Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Estrategias contra los holdouts y el peligro de default

Argentina tiene poco más de 20 días para solucionar el problema con los fondos buitres. Hay dos cuestiones fundamentales que Argentina quiere evitar: el default y que se dispare la cláusula RUFO. 

¿Qué es la cláusula RUFO?

La cláusula llamada RUFO establece que si Argentina le paga “voluntariamente” a un acreedor por fuera del canje (holdouts) más que a un tenedor que acepto el canje de deuda. Deberá compensar a este último para pagarle lo mismo. Dicha cláusula vence el 31/12/2014.


Es decir, si Argentina cumple el fallo directamente antes del 31/12/2014  le podría dar opción a que el resto de los bonistas (holdins) reclamen cobrar el 100% de la deuda original. Lo cual haría retroceder la deuda al año 2001.

Según los abogados y especialistas jurídicos en deuda, no se puede garantizar ex -ante que el pago del fallo no sea entendido por tenedores de bonos canjeados como una mejor oferta. Y generar miles de litigios en contra de Argentina. 

Resumiendo, sin garantías sobre si se dispara o  no la cláusula RUFO. Es mucho más compleja  la negociación con los holdouts.

¿Cuáles son las alternativas del Gobierno?

1)    Argentina no cumplan con el fallo e intente cambiar el lugar de pago de los bonistas que entraron en el canje de 2005 y 2010 con legislación de Nueva York. Llevando a un “Default Técnico”. (poco probable)

2)    Por el riesgo de disparar clausula RUFO. Argentina no paga a holdouts y hace un “Default táctico” de toda la deuda con legislación Nueva York hasta 31/12/2014, luego de esa fecha acuerda. (medianamente probable). Esta alternativa fue planteada por el economista Juan José Cruces (UTDT). 

3)    Plan Garrido: Argentina negocie con buitres por medio de Pollack. Esto lleve a Griesa a reponer el “stay” por un tiempo. Y le permita a Argentina acordar con los holdouts después de que expire la cláusula RUFO (es la mejor opción)

4)    Argentina pague a holdouts ahora (en efectivo y bonos) y quede abierta la posibilidad de que todos los bonistas que canjearon la deuda en 2005 y 2010 reclamen el 100% de la deuda original. (probable y riesgosa).

5)    Triangulación. Argentina paga a través de un banco internacional a los buitres y luego se endeuda para devolverle el dinero al banco que fue el intermediario. Se “maquilla” del pago para evitar RUFO.(probable y riesgosa)


¿Cómo afectaría a la economía el default?


El escenario de default es el que todos queremos evitar. Sería muy crítico para la economía Argentina sufrir un nuevo default. 

De cumplirse ese escenario, la mayor incertidumbre generará una sobrereacción en la gente que refugio en el Dólar. Consecuentemente, tendremos una suba del dólar paralelo y el BCRA se verá obligado a subir tasa de interés. Afectando así el nivel de actividad y el empleo. 

Asimismo, los gobiernos provinciales al cerrarse el acceso al crédito tendrían que hacer un ajuste fiscal para equilibrar sus cuentas. Y el Gobierno Nacional al no tener fuentes de financiamiento externo deberá seguir emitiendo pesos para cubrir el déficit fiscal. Lo cual aumentará  la tasa de inflación llevándola a niveles inmanejables.

​En mi opinión, el Gobierno se debe inclinar por darle una solución al problema de los holdouts tratando de minimizar los costos para las próximas generaciones.  Intentando cumplir con el fallo pero sin poner en riesgo de que nuevos juicios lleguen a Argentina. Haciéndonos volver al  punto de inicio y repetir la historia de la deuda circularmente.

Columnista