Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

El mundo se cambia de a metro cuadrado

Por Carina Onorato


Ya pasaron los años de adolescencia utópica, de sueños revolucionarios y grandes gestas pergeñadas mientras fumábamos a escondidas en el baño del colegio. Casi sin darnos cuenta, el devenir de la vida -tan maravillosamente único como aterradoramente finito- nos enfrenta de pronto con el espejo. Mirarnos. Las primeras canas, las incipientes arrugas, las cicatrices vitales, los amores construidos, los dolores y las risas. Todo ahí, frente a nuestros ojos. El pasado rodando en cámara rápida, el presente vertiginoso, lleno de riesgos y de saltos al vacío; el futuro debe ser mejor. Siempre. Sólo es posible evolucionar. La evolución es siempre un paso hacia adelante. 

Entonces caemos en la cuenta de que el sueño por un mundo mejor cambió. Mutó, y ¡qué bueno que lo hizo! Aquel sueño de un mundo mejor se convirtió en el proyecto de un mundo mejor. Ese que impone una sola premisa: la que establece como única acción posible hacer nuestro mayor esfuerzo para incidir en nuestro espacio vital. Intervenir en nuestro metro cuadrado para lograr cambiar el mundo. De algún modo... ¿utópico? Quizás. Una utopía consciente de nuestras propias limitaciones y a medida de lo plausible, mucho menos ideal, mucho más realizable. 

Hacer lo que elegimos -a veces, muchas- hacer tan solo lo que podemos poniéndole nuestro mayor compromiso es la única garantía para cargar de sentido este viaje. 

Los modelos inspiracionales, protagonistas de los junk books de supermercado, que -reconozcámoslo- se venden lo suficiente como para sostener el peso de toda la industria editorial del momento, han pasado a ocupar espacios en otras épocas liderados por referentes políticos de románticos sueños igualitarios. 


Los modelos de triunfo inmediato, de felicidad express, de emprendedores de garaje vueltos líderes de mega empresas diseñadas en 2 o 3 meses, están a la orden del día. Sin olvidar aquellos -ya añejos- jóvenes brillantes que nos enseñan a generar nuevas e innovadoras  ideas con el mismo ejemplo desde hace más o menos una década. O dos. 

Todos escuchamos en alguna ocasión, a veces con asombro y otras con verdadero estupor, que en este país no es emprendedor el que no quiere. Y, más allá del rechazo inmediato que eso nos pueda producir por la incapacidad de empatizar con el menos afortunado que demuestra el portavoz del momento, si lo pensamos mejor, quizás nos sirva de puntapié para alguna reflexión. 

No, no todos tenemos la obligación de ser emprendedores, no todos tenemos siquiera la oportunidad, si lo establecemos como meta, como un aspiracional de dinero o poder. Ni aún como una herramienta para mejorar nuestra calidad de vida. Lo que sí podríamos pensar es en el ser emprendedor como actitud, como búsqueda de nuestra mejor versión para influir de manera positiva en nuestro metro cuadrado de mundo.  

Sabemos, más allá de nuestra resistencia a reconocerlo en voz alta, que los milagros no existen a menos que se los construyan. Y que sólo es posible construir junto a otras, a otros, sosteniéndonos mutuamente. Empujándonos -cual viento de cola- en las subidas, y esperándonos cuando el cansancio nos aminore la marcha. 

Tuve la inigualable fortuna de compartir casi 20 años de mi vida con un emprendedor de esencia, de los que no declaman, de los que ejecutan. De aquellos capaces de dejar huella. Todos los que habitamos en su metro cuadrado aprendimos de su ejemplo. La pasión por hacer, la empatía por el otro y la alegría por vivir y construir junto a los demás, nos enseñó dónde poner el acento. Nos mostró que la utopía es posible, porque -al fin y al cabo- el único objetivo de  un viaje -como dice Saramago- es que sea el inicio de otro.

