Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

En abril para no ser pobre una familia topo necesitó 6.090 pesos

​Las cifras se desprenden de un informe privado porque desde el gobierno aún no quieren hablar del tema. Respecto del mes anterior, se registró una suba del 2,1 por ciento, es decir de 125 pesos. En lo que va del 2015, ese porcentaje asciende a 26,8.


Los números de la pobreza parecen ser un tema tabú para el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Meses atrás, el ministro de Economía, Axel Kicillof, había dicho que desde el oficialismo no les interesa hablar de índices porque resultan estigmatizantes. Sin embargo, llegar a fin de mes es una de las metas que preocupa a la mayoría de los argentinos.

En tanto que para no ser indigente, una familia tipo debió tener un ingreso de 3.315 pesos en abril, experimentando un aumento del 1,6% contra el mes pasado y en doce meses sumó un crecimiento del 22,6%.


De acuerdo al estudio mensual realizado por la consultora FIEL, en abril la Canasta Básica Alimentaria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por adulto equivalente (CBA) -que determina la línea de indigencia‐ alcanzó los 1073 pesos. Por su parte, la Canasta Básica Total que determina la línea de pobreza subió a 1971 pesos.


Entonces, si lo que se considera es una familia tipo (de cuatro integrantes), el costo para sobrevivir en la Ciudad alcanza los 6.090 pesos, mientras que esa misma cifra en abril del año pasado era 1.285 pesos más baja.


A pesar de que las cifras indican un incremento, sí puede entreverse una mínima desaceleración en los incrementos al efectuar la comparación interanual según la medición de FIEL.


En lo que va del 2015, la canasta básica total registró los siguientes valores:

Enero: 5.733,7 pesos

Febrero: 5.857 pesos

Marzo: 5.965,3 pesos.


Y la canasta alimentaria:

Enero: 3.148,8 pesos

Febrero: 3.226,9

Marzo: 3.263,3


En cuanto a los números de la canasta que contiene alimentos y artículos de primera necesidad, los aumentos interanuales que se registraron fueron:


Enero: 37,6%

Febrero: 30,2%

Marzo: 28,6%

Relacionadas

Mientras en el mundo la pobreza disminuye en Argentina aumenta

La última medición del INDEC arroja que 35,4% de la población vive por debajo de la línea de pobreza y que estaría afectando a 15,9 millones de habitantes, entre los cuales se encuentran 3,4 millones de personas que son indigentes, en base a una estimación de habitantes del orden de los 45 millones de argentinos. Es decir que hoy en la Argentina hay más de ocho veces la proporción de pobres que había en 1974 (4%). Uno de los datos más duros, que además condiciona el futuro del país es que uno de cada dos niños es pobre según los datos a 2018 del último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), estos datos lamentablemente se estiman que aumentarán habida cuenta que la situación económica empeoró. Resulta paradójico que mientras en el mundo se combate –y con bastante éxito- la pobreza en la Argentina aumenta la cantidad de personas que tienen menos posibilidades.


Ver Más

Fueros: qué diferencias hay entre Argentina y los EEUU para investigar a un senador

Contrario a lo que sucede en nuestro país, los legisladores norteamericanos pueden ser arrestados en causas criminales y sus domicilios allanados por orden judicial sin ninguna restricción.

Ver Más

No esperemos más a Godot

El presente argentino no me angustia, me espeluzna. Estoy ansioso por ver en setiembre la obra “Esperando a Godot” de Beckett en el Teatro General San Martín. Esta es una obra fundacional del teatro del absurdo. Presagió nuestra actualidad: no hay una lógica causa y efecto (puedo llegar a robar pero no iré a prisión); hay una transformación repentina del personaje (por ejemplo, un político que lidera causas sociales, de pronto termina robándole al país y a los ciudadanos); hay una intensificación progresiva del sinsentido (por ejemplo, llegar al absurdo de utilizar virginales cuadernos Gloria para anotar el camino de la corrupción); hay una inversión del principio de causalidad (por ejemplo, más roba un político, más popular es, más lejos está de ir a la cárcel);  los dichos sinsentido demandan mayor sinsentido y la comunicación es incomunicación (por ejemplo, cualquier declaración de un político). Y pareciera que no registramos que esperar a Godot es esperar una salvación que está en cada uno de nosotros. Se podría llegar a pensar en una doble moral entre los Panamá Papers del actual gobierno y los cuadernos Gloria del gobierno anterior. También en la doble moral de un encuentro entre Cristina y Moyano. Pero en realidad no hay una ...

Ver Más

Falta un año para las elecciones y así miden hoy los posibles candidatos

Varias encuestadoras brindaron números sobre intención de voto.

Ver Más

Buena noticia para el software: prevén que las exportaciones suban

Especialistas del sector brindan su opinión respecto de lo que ocurre en la industria.

Ver Más

La renegociación de contratos que tendrá impacto en la factura del gas

La suba del dólar durante los pasados meses impacta en las distribuidoras y en las productoras.

Ver Más