Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

¿Estamos listos para vivir con poco efectivo?

La autoridad monetaria decidió en las últimas semanas penalizar, de modo indirecto, las tenencias de efectivo por parte de las entidades financieras. Lo hizo a través de un sistema de mercado de compra y venta de billetes entre los propios bancos, luego de frenar la integración de encajes bancarios con las transferencias de dinero físico al Tesoro del Banco Central, sino sólo de manera electrónica.

Desde los últimos tiempos del Gobierno anterior, que dejó un enorme efecto inercial para el actual, los bancos vienen registrando un exceso de efectivo en sus Tesoros sobre la exigencia legal, en una magnitud que no se veía incluso en los tiempos de la hiperinflación. En ese caso porque la velocidad de circulación del dinero entre los agentes económicos "volaba".

Ahora, al parecer, el fenómeno se origina en la falta de reacción del crédito, que crece a menor ritmo que los depósitos porque determina una acumulación de la llegada de dinero a los bancos en una proporción absoluta muy superior al de la salida, en particular desde la sanción y la promulgación de la ley de blanqueo de capitales que provocó un singular exceso de pesos y de dólares.

Pros y contras

Está claro que existen múltiples razones para desalentar el uso de efectivo y fomentar la bancarización plena de la economía, que históricamente se ha mantenido en niveles muy bajos, no sólo en comparación con el promedio del planeta, donde influye el alto desarrollo de los medios electrónicos, como en la media de la región, tales como: seguridad ciudadana, practicidad, menores costos, formalización y transparencia, inclusión financiera, entre otros.

Pero también existen múltiples restricciones para impulsar una bancarización acelerada, y la destrucción de gran parte del dinero físico; más allá de que una economía que arrastra un abultado déficit fiscal y consecuente elevada tasa de inflación genera la asistencia financiera al Tesoro por 150 mil millones de pesos por año, equivalente a casi un 15% de la base monetaria promedio al cierre del último año.

Una de ellas es que casi la mitad de los jefes de hogar percibe un ingreso inferior a nueve mil pesos por mes. El último dato conocido a septiembre de 2016 lo ubicaba en ocho mil pesos, y en la mayoría de los casos no se genera por la vía de un sueldo o de un subsidio familiar que se acredita en cuenta bancaria que se puede movilizar con el uso de la tarjeta de débito bancario, sino a través de trabajos temporarios y changas de bajo monto, por el que no se paga con cheque, sino con dinero en efectivo. Es muy común  ver los días de pago en algunas obras de construcción, donde los operarios hacen cola para recibir la paga, en particular en las áreas suburbanas.

Otra es la elevada informalidad de la economía, no sólo en el mundo del trabajo, sino también de profesionales y empresas, desarrollada al amparo de una maraña de regulaciones y sobrecostos durante más de 60 años que ha llevado a que la presión tributaria global se aproxime al 50%, con un mínimo de 20% o 25% para los que no pagan los impuestos directos y hasta el 70% o más de los que honran todos los grávamenes: impositivos directos, aduaneros y de la seguridad social. De ahí que parece acertado avanzar hacia el fin de esas prácticas, con penalidades, pero principalmente con la reducción de los impuestos de todo tipo y en los tres órdenes: nacional, provincial y municipal.

Y no menor es la persistencia de precios regulados, que suben a discreción del funcionario de turno, incluidas las comisiones que pueden cobrar los bancos, y la fijación de tasas de interés de referencias elevadas que constituyen un piso al nivel del costo de los préstamos de corto y mediano plazo, porque no logran romper con la inercia inflacionaria, como lo refleja el repunte de la inflación en enero y el proyectado para el semestre por el consenso de las consultoras privadas, tras haber descendido a 1,2% en diciembre.

A ese cuadro se agrega la persistencia de una alta dolarización de la economía, la cual se potenció con el éxito del blanqueo de activos y también de la amplia aceptación de los mercados internacionales de emisión de deuda pública y privada, porque obliga al Banco Central a comprar divisas con la entrega de pesos a la plaza interna, que luego debe esterilizar en gran parte con la colocación de letras, pases u otros instrumentos de regulación monetaria, que gravitan sobre el costo del dinero, e indirectamente de la inflación, porque aún no se advierte una respuesta reactivadora de la economía real de magnitud relevante.

Debate en los foros internacionales

La iniciativa de las autoridades del Banco Central no responde a un hecho aislado sino que es tema de debate en diversas partes del mundo, como quedó demostrado en el último Foro Económico de Davos, donde la disminución de los billetes en circulación fue uno de los temas salientes, porque no sólo se lo vincula con la informalidad, sino con prácticas de corrupción, narcotráfico y terrorismo internacional.

Sin embargo, en esos foros surgió que la reconversión de prácticas del pasado a la modernidad del mundo electrónico, en el que ya se pueden hacer pagos desde un teléfono celular, requiere un análisis de consenso con los principales actores, comenzando por los bancos, públicos y privados.

