Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

En la Argentina, una de cada tres personas es pobre


El informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) concluyó que en los primeros nueve meses de 2016 un millón y medio de personas cayó en la pobreza y 600 mil de ellos en la indigencia.


A causa de la devaluación, la aceleración inflacionaria y la recesión económica, los niveles de pobreza e indigencia alcanzaron el 32,9% y 6,9% respectivamente al tercer trimestre del año pasado.  (Una persona era pobre cuando sus ingresos no alcanzaban los $5000 mensuales, mientras que caía en la línea de indigencia si no obtenía por mes $1800).


De acuerdo a los datos, el empobrecimiento de la sociedad se produjo con más fuerza en el primer trimestre de 2016. Asimismo, en el segundo semestre se registró una desaceleración la pobreza, aunque siguió creciendo la indigencia.


"El sector más perjudicado fue el indigente. Las medidas de ajuste económico, el contexto internacional adverso, las políticas antiinflacionarias y la rezagada inversión pública y privada habrían agravado el escenario de crisis, más recesivo y adverso en materia de empleo y poder adquisitivo para amplios sectores sociales", manifestó el titular del Observatorio, Agustín Salvia, según una nota publicada por El Cronista.


El analista aseguró que la devaluación y la posterior aceleración de la inflación de diciembre de 2015 afectó a la clase media baja, a los sectores informales o cuentapropistas, que no tienen salarios ajustados por paritarias. "Lo único que experimentaron fue el impacto de la inflación. Esa gente cayó en la pobreza", dijo Salvia, quien agregó que entonces los sectores indigentes no se vieron tan afectados porque los compensaban los planes sociales.


"Donde no crece el trabajo, la gente gasta menos en proveerse de servicios en los que están concentrados los sectores pobres", enfatizó Salvia respecto de las "changas" o pequeños comercios de barrio.


Respecto de lo que pasará a futuro, indicó: "Si hay reactivación, la situación no va a empeorar. Podría caer si los salarios le ganan a la inflación".

Relacionadas

Saliendo de la recesión, pero…

La actividad económica tocó su peor momento durante el 3 trimestre de 2016 y desde entonces muestra cierta recuperación. Esto se observa tanto en los indicadores de actividad económica como el IGA o el PIB, publicado recientemente, y en los datos de empleo formal que surgen del SIPA. Pero, esto no se “siente” del todo en la calle. Ello se debe a que todavía no se recuperaron los niveles de actividad económica, ni los niveles de empleo que se tenían en el primer semestre de 2015 antes de que comenzara la caída en la actividad económica. En efecto, la recesión comenzó en entre el tercer y cuarto trimestre de 2015, dependiendo del indicador que se observe, o sea, antes de que asuma el nuevo Gobierno. Utilizando el IGA-OJF que es un estimador mensual y privado del PIB se observa que la actividad económica, empezó a caer en julio de 2015 y esa caída terminó en septiembre de 2016. Desde entonces se viene recuperando. Algo similar muestra el EMAE, que es otro estimador mensual del PIB, pero en este caso del propio INDEC que muestra que la actividad económica cayó desde junio-julio del 2015 hasta octubre de 2016. El PIB desestacionalizado habría comenzado a caer en el cuarto trimestre de 2015, alcanzando un piso en el segundo trimestre de 2016. 

Ver Más

Cómo dejar la relación de dependencia para animarse a un emprendimiento propio

Leandro Lugo se animó a dar el paso que muchos desean: dejar la comodidad de lo seguro para atreverse a un desafío propio y crecer. Gracias a la Fundación Integrar se recibió de chef profesional y ahora sueña con tener una escuela de gastronomía

Ver Más

Un halago a las políticas del nuevo gobierno

La OCDE destacó políticas económicas de Argentina para superar las distorsiones intervencionistas

Ver Más

"La economía está estancada hace 5 años porque no hay proyecto de país"

Para Carlos Rodríguez, economista fundador del Centro de Estudios Macroeconómicos Argentinos (CEMA) y actual rector de la evolución de ese centro, la Universidad del CEMA, "el estimador mensual de actividad económica en diciembre está en el mismo nivel que en diciembre de 2011". "La Argentina puede estar muchas décadas con estancamiento económico. El despegue o los brotes verdes es una más de las subiditas y bajaditas a las que estamos acostumbrados los argentinas", reflexionó el economista.

Ver Más

La enorme brecha cambiaria para el consumo y la exportación

Tanto la autoridad monetaria como más aún las nuevas autoridades de los Ministerios de Hacienda y Finanzas, sostienen que "la paridad cambiaria es lo que es porque se está en un régimen libre y flotante, sin intervención".

Y agregan: "Si estuviera realmente atrasado, actuaría la fuerza de la demanda especulativa para comprar barato a la espera de que suba, sobre todo porque las tasas de interés que otorga un plazo fijo en bancos se dice que no cubren la inflación esperada por el mercado".

Sin embargo, ese no es el análisis que hacen los hombres de negocios, en particular de aquellos que orientaron gran parte de su producción a la exportación, y que en sus costos de fabricación de bienes y servicios prevalecen los internos largamente sobre el componente importado.

Es cierto que si se considera el punto de partida del 10 de diciembre de 2015 y el efecto de la eliminación de las retenciones para el conjunto de las economías regionales, minería y productos industriales, la suba nominal del tipo de cambio efectivo del 68% superó en poco más de 10% a la tasa de inflación que midieron para ese período el conjunto de consultoras privadas.

Ver Más

Cómo está América Latina hoy

El analista internacional Alberto Padilla presentó su nuevo libro "El continente perdido" y habló sobre el rol de Argentina en la región

Ver Más