Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Es ley un proyecto impulsado por Cobos para garantizar el acceso a la vivienda

La Unidad de Vivienda consiguió el apoyo de la mayoría para promover el ahorro en metros cuadrados y generar un sistema de crédito.


Esta semana, el oficialismo con la ayuda de la oposición convirtió en ley un proyecto que crea la Unidad de Vivienda (UVI), con el objetivo de promover el ahorro en metros cuadrados y generar un sistema de crédito para el acceso a la vivienda.


Impulsada por el senador radical y ex vicepresidente Julio Cobos, fue aprobada con 123 votos a favor y 38 en contra, que provinieron en su mayoría del Frente para la Victoria (FpV), e impulsa la creación de un instrumento de ahorro, con cuotas actualizables para la financiación a largo plazo en la adquisición, construcción y ampliación de viviendas.


"La Unidad de Vivienda es el valor mínimo establecido para ahorrar en metros cuadrados. El valor de una UVI es cercano a diez pesos y mil UVI representa el valor del metro cuadrado de vivienda. Esto promoverá el ahorro de todos los sectores sociales y de todas las edades, pero fundamentalmente permitirá captar el ahorro de los que tienen para disponerlo, en créditos accesibles para los que no lo tienen", según explicó Cobos en un comunicado.


El diputado macrista Eduardo Amadeo hizo alusión a la buena nueva y destacó que las ventajas de la iniciativa comprenden la posibilidad de ahorro para los argentinos. Asimismo, su compañero de bancada Daniel Lipovetzky indicó: “Va a ayudar a concretar la demanda constitucional de acceso a la vivienda de todos los argentinos”.


Por su parte, Héctor Recalde, jefe de la bancada del Frente para Victoria, rechazó el proyecto porque “es una promesa a futuro de cumplimiento casi imposible”. El ex ministro de Economía también justificó su “no” y dijo que se trata de un plan “para salvar a los bancos de la desvalorización y la devaluación, porque genera un instrumento para el ahorro para que la gente en vez de irse al dólar ahorre en ladrillos virtuales”.



Relacionadas

Lanzaron nueva inscripción para los créditos ProCreAr: cómo hacer para sacarlo

La secretaría de Vivienda de Nación informó las construcciones se llevarán a cabo en Mendoza, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Qué edad hay que tener y cuánto tenés que ganar. La adjudicación es por sorteo.


Ver Más

¿Qué hacer con los ahorros en tiempos de cuadernos y volatilidad?

Son momentos para tomar decisiones muy importantes. No para ahora, sino para los próximos 20 años. Y son mucho más profundas que meras decisiones económicas. Hasta hace unos meses, el mercado compraba activos argentinos por la expectativa de cambios profundos. Quería ver la historia desde adentro. Pero ahora, los inversores empezaron no solo a dudar de nuestra capacidad de cambiar, sino de nuestra voluntad de cambio. Y transformaron esas expectativas en “ver primero si el cambio sucede y recién ahí invertir”. Por eso dolarizaron sus inversiones. O sea, perdimos la confianza de los mercados. Cambiaron su famoso “pago para ver” por “ver para pagar”. Voy utilizar un lindo cuento para ejemplificar mi percepción del mercado de hoy. Cuenta la historia que una psicóloga, en una sesión grupal, levantó un vaso con agua. Todo el mundo esperaba la pregunta: "¿Está medio lleno o medio vacío?". Sin embargo, ella preguntó "¿Cuánto pesa este vaso?" Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos. Pero la psicóloga respondió: "El peso absoluto no es importante. Depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un minuto, no es problema que pese 250 gramos. Si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo un día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado se vuelve".

Ver Más

A 10 años del voto "no positivo" de Cobos: cuánto dinero representan las retenciones al campo

Es un clásico de la historia económica de la Argentina acudir a atajos cuando los funcionarios de turno no aceptan la fórmula ortodoxa para bajar la inflación, que en general exige achicar el gasto público como mecanismo eficiente, y a la larga menos doloroso, para reducir el déficit fiscal. Así surgió hace exactamente 10 años la iniciativa para disponer un impuesto móvil a la exportación de soja, con el fin de que el Estado se quede con gran parte del aumento que proyectaba el precio internacional del complejo oleaginoso.

Entonces la iniciativa surgió porque el "yuyito", como había definido la ex presidente Cristina Elisabet Fernández de Kirchner a la principal fuente generadora de divisas a través de las exportaciones, había iniciado lo que finalmente fue un vuelo corto ascendente de los precios internacionales de menos de USD 300 la tonelada en 2007 a casi USD 600 en 2008, y con una proyección  a superar los USD 700; y en el caso del aceite de soja pasó de USD 460 en 2016; a USD 740 un año después y USD 1.370 a fines de junio de 2008.

Pero ya "con el diario del lunes" se vio que esa escalada de precios fue puntual, porque al poco tiempo surgió la crisis financiera de las hipotecas en los EEUU que se extendió hasta 2009 y provocó el derrumbe de las cotizaciones internacionales de las materias primas, y el complejo oleaginoso no fue la excepción.

Ver Más

Este es el barrio en el que más subió el precio de las viviendas

En la mayoría de los barrios porteños, los montos subieron más de 6% durante el último año.

Ver Más

Créditos hipotecarios: ahora se podrán pedir para una segunda vivienda

El Banco Ciudad lanzó una nueva línea que incluso puede usarse para arreglos en propiedades.

Ver Más

Cuando las tarifas suben, ¿cómo recortan gastos los argentinos?

Una encuesta revela las costumbres que se eliminan cuando aumentan los servicios.

Ver Más