lo hace. En una encuesta realizada por McKinsey 60 por ciento de los ejecutivos entrevistados espera que la mitad de sus empleados sea re-capacitado, o upskilled en los próximos 5 años. El 28 por ciento espera que más de la mitad requieran capacitación o incluso deban ser reemplazados. Y más de la tercera parte de los entrevistados afirmaron que no están preparados para entrenar a tanta gente al ritmo actual...

Ver Más

Es fundamental diseñar oportunidades para el desarrollo de los industriales

Es sabido que las crisis condicionan la competitividad de las empresas, sea cual fuere su tamaño. Pero, tratándose de Pymes, el contexto actual es aún más complejo para ellas. La imposibilidad de acceder al financiamiento, los elevados costos de producción y de mano de obra combinados con la inflación y la baja del consumo produjeron un preocupante estancamiento de nuestro sector. 

Comenzar a diseñar oportunidades y buscar herramientas para activar el desarrollo de los pequeños y medianos industriales es fundamental. Porque, de lo contrario, este estancamiento generará un círculo vicioso difícil de controlar...

Ver Más

Quiénes son los millennials innovadores que podrían cambiar el mundo en las próximas décadas

MIT Technology Review es una prestigiosa revista que pertenece al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desde 1999, reconoce a jóvenes innovadores, menores de 35 años, a través de listas anuales. El objetivo es destacar a quienes desarrollan nuevas tecnologías o las aplican de forma creativa para resolver problemas.

En 20 años, la publicación ha distinguido, por ejemplo, a Larry Page y Sergey Brin (creadores del buscador Google), Mark Zuckerberg (Facebook) y Jonathan Ive (jefe de diseño de Apple, clave en su historia, quien recientemente se retiró de la compañía).

Ver Más

Columnista