Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Equilibrio fiscal: qué es y por qué, si se logra o no influye en mi bolsillo

Por Santiago Bulat


1 ¿Qué es? El equilibrio fiscal es el resultado de que se equiparen los ingresos y los egresos de una Nación, provincia o municipio. También podríamos aplicar este concepto al total de ingresos o egresos de una empresa, una cooperativa, una familia, etcétera. Pero haremos eje ahora en las cuentas públicas, para entender cómo su situación nos afecta como ciudadanos. Cuando las cuentas públicas no están en equilibrio, existen dos opciones. Una es que el país tiene déficit: gasta más de lo que le ingresa. La otra es que tiene superávit: le ingresa más dinero del que gasta.

2 Déficit versus superávit. ¿Está mal que un país tenga déficit? ¿Está mal que tenga superávit? Lo cierto es que ninguna de las dos alternativas está mal per sé, pero cualquiera de las dos debe ser sostenible. Cada país, al igual que cada casa o cada empresa, elige cuáles son sus gastos y de qué manera ejecutarlos, como también en qué años se podrá gastar más que lo que ingresa y en qué años no. Pero queda claro que hacer esto eternamente será poco sostenible. Nosotros, como ciudadanos, nos vemos afectados tanto por lo que el Estado gasta como por lo que recauda. Por eso, es necesario comprender las necesidades y las demandas que hoy tiene la sociedad, para entender en qué estamos gastando y cuán sostenible es.

3 ¿Gastamos bien o mal? Es imposible definir si se gasta bien o no, porque todos tenemos gustos, necesidades y pretensiones diferentes. A modo individual, si a mí me gusta tomar gaseosas y me compro una, será un gasto muy satisfactorio; en cambio, en la visión de mi amigo que toma solamente agua, yo estaré derrochando mis ahorros. Por eso, la definición de bien o mal no existe: gastamos sobre la base de lo que la sociedad demanda o necesita en un determinado momento. Nuestro país hoy tiene ciertas demandas que exigen gastos en un sistema jubilatorio universal, la educación pública, la universidad pública, la salud pública, el transporte, etcétera. Y esas erogaciones deben solventarse con ingresos.

4 Los ingresos. Son cinco las formas que podemos enumerar para financiar los gastos de un país. Cada una de ellas tiene sus consecuencias para los ciudadanos. Si no fuera así, el financiamiento sería interminable y el gasto podría ser infinito. En primer lugar están los impuestos como fuente de ingresos. Y sabemos que un exceso de impuestos hace que la producción sea poco rentable y la desincentiva, por lo que hace que la economía se contraiga. La segunda fuente podría ser privatizar, ya que ingresa dinero por el bien público vendido, pero también se pierde soberanía y poder de manejo. En tercer lugar tenemos la venta de servicios de alguna entidad pública que haga llegar el gas, la electricidad o el agua a las viviendas y cobre por eso. El cuarto origen posible de los ingresos es la emisión monetaria (imprimir dinero): esto solo puede hacerlo el Banco Central y si lo hace por encima de lo que la gente demanda, el valor de ese bien cae, como pasa con cualquier activo. Por último, existe la alternativa de endeudarnos. Eso no está mal, pero hay que saber cómo financiar el pago de la deuda a futuro.

5 Quiero versus puedo. Muchas veces no podemos decidir si un gasto es adecuado o no y debemos adaptarnos a las circunstancias. Si se rompe el lavarropas, el gasto para repararlo o comprar otro será la respuesta a una necesidad del momento. Con las cuentas públicas pasa algo similar. Hay gastos que la sociedad elige y otros que la coyuntura lleva a hacer, como abultar los gastos en asignaciones y pensiones. Por esa razón, a la hora de analizar los gastos que queremos que el Estado ejecute para poder beneficiarnos de ellos, tenemos que tener en cuenta el punto anterior (los ingresos) y entender qué combinación es la menos dañina, porque todas tendrán influencia en nuestra economía cotidiana.


*Artículo publicado en La Nación

Relacionadas

¿Cómo afecta el "déficit cero" a la actividad económica?

Aún con el acuerdo con el FMI, pero sin el presupuesto aprobado, aún no tenemos claro dónde estamos y hacia dónde vamos. Claramente la economía argentina tiene enormes dificultades para crecer. Una propuesta de solución es lograr el déficit cero. 

