Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

¿En qué te consideras ignorante?

Recientes estudios de las universidades más prestigiosas del mundo indican que la introducción y el desarrollo de las nuevas tecnologías a las distintas industrias y a la vida cotidiana de las personas es el cambio más trascendente en la historia de la humanidad con respecto a innovación.
 
De acuerdo a estas investigaciones, considerando desde 8.000 millones años atrás, nunca la introducción de un componente de innovación ha impactado en tanta cantidad de habitantes del mundo como lo han hecho las nuevas tecnologías, apoyadas entre otras cosas sobre internet desde 1990 hasta estos días. 

La introducción de la rueda, el avión, el caballo como transporte y utilización de fuerzas, las poleas, las palancas, el fuego, ni siquiera la revolución industrial impactó a nivel de innovación en tantas personas de la población mundial. Los estudios estiman que la diferencia en el impacto de la tecnología sobre la humanidad actual es abismal con respecto a descubrimientos anteriores.

Se le adjudica a Alvin Toffler la frase que dice “en tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”.  

Me parece interesante iluminar esa frase con estas imágenes, que tomé de una conferencia de Fernando Mastronardi, presidente de Grupo Márquez:




Realizada esta introducción, le propongo a que se imagine que está frente a una pantalla en blanco. En dicha pantalla se encuentra representado todo el conocimiento y el saber del universo, incluso aquellos aspectos de los que aún no tenemos consciencia ni siquiera de que existen. 
Idiomas, tecnología, ciencias, deportes, filosofía, astrología, lugares, religiones y cualquier otro aspecto que pueda imaginarse está representado en esa pantalla en blanco. 


Ahora los invito a pensar imaginen cuánto representa su conocimiento personal, aquellas cosas que usted conoce, en esa pantalla. ¿Qué lugar ocupa en esa pantalla su conocimiento?
Es probable, y lo corroboro con mis alumnos, que lo que haya pensado sea su conocimiento representa un puntito, o algo parecido. Un poco más grande, un poco más pequeño, pero por lo general coincidiremos en que nuestro conocimiento representa un puntito en esa pantalla. 

Abraham Maslow ha desarrollado entre otras teorías, una matriz que denominó “Modelo de Competencia Consciente” en la que podemos apoyarnos para obtener algunas conclusiones de lo que estoy presentando: 



Hay cosas de las que “no sé que no sé”. Me doy lugar, y permiso, a declarar que estoy como un ciego frente a determinadas situaciones. No tengo idea, no tengo consciencia de que existen. Cada día nos encontramos con elementos, con conceptos nuevos, de los que no podíamos ni siquiera ponerles nombre. Pensemos por ejemplo en el descubrimiento de nuevos planetas dentro del sistema solar. Nuevos para nosotros pues siempre estuvieron y nosotros teníamos ceguera cognitiva.

Hay elementos de los que “sé que no sé”. Sería como un ignorante en ese tema. Les puedo poner nombre, pero solo eso. Soy consciente de que existen, los identifico, pero no soy competente. Por ejemplo se que existe un dialecto que es se denomina “Chechewa” que se utiliza en el país de Malawi, continente Africano. Soy consciente de que existe pero no lo sé hablar ni interpretar. No lo domino. En este aspecto soy ignorante. 

Hay conceptos que “sé que sé”. Los manejo, y tengo cierta habilidad sobre ellos. Soy consciente de que hay cosas en las que soy competente.  Si empiezo a estudiar Chechewa, voy a salir de mi zona de confort en ese aspecto, voy a estar incómodo. Necesitaré hacer consciente mi competencia para recordar las palabras del dialecto. Para aprender necesariamente tenemos que salir de nuestra zona de confort.

Por último en algunos aspectos “no hago consciente lo que sé”. Puedo declararme experto. Algo así como poseer la habilidad de manejarlos inconscientemente. Cuando dialogo en mi lengua materna no necesito hacer consciente esa habilidad, simplemente la ejecuto. Al practicarla soy inconsciente de esa destreza. Generalmente esto ocurre en situaciones de nuestras vidas en la que nos dedicamos diariamente: en nuestras actividades cotidianas.

¿Para qué me sirve darme cuenta de esto?

Antes que nada podemos tomar consciencia de la importancia de tener una actitud de aprendizaje permanente, con humildad y apertura. Estamos en continuo desarrollo como seres humanos que somos. Nos podemos construir diariamente. Distinguir estos aspectos nos habilita un campo de posibilidades en esa construcción. 

Si me doy cuenta de que lo poco que se es solo un puntito en el todo, me obliga a ser más humilde en las relaciones humanas. Cuando hablo no lo voy a hacer desde la verdad inexorable, sino desde entender que en esta película de la vida hay cosas que no soy consciente de que existen, y en que otras tantas necesito declararme ignorante. ¡Qué bueno poder declararme ignorante frente a tantos aspectos! es el primer paso para poder aprender. 

