Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Falta un año para las elecciones y así miden hoy los posibles candidatos

Varias encuestadoras brindaron números sobre intención de voto.


La inflación, el desempleo, el Fondo Monetario Internacional, la suba del dólar, la inseguridad. Son muchos los temas que preocupan a los argentinos y que son los que serán la clave a la hora de pensar la campaña electoral para el 2019, que ya está a la vuelta de la esquina.
En esta nota, cinco empresas brindan números sobre lo que podría pasar en las presidenciales del año próximo.
Raúl Aragón y AsociadosSegún esta encuestadora, la intención de voto más grande la tendría la expresidenta Cristina Kirchner, quien acapararía el 26,5 por ciento de los votos. Su contrincante más cercano no sería el actual mandatario, Mauricio Macri, sino la gobernadora María Eugenia Vidal, con el 19,2 por ciento de la intención de voto. Por su parte, el presidente cuenta con un 16,1 por ciento. Así las cosas, Unidad Ciudada y Cambiemos irían a ballotage.

Luego, vendrían: Sergio Massa (13,1), Felipe Solá (5,3), Nicolás del Caño (3,9), Juan Manuel Urtubey (3,6) y Florencio Randazzo (2,2).
Para esta firma, en el mano a mano saldría victoriosa Cristina.
Ricardo Rouvier y AsociadosEl panorama es similar, en tanto de acuerdo con sus números en un informe realizado del 6 al 24 de julio en las elecciones del próximo año también habría ballotage. Pero los números favorecen a Cambiemos: 37,9 por ciento apoya a Cristina, 39,2 por ciento apoya a Macri.

PoliarquíaUn estudio reciente determina que una eventual elección el electorado estaría partido en tres tercios: un 30% para Cambiemos de manera incondicional, un respaldo al kirchnerismo de entre el 25% y el 30% y entre un 35% y un 40% de indecisos.
ElypsisSus números benefician a Vidal. Según las cifras publicadas en las redes sociales durante los últimos días, la gobernadora cuenta con un respaldo del 38 por ciento de la sociedad, aunque en noviembre del año pasado contaba con 60%. Por su parte, Cristina estaría en el camino inverso: consiguió más intención de voto y llegó al 36% de  imagen positiva. 
“Macri viene en caída marcada. Su mejor momento fue también en noviembre, cuando llegó al 50% de imagen positiva. Ahora, en cambio, está en el 30% de valoraciones buenas. Con Elisa Carrió sucedió algo similar que con Macri y Vidal. Tras imponerse en los comicios legislativos de la Ciudad, en octubre, tenía un 51% de respaldos, que hoy, apenas alcanza el 31%”, según una nota publicada por El Cronista.
UdesaLa Universidad de San Andrés también tiene sus números. Macri cuenta con un apoyo del 37 por ciento, Vidal tiene 54% y la oposición (sin nombre especifico) cuenta con un 33 por ciento de intención de voto.

Relacionadas

10 frases que dejó María Eugenia Vidal en su paso por IDEA

La gobernadora bonaerense inauguró la 54° edición del Coloquio Empresarial en el Sheraton de Mar del Plata, donde en una entrevista con Federico Procaccini, pidió a los empresarios: "Necesitamos que estén en la vereda que pelea y no del lado que es cómplice". 

Ver Más

El poema budista con el que Mario Quintana se despidió de sus empleados

Luego de confirmar que dejará la vicejefatura de Gabinete como parte del cambio en el equipo de la administración de Macri, Mario Quintana reunió a parte de sus empleados en su despacho, y tras despedirse, les leyó un poema del monje budista y activista Thich Nhat Hanh.

Ver Más

Brotes secos ¿hasta cuándo?

Hay varias cuestiones que explican a la recesión que atraviesa el país. A la “mala praxis” del equipo económico, que mantuvo desequilibrios macroeconómicos (sin reducirlos), y agudizó el problema del déficit de la cuenta corriente, se sumó a la sequía en 2018. Esta se reflejó en el último EMAE-Indec (Junio) con una caída de 31% interanual de la actividad en el sector agrícola. Y tuvo una retroalimentación negativa, ya que la escasez de divisas impactó en el plano cambiario. Por si esto fuera poco,  desde fines de Abril estamos en un evento de balanza de pagos y aún no se ha podido estabilizar el tipo de cambio. La turbulencia en Turquía y ahora en Brasil nos lleva a un continuo de devaluación-inflación-recesión. Al comienzo de la historia el dólar estaba en  $20 .Hoy cotiza $31,5 (mayorista). La caída sistemática de reservas internacionales, solo “emparchada” transitoriamente por el crédito del FMI y hoy sigue drenando .Y la  tasa de interés  siguió elevada por más de 4 meses. Ninguna de estas 3 cuestiones (devaluación, pérdida de reservas y tasas de interés altas)  se han revertido o frenado. Lo que muestra que la situación no está resuelta .Y menos, creer que está bajo control. 

Este contexto hace que estemos en recalculo permanente de lo que vendrá. ¿Cómo afecta  a la economía real esta situación? 

Ver Más

Fueros: qué diferencias hay entre Argentina y los EEUU para investigar a un senador

Contrario a lo que sucede en nuestro país, los legisladores norteamericanos pueden ser arrestados en causas criminales y sus domicilios allanados por orden judicial sin ninguna restricción.

Ver Más

Mauricio Macri, sobre la suba del dólar No pasa nada, tranquilos

El Presidente restó importancia a la suba que se registró en los últimos días, al asegurar que "no pasa nada". Mientras tanto, el dólar en la city porteña cayó algunos centavos luego de una serie de medidas adoptadas por el Gobierno y el BCRA. Sigue por encima de 30 pesos


Ver Más

No esperemos más a Godot

El presente argentino no me angustia, me espeluzna. Estoy ansioso por ver en setiembre la obra “Esperando a Godot” de Beckett en el Teatro General San Martín. Esta es una obra fundacional del teatro del absurdo. Presagió nuestra actualidad: no hay una lógica causa y efecto (puedo llegar a robar pero no iré a prisión); hay una transformación repentina del personaje (por ejemplo, un político que lidera causas sociales, de pronto termina robándole al país y a los ciudadanos); hay una intensificación progresiva del sinsentido (por ejemplo, llegar al absurdo de utilizar virginales cuadernos Gloria para anotar el camino de la corrupción); hay una inversión del principio de causalidad (por ejemplo, más roba un político, más popular es, más lejos está de ir a la cárcel);  los dichos sinsentido demandan mayor sinsentido y la comunicación es incomunicación (por ejemplo, cualquier declaración de un político). Y pareciera que no registramos que esperar a Godot es esperar una salvación que está en cada uno de nosotros. Se podría llegar a pensar en una doble moral entre los Panamá Papers del actual gobierno y los cuadernos Gloria del gobierno anterior. También en la doble moral de un encuentro entre Cristina y Moyano. Pero en realidad no hay una ...

Ver Más