Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Habrá cambios en Brasil, pero los obstáculos para la relación bilateral son de Argentina

La ajustada reelección de Dilma Roussef en Brasil permite esperar un inminente cambio en la política económica que apunte a ordenar su gasto público, su política monetaria, y atraer inversiones internacionales para estimular el crecimiento. El gran desafío del país vecino es mejorar su competitividad, generar empleo y lograr un crecimiento que supere el 2 por ciento. Con una expansión inferior a ese nivel, Brasil no es estable socialmente.

Brasil tendrá que iniciar un cambio en su política económica que le permita recuperar la confianza y las inversiones, lo que para la Argentina equivale a descartar un aumento de las exportaciones al país vecino en 2015.  Nuestro país enfrentará el año próximo a un Brasil en pleno ajuste (lo que significará un nuevo año de bajo crecimiento de nuestro principal socio que, de todos modos, podría alcanzar el 1% frente al magro 0,3% de 2014), y por tanto, de escaso dinamismo en el intercambio comercial. 

En los primeros nueve meses del año, el intercambio comercial entre los dos países acumula una caída del 21,6 por ciento respecto a igual período del año anterior, ubicándose en US$ 21.679 millones. En ese lapso, las ventas a Brasil retrocedieron 16%, pero las importaciones presentaron una baja todavía más fuerte de 26%, en un contexto de recesión para ambos países. 

En lo que hace a la relación con la Argentina, es posible que, ante el reclamo creciente de los industriales brasileños, se advierta un mayor endurecimiento de las relaciones bilaterales, aunque no se debe esperar un cambio drástico en este sentido. 

De hecho, lo más probable es que las discusiones bilaterales se posterguen hasta la llegada del nuevo gobierno de nuestro país, debido fundamentalmente a que la administración local seguirá con su política de administrar los desequilibrios internos como la restricción de divisas y las trabas a las importaciones. 

Es que el problema principal en la relación bilateral no es Brasil, es Argentina. Nuestro país demorará un año más para discutir temas estructurales y fundamentales en la relación bilateral, como el acuerdo con la UE o el que rige para el sector automotriz. En este contexto, se expondrá al riesgo de pérdida de mercados ya conquistados, si es que Brasil comienza a adoptar una posición más abierta en materia comercial. 

Por su parte, los resultados de la segunda vuelta con una votación tan dividida, más allá del triunfo  de Dilma Rousseff, representan  un gran desafío para el nuevo gobierno. Habrá que prestar atención a lo que reclama una sociedad que se definió de una manera tan partida. En este escenario, Dilma deberá dar señales económicas de consistencia a los mercados internacionales de manera inmediata, renovando su gabinete sobre todo en las áreas económicas, apuntando a fortalecer su política monetaria y fiscal, y ordenando el gasto público. También deberá poner en marcha rápidamente un plan de reforma en materia de infraestructura, fundamentalmente terrestre.

Relacionadas

Las lecciones para exportar

Si Argentina quiere crecer, las exportaciones son el mejor camino: podemos alcanzar un mundo  de consumidores mucho mayor a la población argentina. Debemos reconocer que estaremos obligados a competir y lograr cada vez mayor calidad y tendremos posibilidades de crecer en el interior con productos de todas las provincias. Para exportar se necesitan condiciones de cierta estabilidad macroeconómica, mucha mejor infraestructura, y sobretodo un producto que esté en condiciones comparables en calidad y precio con el del mercado al que se aspira a llegar. Los productores argentinos que participaron de la feria APAS Show 2019 pudieron comprobar qué tan bien posicionados están. APAS Show es una gigantesca feria organizada por la asociación de supermercados de Sao Paulo, y es la más grande de Latinoamérica. Hay muchísimos expositores, no solamente brasileros, ya que hay productores de todo el mundo. Se compra y vende una gran variedad de productos. Simplemente para tener una dimensión: hubo más de 900 expositores y la visitaron más de 100.000 personas. 

Ver Más

Gobierno de Lula: "Monetarismo - social con relato Nac & Pop"

Es común escuchar, por parte de la izquierda, que Lula y el Partido de los Trabajadores constituyó y constituyen una alternativa progresista frente a “la derecha neoliberal”. A través de esta nota, intento desmitificar este y centrarme en la política macroeconómica adoptada durante el gobierno de Lula y de Dilma. ¿Cómo llega Lula y el PT a la presidencia? El PT, como partido, se fundó a principios de 1980, como resultado de una oposición colectiva y popular a la dictadura militar. En su generis, lo integraban sindicalistas, intelectuales, dirigentes de movimientos populares, cristianos inspirados en la teoría de la liberación y otros movimientos sociales. Hablaban de la necesidad de crear en Brasil un nuevo partido independiente, de clase y socialista. El PT ha sido y continúa siendo uno de los partidos obreros más grande del mundo y el más importante de América Latina. 

Luego de más de veinte años y tras tres derrotas electorales sucesivas en las elecciones presidenciales, el partido ya no era el mismo. El PT ha sufrido una transformación de su composición social, dando mayor lugar a las clases medias e intelectuales, a la burocracia estatal y a sus parlamentarios. 

Ver Más

El Gobierno reconoció su preocupación por la crisis intitucional y política de Brasil

La canciller argentina Susana Malcorra habló sobre el caso de corrupción que sacude al país vecino y principal socio en la región, y que podría salpicar a la Argentina. 

Ver Más

Brasil, el efecto Temer y su impacto en Argentina

La difusión en los medios brasileños de un audio en el cual el presidente de Brasil esta pactando el pago de coimas con un empresario. Dejaron a Michael Temer al borde de su renuncia o directamente su destitución. Hace menos de un año Brasil era noticia por el impeachment contra Dilma Rousseff. Hoy nuevamente la corrupción emerge y envuelve a Brasil en una gran incertidumbre. En primer lugar, y con una mayor velocidad, la noticia se reflejó en el mercado financiero y en la cotización del Real brasileño. El primer día el dólar en Brasil llegó a subir un 8% en el intradiario. Y la bolsa de San Pablo llegó a perder más de 10 por ciento. Inevitablemente la situación en Brasil se tradujo en una presión sobre el Peso Argentino.Que acumuló una suba mayor a 3% en 2 días. Pasando de $15,61 por dólar a $16,18 el segmento mayorista. El otro impacto va a operar a través del canal comercial y afectará la actividad en Argentina . Necesariamente la devaluación del real sumado a la posibilidad de un menor crecimiento de Brasil en 2017. Tendrá como consecuencia una menor demanda de bienes argentinos...

Ver Más

Pelé reaparece junto al artista argentino Tec en San Pablo

Uno de los exponentes del arte callejero en Argentina y Brasil recibió una visita del ícono del fútbol mundial y le obsequió una de sus obras.

Ver Más

Argentina, una de las peores economías del mundo

Junto a la Venezuela de Maduro y el Brasil de Dilma, nuestro país integra una lista negra de naciones que no registran datos alentadores.

Ver Más

Columnista