Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

El paradigma de la i3d y su impacto en las empresas

Cuando hablamos de impresión tres dimensiones o i3d -como en general se la conoce-, nos enfrentamos a un vasto mundo de posibilidades. A medida que vamos profundizando el tema surge una gran cantidad de variables y alternativas a considerar en lo que respecta a equipos, materiales, calidades y usos. En definitiva, queda en evidencia que el tema es más complejo de lo que pareciera.
 
Mientras de desarrolla la Primera Semana de la Impresión 3D en la sede central del ITBA (Av. Eduardo Madero 399) surgen dos preguntas: ¿Qué pasa con las empresas y este fenómeno tan de “moda? ¿De qué manera impacta la i3d en este mundo?
 
A grandes rasgos, vemos diferentes categorías de i3d que están relacionadas tanto con el uso como con los tipos de equipos: i3d de bajo costo y baja resolución para consumidor final; hobbistas o primeras instancias de prototipado, e I3d de alta resolución, con equipamiento profesional para desarrollo de productos instancias finales de prototipado; prototipos funcionales, partes de productos finales y manufactura aditiva.
 
En lo que respecta a la medicina, por ejemplo, sobresalen los implantes y las prótesis. En los casos de alta resolución, los equipos son costosos, sofisticados e importados.
 
Con el actual enfoque de “ingeniería concurrente”, en el que distintas áreas convergen en un proyecto en forma simultánea, la industria busca permanentemente formas innovadoras de construir un “puente” válido y efectivo entre las etapas de proyecto y de fabricación masiva. Vale señalar que este puente debe cumplir con las máximas exigencias de calidad, confiabilidad y creatividad, a fin de asegurar que lo hecho e invertido en un nuevo desarrollo tenga la menor cantidad posible de “fallas” de diseño.
 
En relación a la generación de productos de cara a la I+D+i (investigación, desarrollo e innovación), el prototipado articula el diseño de producto con el proceso de fabricación masiva, minimizando tiempo, costo y errores al momento de introducir un nuevo producto en el mercado. Esto colabora a formar una visión sistémica de las operaciones.
 
Mediante la aplicación de estas técnicas avanzadas de producción de prototipos y primeras piezas, se cuenta con la certeza de que lo que se fabricará en forma masiva presentará un alto margen de satisfacción de requerimientos y que, por lo tanto, tendrá impacto inmediato sobre el cliente y los productos finales. Esto posibilita que lleguen al mercado rápidamente y generen ventajas competitivas, entre otros aspectos positivos. Un caso referencial es el de una reconocida marca mundial de motocicletas que logró reducir los tiempos de desarrollo de producto en un 71% con el uso de i3d en sus prototipos. De 28 meses pasó a 8 meses, y generó dos alternativas de prototipos que permitieron detectar y cambiar 83 errores de diseño. De este modo, se alcanzó un ahorro estimado de u$s 285.000.
 
Es importante señalar que gracias a este tipo de técnicas avanzadas se estará cumpliendo con los estándares más altos de calidad en los procesos de I+D+i que existen en la actualidad. Esto repercute particularmente en el proceso de diseño y desarrollo de nuevos productos y también en todo el proceso de rediseño y ajuste de productos y dispositivos de producción que ya se encuentren en la fase de comercialización.


Por Jorge Leporati, Coordinador del Laboratorio del Centro de Prototipado del ITBA y docente de la cátedra del Taller de Modelización del Instituto Tecnológico de Buenos Aires.

Relacionadas

Una política de Estado: modernizar y abrirse a la tecnología

El responsable de Plataformas de Innovación del Ministerio de Ciencia visitó El Inversor para hablar de los cambios en los 20 meses de gestión de Cambiemos.

Ver Más

La historia de Sacoa, ícono de los videojuegos en la Costa argentina

El director de la tradicional sala de juegos arcades estuvo en El Inversor para hablar sobre el trabajo y la importancia de seguir vigente. La entrevista completa con Jorge Mochkovsky.

Ver Más

Una marca pensada para que los chicos se diviertan mientras se visten

Gustavo Blum, el dueño de Pecosos, estuvo en El Inversor para contar cómo es trabajar en una empresa pionera en el país.

Ver Más

Los desafíos de emprender en la Argentina

Uno de los socios fundadores de Trimaker estuvo en El Inversor para contar cómo trabaja una empresa nacional que fabrica impresoras 3D.

Ver Más

7 jóvenes argentinos participarán de las olimpíadas First Global

Educabot, una empresa especializada en la realización de cursos extracurriculares de tecnología y robótica en escuelas, convocó a principios de este año lectivo a jóvenes de un colegio secundario no técnico para conformar un equipo que trabajara en el diseño de un robot. Juan Bautista Liset, Martín D'Ambrosio, Lucas Díaz Stellato, Mateo Bruno, Ivan Chayer, Felipe Albetazzi y Pedro Moltedo competirán contra 160 equipos nacionales en un campus universitario norteamericano. 

Ver Más

Cómo impactarán los vehículos autónomos a los profesionales de IT

Como seguramente nos pasó a muchos de nosotros al crecer, de niño creía que no tendría que aprender a conducir. Las películas de ciencia ficción e historietas me enseñaron que los robots se encargarían de todo, que sólo tendría que sentarme a leer mientras el automóvil conducía por mí. Años más tarde y tras interminables horas de andar en carreteras y circular por las ciudades, ese sueño se había disipado finalmente. Aun así, en un futuro cercano parece que se hará realidad para la próxima generación de aprendices. Los vehículos autónomos son muestra de una tecnología de rápida maduración. Mientras Tesla y Google crean una visión en la conciencia del consumidor, los vehículos autónomos están dejando huella en el mundo de los negocios. ¿Manuales o automáticos?

Ver Más