Relacionadas

Cómo atraer y retener al mejor talento en tiempos modernos

Durante las últimas dos décadas, el lugar de trabajo ha evolucionado para priorizar el trabajo en equipo. Aunque no es una tarea fácil de realizar, ya que la fuerza laboral actual incluye hoy muy diversas generaciones de empleados: los baby boomers (1945-1963), la generación X (1963-1980), millennials (1981-1995), y la generación Z (nacida después de 1995). Cada generación tiene diferentes valores, diferentes formas de comunicación y diferentes formas de sentirse motivado. Los Gen X se quejan de que los millennials no están comprometidos, los millennials se quejan de que los Gen Xers no son apasionados y trabajan demasiado duro por alguien que ni conocen, los Baby Boomers quieren llamar a los Gen Z por teléfono y ellos quieren responder con un emoji.

Ver Más

Quiénes son los millennials innovadores que podrían cambiar el mundo en las próximas décadas

MIT Technology Review es una prestigiosa revista que pertenece al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desde 1999, reconoce a jóvenes innovadores, menores de 35 años, a través de listas anuales. El objetivo es destacar a quienes desarrollan nuevas tecnologías o las aplican de forma creativa para resolver problemas.

En 20 años, la publicación ha distinguido, por ejemplo, a Larry Page y Sergey Brin (creadores del buscador Google), Mark Zuckerberg (Facebook) y Jonathan Ive (jefe de diseño de Apple, clave en su historia, quien recientemente se retiró de la compañía).

Ver Más

5 claves para ser más feliz en su trabajo

No importa cuánto le apasione su negocio, el estrés, las largas jornadas y las preocupaciones pueden dejarle una sensación de infelicidad. "Pasamos demasiado tiempo en el trabajo como para no estar felices en él", dice Beth Thomas, autora de "Powered by Happy: How to Get and Stay Happy at Work". Ser infeliz en el trabajo no sólo afecta su sentido del humor, sino también su productividad, destaca un artículo escrito por Lisa Evans en el sitio soyentrepreneur.com. A continuación, la autora comparte algunos consejos para traer la alegría a su espacio laboral y mejorar el desempeño de su empresa. Veamos.

Ver Más

De paseador de perros a inversor

Él es inspirador. Su historia de superación conmueve y seguramente su espíritu emprendedor va a cambiar muchas vidas para mejor. Su libro le abre las puertas a cualquier persona, sin importar su situación social y económica, al mundo de las inversiones. Porque con simples hechos cotidianos uno puede cambiar su vida para siempre, solo depende de sí mismo y de convertir la reacción en acción. "De paseador de perros a inversor, una historia inspiradora de prosperidad integral", habla de finanzas personales, de educación financiera, algo que los argentinos -en su gran mayoría- no tenemos. Cambiar la conducta financiera para mejorar la economía personal y así expandir nuestros rendimientos a futuro es posible sólo a través de un cambio de conciencia. Pero cómo, cuándo y por qué se produce ese famoso clic. Para Javier Lion ese clic ocurre primero sí o sí en ...

Ver Más

LIDERAZGO COLABORATIVO Y MENTORING: CÓMO ALINEAR OBJETIVOS PARA CONSTRUIR

Crear Valor Juntos (CVJ) es una plataforma creada por Lorena Marino. Se trata de un espacio para potenciar procesos de crecimiento profesional y personal. Conocé las claves para repensar la manera de trabajar en diferentes tipos de organizaciones y empresas 


Ver Más

5 razones para implementar un área de Pricing

¿Por qué razón las empresas renuncian a tomar el control de la variable con más impacto en sus resultados? Acompañemos al consultor Mr. Price en una entrevista al dueño de una empresa para identificar sus desafíos y ayudarlo a mejorar sus precios. Soy Mr. Price, un consultor especializado en estrategias de precios. En mi trayectoria profesional he tenido la oportunidad de entrevistarme con cientos de dueños y directivos de empresas, de los sectores y países más variados. Sin embargo, aunque parezca increíble, la gran mayoría de estas entrevistas reflejan los mismos tipos de realidades y desafíos. Mi impresión, luego de las reuniones, es que muy pocas empresas conocen el verdadero ...

Ver Más

Columnista