Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

El doble de deuda que de reservas

La deuda del Tesoro nacional con el BCRA se incrementa cada día. Según datos del 7 de julio, ya es de unos $552.678 millones, $349.328 en letras intransferibles y $203.350 por adelantos transitorios. Este total significa más del doble de las reservas internacionales, que según datos de la misma fecha, son de $240.479 millones. Este número es el resultado de la multiplicación de los activos en divisas, u$s29.537,4 millones, por $8,1415.

La deuda total del Gobierno con el Banco Central, representa el 63,7% del activo total de la entidad presidida por Juan Carlos Fábrega. Más de la mitad del activo son pagarés no negociables en el mercado secundario, motivo por el cual, no pueden desprenderse de ellos ni transformarlos en algún tipo de divisa.

Esta tendencia del Banco Central de concentrar su política en el financiamiento del Tesoro nacional se denomina “dominancia fiscal”. A partir de la reforma de la Carta Orgánica del BCRA, en 2012, esta práctica se institucionalizó ya que se incrementó el límite de adelantos transitorios que la entidad le otorga al Gobierno y caducó el requisito de respaldo en reservas del 100% de la base monetaria.

La deuda del Tesoro representa el 13,8% del Producto Bruto Interno, que se encuentra en 4 billones de pesos aproximadamente. La consultora Economía & Regiones expresó que “cuando el Tesoro necesita financiar gasto corriente en pesos, el Banco Central imprime billetes que entrega al Tesoro a cambio de una promesa de pago denominada ‘adelantos transitorios’”. Y agrega que “cuando Hacienda requiere financiar el vencimiento de bonos en moneda extranjera, la entidad bancaria intercambia reservas liquidas en divisas por compromisos de pago llamados ‘letras intransferibles’”.

Todos estos números influyen permanentemente en las cuentas públicas. El superávit entre enero y mayo fue de $2.489 millones, mientras que durante el mismo período de 2013 fue de $4.571 millones. Sin embargo, el excedente de 2014 fue sustentado por las “Rentas de la Propiedad” que generaron ingresos por $27.136,9 millones entre enero y mayo. No obstante, al contabilizar el pago de obligaciones, el superávit se transforma en déficit financiero de $20.614,7 millones.

Estos números no tienen precedente desde la hiperinflación de fines de la década del 80 y supera el contexto crítico de la convertibilidad y el rojo fiscal de 2002. La gran diferencia es que, en ese momento, la deuda del Tesoro estaba contraída en el exterior, mientras que hoy en día se encuentra en pesos y dentro del Estado. 

​Los números fiscales empeoran durante el 2014. El 2013 cerró con un rojo primario de $22.469 millones y financiero de 64.477,5 millones, lo que significó un 2,2% del PBI. En 2012, el déficit se ubicaba en $4.374,9 millones y $55.563 millones respectivamente, es decir un 2,6% del PBI. Se prevé que el presente año termine con rojos aún más marcados, con estimaciones de que puede ser el tercer ejercicio consecutivo con déficit presupuestario y el sexto con rojo financiero.

Relacionadas

¿Es posible una nueva política monetaria y cambiaria?

¿Que cambie el presidente del Banco Central (BCRA) implica que se modifican la política monetaria y cambiaria? La reforma de la Carta Orgánica en 2012 agregó varias responsabilidades a la ya difícil tarea de proteger el valor de la moneda y la salud del sistema financiero. Lamentablemente no agregó nuevos instrumentos, por lo cual lo que el presidente del BCRA puede hacer es limitado.

Es extremadamente difícil mantener un cierto equilibrio entre nivel de reservas, tipo de cambio, tasa de interés y regulación del sistema financiero. Esta complejidad nos debe hacer definir: ¿es imprescindible establecer un objetivo como prioritario y los demás se subordinan a ese? ¿O se va intentando tener alternativamente distintos objetivos sin privilegiar a ninguno? ¿Cómo dar previsibilidad a algunas variables sin generar una "timba"?

Ver Más

Quién es Guido Sandleris, el nuevo presidente del BCRA

Reemplazó a Luis "Toto" Caputo. "El objetivo principal del Banco Central es reducir la inflación. Trabajaremos para recuperar la estabilidad y previsibilidad de precios", fue lo que prometió al asumir. Profesor, hincha de Boca y fanático de la NBA: Cómo piensa...

Ver Más

Pago en cuota con tarjetas de créditos: podría haber hasta un 120% de interés

En medio de la crisis cambiaria, el Banco Central de la República Argentina dispuso una suba en la tasa de referencia que impacta directamente en el costo financiero total de las compras con crédito.

Ver Más

¿Qué falló y qué podemos mejorar?

Los resultados abreviados del experimento monetarista por sí solos. La idea de esta nota es tratar de entender porqué fracasó el experimento de política económica llevado adelante por la cúpula del BCRA recientemente descabezada. No se pretende hacer leña del árbol caído porque desde los primeros meses alertamos que era un árbol muy mal implantado. La idea es contribuir a no repetir errores y evitar, en diez años, estar chocando con la misma piedra.

Los resultados abreviados del experimento monetarista por sí solos.

-Una devaluación del dólar cercana al 200%.

-Un esquema de metas de inflación que se cambió cuatro veces en dos años y finalmente debió ser abandonado.

-La desregulación cambiaria y de flujos de capitales que nos priva de un instrumento regulatorio crucial y generó una masa especulativa en el mercado de capitales (MAE). De esa masa especulativa de corto pazo partió la corrida “inesperada” de mayo.

-Potenciar el carry-trade para “alquilar” caro la suba de reservas; entre otras cosas.

Ver Más

Las claves para entender el problema de fondo en el BCRA

La renuncia de Federico Sturzenegger volvió a poner en el centro de la escena el rol del presidente del Banco Central a la hora de gestionar la política monetaria. A partir de los cambios en la calle Reconquista, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) se propuso analizar el comportamiento de la inflación y el dólar en los últimos 15 años y su influencia en las gestiones de los presidentes de la entidad. 

De acuerdo al relevamiento, en los últimos 186 meses la Argentina acumuló una inflación de 1.848% y una variación del tipo de cambio de 672 por ciento. En promedio, la inflación mensual de todo el periodo fue de 1,61% (21% anual) y la suba mensual del dólar del 1,10% (14% anual).

Ver Más

Subió la expectativa de inflación para 2018

La proyección este año subió en marzo hasta el 20,3%, con un incremento de 0,4 punto porcentual respecto a febrero pasado, según el REM que realiza el BCAR en base a las previsiones de consultoras y centros de investigación locales y extranjeros.

Ver Más