De lo contrario, hacerlo de modo precipitado no sólo podría afectar inicialmente los costos de las transacciones; sino que, peor aún, podría incentivar mayor dolarización, tanto para el pago de salarios y trabajos marginales, como en las compras en comercios de venta de productos de consumo masivos, como el de los alimentos frescos.

Relacionadas

La Argentina debería repensar la pobreza

Se acaba de otorgar el (mal llamado) Nobel de Economia 2019 a tres economistas que trabajaron sobre desarrollo y cómo aliviar la pobreza: Abhijit Banerjee y Esther Duflo del MIT y Michael Kremer de Harvard University. Esther Duflo es la segunda mujer en recibir esta distinción.

Pareciera que quienes conceden este premio estaban pensando en nuestro país. Lo mismo ocurrió cuando el año pasado lo otorgaron a Romer y Nordhaus por trabajos de enorme utilidad para Argentina. ¿No será que muchos países en el mundo tienen el mismo tipo de problemas?

Recomiendo fervientemente el libro Repensar la Pobreza, de Banerjee y Duflo. nte un tema de semejante envergadura, simplifican el análisis del problema y tratan de extraer datos del “mundo real”. A diferencia de las ciencias duras, en economía no es nada fácil hacer experimentos. Su enfoque es innovador e incremental, o también se puede decir que experimental más que teórico, respondiendo a simples preguntas: ¿qué pasaría si se modifica esta política o se brinda tal tipo de incentivo o seguro?.

Ver Más

¿Qué pasa después de las PASO?

Las PASO resultaron ser un evento fundamental en la economía y política del país. Dado el resultado, para evitar que se deterioren enormemente todas las variables de la economía es indispensable que los principales candidatos hablen, acuerden algunas premisas básicas y las comuniquen. La fenomenal suba del tipo de cambio no es porque Alberto Fernández haya dicho que quería un dólar más alto unos días antes de las elecciones y el mercado quisiera darle el gusto. Más bien diría que es temor a las políticas que pueda implementar. Tampoco es porque algunos extrañarían a Macri y manifiestan así su repudio a Fernández porque eso es tirarse un tiro en el pie. Es simplemente el resultado natural de miles y miles de decisiones ...

Ver Más

No somos ricos, debemos trabajar para serlo

El debate sobre el futuro impregna ambientes diversos. Los líderes globales reflexionan sobre los desafíos de estos tiempos en varios espacios de la academia y la sociedad. La preocupación crece con el cambio climático, la contaminación, las nuevas formas de terrorismo, las políticas sorpresivas de EE.UU. y sus consecuentes impactos en el comercio global. ¿Cuál será el rol de las nuevas potencias como China? ¿Y sobre todo los cambios culturales, sociales y laborales que generan la convergencia de las nuevas tecnologías y las migraciones?

Con esta misma energía podríamos mirar el futuro con esperanza. El desarrollo de las energías renovables hace tender su costo a cero, ya no será una utopía producir en el Sahara o usar el agua desalinizada del mar. La convergencia de biotecnología, robótica, agricultura de precisión...

Ver Más

El fracasado Macri: ¿elección 2019 o guerra entre dos bandos?

El que nace para pito nunca llega a corneta. Mucho se lo viene criticando a este fracasado señor presidente que tenemos. Pero poco se remarcan los logros que a pesar de una fulminante y perversa herencia K ha sido capaz de cosechar en tan sólo tres cortos años. Este fracasado señor presidente, criticado despiadadamente por un perverso y mediocre periodismo de la TV, ese mismo al que nuestro fracasado presidente precisamente le quitó la pauta, consiguió entre otras cosas lo siguiente. Primero, levantó el asfixiante cepo cambiario K que nos cerraba perversamente al mundo. Segundo, recuperamos el INDEC y con él, neutralizamos la siniestra desinformación K. Tercero, del déficit fiscal K estamos ya en equilibrio primario M. Cuarto, logró el equilibrio fiscal de la mayoría de las provincias del país liberándolas de la sistemática dependencia K en defensa del federalismo. Quinto, nos liberó del default K permitiendo nuevamente el acceso a mercados internacionales de financiamiento. Sexto, logró un desarrollo impensado en Vaca Muerta que nos saca de la dependencia energética K y nos abre una formidable puerta de expansión futura y autoabastecimiento en un insumo estratégico. Séptimo, del abandono K nos viene reconstruyendo a base de una obra pública indispensable y honesta, sin sobreprecios y no vista en décadas por su calidad y magnitud....

Ver Más

Ahora los analistas esperan 40% de inflación para 2019

Los clásicos informes privados que recibe el BCRA se caracterizaron en este comienzo de julio por coincidir, en el promedio, en un cambio de tendencia de los indicadores macroeconómicos, en particular en lo que respecta a la perspectiva de inflación y de la variación del dólar.

Ver Más

Las reformas que demandan los inversores argentinos al próximo Gobierno

Una encuesta realizada por la consultora Inversor Global muestra que priorizan una baja de gasto público para generar competitividad

Ver Más

Columnista