Además, distinguir esto, me compromete a tener apertura para escuchar a otros. Si quiero que mi puntito de conocimiento sea un poquito más grande, y sé que el otro es como otro puntito con un conocimiento distinto al mío, no me queda otra opción que escucharlo, queriendo aprender de él. Me aliento a indagar, preguntar con verdadera curiosidad para incorporar nuevas ideas, formas de pensar, puntos de vista de la realidad.    

Creo que como comunidad podemos estar viviendo momentos en que nos está costando conversar, validar la mirada de los otros, respetar la otra opinión, y hasta simplemente escucharla. La invitación a considerar estos temas, haciendo consciente que el otro seguramente sabe algo que yo no sé. Festejemos declararnos ignorantes desde este paradigma, probablemente sea el primer paso en un camino de aprendizaje personal, familiar, organizacional y de la sociedad. 

Relacionadas

Cómo atraer y retener al mejor talento en tiempos modernos

Durante las últimas dos décadas, el lugar de trabajo ha evolucionado para priorizar el trabajo en equipo. Aunque no es una tarea fácil de realizar, ya que la fuerza laboral actual incluye hoy muy diversas generaciones de empleados: los baby boomers (1945-1963), la generación X (1963-1980), millennials (1981-1995), y la generación Z (nacida después de 1995). Cada generación tiene diferentes valores, diferentes formas de comunicación y diferentes formas de sentirse motivado. Los Gen X se quejan de que los millennials no están comprometidos, los millennials se quejan de que los Gen Xers no son apasionados y trabajan demasiado duro por alguien que ni conocen, los Baby Boomers quieren llamar a los Gen Z por teléfono y ellos quieren responder con un emoji.

Ver Más

La fuerza de las Pymes argentinas

Las Pymes son las grandes generadoras de empleo y recaudación impositiva en cualquier sociedad. Por ello, todos los países toman medidas para que los emprendimientos que surgen en sus territorios germinen sin sobresaltos, prosperen y sean sustentables, para que puedan cumplir el irremplazable rol que les cabe en el desarrollo y la creación de riqueza. 

Ver Más

Nuevas tendencias en el desarrollo de talento

Los cambios en las tecnologías, en las necesidades de los clientes y en la diversidad y movilidad de la fuerza laboral están haciendo que las empresas se encuentren con una fuerte necesidad de re-entrenamiento de su personal.

Las tecnologías disruptivas, como la digitalización, la automatización y la inteligencia artificial, se combinan con las fuerzas demográficas para continuar transformando el trabajo, cómo se hace y quién lo hace. En una encuesta realizada por McKinsey 60 por ciento de los ejecutivos entrevistados espera que la mitad de sus empleados sea re-capacitado, o upskilled en los próximos 5 años. El 28 por ciento espera que más de la mitad requieran capacitación o incluso deban ser reemplazados. Y más de la tercera parte de los entrevistados afirmaron que no están preparados para entrenar a tanta gente al ritmo actual...

Ver Más

Es fundamental diseñar oportunidades para el desarrollo de los industriales

Es sabido que las crisis condicionan la competitividad de las empresas, sea cual fuere su tamaño. Pero, tratándose de Pymes, el contexto actual es aún más complejo para ellas. La imposibilidad de acceder al financiamiento, los elevados costos de producción y de mano de obra combinados con la inflación y la baja del consumo produjeron un preocupante estancamiento de nuestro sector. 

Comenzar a diseñar oportunidades y buscar herramientas para activar el desarrollo de los pequeños y medianos industriales es fundamental. Porque, de lo contrario, este estancamiento generará un círculo vicioso difícil de controlar...

Ver Más

Quiénes son los millennials innovadores que podrían cambiar el mundo en las próximas décadas

MIT Technology Review es una prestigiosa revista que pertenece al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desde 1999, reconoce a jóvenes innovadores, menores de 35 años, a través de listas anuales. El objetivo es destacar a quienes desarrollan nuevas tecnologías o las aplican de forma creativa para resolver problemas.

En 20 años, la publicación ha distinguido, por ejemplo, a Larry Page y Sergey Brin (creadores del buscador Google), Mark Zuckerberg (Facebook) y Jonathan Ive (jefe de diseño de Apple, clave en su historia, quien recientemente se retiró de la compañía).

Ver Más

Las reformas que demandan los inversores argentinos al próximo Gobierno

Una encuesta realizada por la consultora Inversor Global muestra que priorizan una baja de gasto público para generar competitividad

Ver Más

Columnista