Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/content/84/9687184/html/index.php:2) in /home/content/84/9687184/html/index.php on line 8

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/content/84/9687184/html/index.php:2) in /home/content/84/9687184/html/index.php on line 8
Holdouts: Ésta es la propuesta de Néstor Kirchner, más una propina

Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

Holdouts: Ésta es la propuesta de Néstor Kirchner, más una propina

​La mejor forma de comprender el problema de los holdouts son los álbumes de figuritas de futbolistas que teníamos de niños. De un álbum de 100 figuritas, ya tenemos 93. Si conseguimos las 7 restantes, lo podemos llevar al quiosco, cambiarlo por la pelota y empezar a jugar el partido. Nos faltan las figuritas más difíciles: Messi, Maradona, Masche... Sus dueños pretenden mejor precio que el que en su momento pagamos por cada una de las otras 93 figuritas. La justicia que las autoridades democráticas de la Argentina eligieron para dirimir este tema les dio la razón. Más allá de la irritación que esto pueda causarnos, la decisión conveniente es pensar en el valor de la pelota y en el placer de jugar el partido contra el costo de las siete figuritas. La economía argentina está en recesión hace varios años y este pendiente ha sido uno de sus determinantes importantes. Lo más caro de todo es no arreglar, y desafiar la justicia que en su momento elegimos.


Imagine la reacción del directorio de una multinacional cuando el presidente de su sede argentina propone un plan de inversión para instalar una planta en Rosario, Córdoba o Jujuy. "¿Cómo vamos a poner plata fresca en un país que está en desacato de la justicia? ¿Quién defenderá nuestro derecho si luego el gobierno anfitrión lo viola?" Por eso hace mucho que no viene nueva inversión que cree una significativa cantidad de puestos de trabajo aquí. Así lo entendió Cristina Kirchner cuando autorizó el acuerdo de YPF con Chevron en 2014.


Las ofertas que hizo el Gobierno esta semana a los holdouts en Nueva York y en Italia son grandes avances. También es muy importante el reconocimiento del mediador a los esfuerzos de la Argentina por resolver el tema. Esto es así porque, si el juez levanta la medida cautelar de pari passu (que desde 2014 impide que la Argentina pague normalmente a quienes aceptaron los canjes de 2005 y 2010), diezma el poder de los holdouts en la negociación.


Por cada 100 dólares que debíamos en 2001, hoy debemos mucho más que 100. La deuda inicial fue creciendo por los intereses no pagados desde 2001 y por la pena por mora sobre esos intereses impagos. Si yo le debía a usted una vaca en 2001, ahora no le debo una vaca: le debo la vaca original, más todos los terneros que tuvo desde 2001, más la leche que dio en estos 15 años, más una pena por mora. Así lo establecen los contratos que rigen nuestros bonos. La Argentina hizo default sobre 150 bonos, y cada bono es un contrato independiente, con su propia fracción de holdouts. En un trabajo reciente con Tim Samples, profesor de derecho de la Universidad de Georgia, estudiamos el valor a hoy de los siete bonos con más holdouts. Por cada 100 dólares de deuda original, hoy se deben entre 256 y 419 dólares, dependiendo del momento en que el acreedor haya obtenido sentencia. Fue el costo de no cerrar el problema a tiempo.


¿Lo que ahora ofrece Mauricio Macri es mucho más que lo que le costó a la Argentina lo que ofreció Néstor Kirchner? En el trabajo con Samples computamos también ese número. Por una deuda original de 100 dólares a diciembre de 2001, en 2005 se ofreció un paquete de bonos y cupones PBI que en ese momento valía 37 dólares. Pero ese paquete le costó muy caro a la Argentina, porque los cupones no valían casi nada en 2005, pero hubo que pagar mucho por ellos y todavía deberemos seguir pagando más aún hasta 2035. Por ejemplo, el cupón PBI en dólares ha tenido un rendimiento muy superior a la acción de Apple, el arquetipo del éxito, la innovación y la rentabilidad capitalista de esta década. Sí: ¡los Kirchner les dieron a los tenedores del cupón PBI más de lo que Steve Jobs les dio a los accionistas de Apple!