Ver Más

Atendamos al Riesgo-País para no tener un "País Riesgoso"

Esta nota intenta ser constructiva, entendiendo que en este avión viajamos todos. No importa que estés en primera, business o turista, cuando se mueve se mueve para todos. También entiendo que hay ciertos terroristas en este viaje que su objetivo es, precisamente, provocar terror para beneficiar sus objetivos ideológicos. "El constante mar revuelto para sus beneficios personales y electorales". Acá necesitamos de todos. No es momento de paros, de declaraciones agraviantes. Ya llegarán las elecciones para manifestarse. 

Partimos de la subestimación de las variables macro y la sobrestimación y soberbia en el ejecutivo, pero también agregaría la inmadurez en el sistema político en general, que solo piensa en la próxima elección a modo de salvarse ellos a costa de sus representados. La evaluación del diagnóstico es clara: nuestra economía ya no es bimonetaria, la gente no quiere pesos y solo pensamos en dólares. Entendido esto, nos encontramos con la falta de ingreso genuino de dólares (desbalance en la balanza de pagos), por la sequía, por la falta de productividad y competitividad reemplazamos ese ingreso necesario por endeudamiento y éste sencillamente se cortó. El mercado terminó ajustando en manera drástica ese desequilibrio y con una fuerte devaluación está corrigiendo esos desbalances, en forma desprolija y con un costo político enorme. Pero mirando a seis meses, con este tipo de ...

Ver Más

Las 3 exigencias que impuso la primera auditoría del FMI a las finanzas de la Argentina

En medio del comienzo de las reuniones entre los técnicos del FMI y del gobierno argentino se conocieron ya las primeras medidas que el  organismo le impuso a la Argentina para poder cumplir con el programa stand by de tres años firmado el 14 de junio pasado.

La misión encabezada por el economista Ricardo Cardarelli mantuvo una reunión ayer durante las primeras horas de la mañana en el Palacio de Hacienda con el equipo económico comandado por el ministro Nicolás Dujovne y luego con el  presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo, y los integrantes del Comité de Política Monetaria.

Según pudo saber Infobae, los técnicos manifestaron la preocupación de la directora gerente, Christine Lagarde, por la débil situación de la economía argentina, y para revertir ese cuadro le sugirieron al Gobierno cumplir rigurosamente con tres objetivos para aprobar la primera revisión de la metas del acuerdo por tres años que comenzó hoy y que se extenderá hasta el próximo 22 de agosto, clave para activar un segundo desembolso, ahora por USD 3.000 millones, a saber:

1. Fuerte reducción de la tasa de inflación. La meta deberá ser igual o menor a las expectativas actuales del mercado (REM) para el cierre de 2018, que es la meta superior...

Ver Más

Cómo planea el FMI que la Argentina reduzca su déficit fiscal

Se conoció el detalle del programa económico que el Fondo tiene pensado para el país.

Ver Más

El riesgo de no ajustar la política fiscal

Los analistas económicos, más que los mercados, en particular de acciones, se mostraron preocupados tras conocer en la reapertura de la mini semana financiera local el dato de inesperada aceleración de la inflación en los EEUU, porque proyectan que de ese modo se afirma la expectativa del inicio de un ciclo alcista de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, ahora bajo la conducción de Jerome Powell, que derivará en mayor costo del dinero para la Argentina.

Sin embargo, las autoridades locales, en particular de Hacienda, encabezadas por Nicolás Dujovne, y de Finanzas, bajo la conducción de Luis Caputo, prácticamente no se inquietaron, porque mantienen la postura de la semana anterior de que "estamos prefinanciados" y que "las pautas para todo el año contemplaban una suba de las tasas externas".

Ver Más

Política Fiscal al desnudo (La batalla continúa)

El Ministerio de Hacienda publicó recientemente los números fiscales del Sector Público Nacional (SPN) del mes de julio. A modo de resumen compartimos el Monitor del Resultado Primario y Financiero de las cuentas públicas de Invecq para que puedan visualizar con claridad los comentarios del comunicado que acompañamos a continuación del cuadro.
Resultado Primario y Financiero de Julio y acumulado siete meses, variación interanual (%AH), peso relativo de cada componente (%AV) y proyectado anual con peso sobre PBI (% PBI)...

Ver Más

Columnista