La contracara es que el valor a hoy de la oferta de 2005 es de 133 dólares por cada 37 dólares que valía dicha oferta en 2005. Este número resulta de reinvertir cada pago que hizo la Argentina en el instrumento que lo pagó, al precio de cada momento. Dicho más fácil: el kirchnerista más intransigente debería acordar gustoso en pagar 133 dólares por cada 100 de deuda original, porque esto es exactamente lo que nos costó la oferta de Néstor, Lavagna y Nielsen. A los litigantes no les gustó la oferta de Néstor y piden más para cerrar. Macri ofrece 150, que es la oferta de Néstor más una propina de 17 dólares. Parece razonable si logramos con esto conseguir las 7 figuritas, canjear el álbum por la pelota y comenzar a jugar el partido de la inversión productiva y la creación de trabajos de calidad.


* Juan José Cruces es profesor de Economía y Finanzas en la UTDT

Relacionadas

El Nobel de economía Paul Krugman analizó la crisis argentina

El economista aclaró que se tomó mucha deuda muy rápido durante el Gobierno de Macri, cuando había una "luna de miel" con el mercado. Fuerte crítica también al Fondo Monetario Internacional.

Ver Más

Sin default, hay que competir por las inversiones

Si un equipo de fútbol tiene un mal arquero y una mala defensa es muy probable que le metan muchos goles y por lo tanto, es probable que pierda muchos partidos. Pero tener una buena defensa no garantiza, para nada, ganar los partidos, para eso también se requiere un buen ataque. En términos de inversiones, el acuerdo con los Holdouts y la salida del default implican una mejora en la defensa, por así decirlo. Al salir del default ya no se espantan a los inversores. Sin embargo, para meter goles y atraer inversiones se necesita también presentarse atractivos para los inversores.

Ver Más

El fantasma de la deuda externa

A pasos de salir del default y de que se nos abran nuevamente las puertas al financiamiento externo, algunos festejan y otros tienen miedo. Un miedo justificado y respaldado por nuestra historial. Lo cierto es que la deuda externa es un arma de doble filo que si la sabemos utilizar puede derivar en desarrollo y crecimiento y si no, en crisis. Revisando los antecedentes, sobran motivos para asociar esta herramienta con desempleo, recesión, pobreza y caos. Por eso se torna necesario debatir, planear y generar un consenso sobre el buen uso del financiamiento para no tropezar una vez más con la misma piedra. Lo primero que hay que considerar es para qué nos endeudamos. Veamos un ejemplo...

Ver Más

El fin de la inocencia

Terminó la luna de miel para Mauricio Macri. El 1 de abril no sólo es el comienzo de un nuevo mes -el del arranque efectivo del otoño y del adiós al calor veraniego- sino que también es la conclusión del período de prueba del presidente y de todo su gabinete. Coinciden en abril hechos políticos, económicos y judiciales de cuyas resoluciones va a depender mucho la marcha de la administración del PRO. En algunos casos, el macrismo confía en salir fortalecido, pero en otros ve surgir ciertos riesgos. La aplastante victoria en la Cámara de Diputados en las votaciones de las leyes para salir del default, según creen en Balcarce 50, podría repetirse en el Senado. Hoy (miércoles 30/03) será un día clave y el pasaporte para festejar estará en acercarse a los 50 votos de los senadores. Ya veremos...

Ver Más

Argentina, de vuelta al juego

14 años después, Argentina parece tener todo dado para volver a ser parte del mapa de inversiones. El juez Griesa ya comunicó un principio de acuerdo con el 85% de los fondos que no habían aceptado las reestructuraciones en 2005 y 2010 y que presentaron algún cargo en su juzgado. Para nosotros como país, esto es una muy buena noticia ya que nos permite volver a las canchas, atraer inversiones baratas y generar empleo. Sí, todo lo que no se hacía desde que estaba el cepo. Según el comunicado, el acuerdo es por US$4.653 millones y significa una quita de 25%. Tenemos tiempo hasta abril para hacerlo efectivo y, para esto, habría que derogar la Ley Cerrojo, aunque esto no parece un problema dado el actual panorama legislativo. 

Ver Más

La estrategia para arreglar con los “buitres” por primera vez luce correcta

Es difícil llamar “buitres” a 50.000 ciudadanos italianos que prestaron dinero a nuestro país confiando en que Argentina pagaría. Es fácil observar que estos ciudadanos no son los culpables, más bien son los gobiernos argentinos de no haber pagado en tiempo y forma. Lo primero que les debemos es una disculpa y de inmediato acordar una forma de pago. 

Ver Más

Columnista