Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Importaciones y exportaciones, en baja

Las compras y las ventas al exterior cayeron un 13 y un 18% respectivamente en los primeros seis meses del año. El superávit se retrajo 57%. El comercio total sufrió una caída de 15,8 por ciento.


En el primer semestre de 2015 el superávit comercial llegó a los 1232 millones de dólares, de acuerdo a lo comunicado por el INDEC. Con esta baja, el kirchnerismo alcanzó la peor cosecha de divisas comerciales para una primera mitad del año gracias a sus propias medidas.


Los números son contundentes. Las exportaciones se redujeron en un 18% y cerraron en 30.213 millones de dólares; las importaciones cayeron 13% y se estancaron en los 28.981 millones de dólares.


No hubo ni un sector que no se viera afectada por estas bajas. De acuerdo a los datos oficiales, así fueron las mermas en exportaciones por rubros:


Productos primarios (-1%)

Combustibles (-57%).

Manufacturas agropecuarias (-19%)

Manufacturas industriales (-18%)


Por su parte, las importaciones aunque mostraron un poco de recuperación, sostienen sus números negativos. El rubro con la caída más fuerte fue Combustibles y lubricantes (-48%), por la baja de los precios internacionales y de las cantidades compradas.


También si se tienen en cuenta los destinos las caídas fueron generalizadas, porque las ventas al Mercosur cayeron un 23%; a Chile, un 9%; al resto de América Latina, un 33%; y al Nafta se vieron reducidas en un 22 por ciento.


Según la consultora privada Ledesma, las exportaciones cerrarán el año en el nivel más bajo desde 2009: 61.000 millones de dólares. Y las importaciones, en 56.000 millones de dólares. “Ese saldo significaría una caída interanual de 25% y contribuirá a sostener en niveles elevados las presiones sobre el mercado de cambios y las expectativas de inestabilidad".


Mientras los números parecen no mostrar repuntes al menos en un futuro inmediato, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner prevé un saldo de 9197 millones de dólares para 2015.

Relacionadas

Japón evaluará la apertura de su mercado a la carne argentina desde todo el país

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Miguel Etchevehere, anunció que una comitiva oficial de Japón arribará a Argentina para "evaluar la apertura de la carne vacuna de todo el país a ese destino".

Ver Más

La Cancillería lanzó una web para promocionar exportaciones y empresas argentinas

La Cancillería puso en marcha la web Argentine Days, una nueva herramienta de información destinada a difundir las actividades de promoción de productos y empresas argentinas alrededor del mundo y generar de este modo nuevas oportunidades de negocios.

Ver Más

¿Qué es la inflación y cómo puedo cuidar mi bolsillo?

¿Qué es? La inflación es el aumento sistemático y generalizado de precios en una economía. Es decir, que suben los precios de todos los bienes y servicios que se producen y utilizan en una economía, cada uno con sus propias características y a diferentes ritmos. ¿Cómo se mide? Mediante el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que difunde el Indec sobre una canasta de bienes y servicios de consumo de una familia tipo (dos adultos, dos menores) en la cual se relevan aproximadamente 200.000 productos y tienen sus propios ponderadores. De esta manera, podemos comprender cuánto deben aumentar nuestros ingresos para sostener el mismo nivel de vida a medida que pasan los meses con inflación. Muchas veces oímos frases como: "el gas aumentó 80% y me dicen que la inflación fue de 30%, ¡no puede ser!", y sin embargo es correcto...

Ver Más

Una "enfermedad" llamada inflación

Sin ánimo de ponerme en el rol de economista, ni faltarle el respeto a una noble profesión que lleva años de estudio y dedicación y a la cual respeto muchísimo, me he propuesto realizar un análisis sobre la inflación que históricamente ha sufrido nuestro país en más de 70 años, a excepción de la década del noventa cuando funcionó la convertibilidad durante los gobiernos de Carlos Menem y Fernando De la Rúa. Sin dejar de mencionar en ese período la triste y recordada etapa de hiperinflación que tuvimos en 1989 durante la presidencia de Raúl Alfonsín, cuando la variación de precios de ese año superó el 3 mil por ciento. Por los recurrentes ciclos de suba de precios que experimentó y aún sigue padeciendo Argentina, con consiguientes consecuencias para su población –en la cual me incluyo–, considero que la inflación se ha transformado en una “enfermedad” crónica y prácticamente autóctona de éstas latitudes. Mientras que en la mayoría de las naciones del mundo hace varias décadas que la inflación no constituye un problema, los argentinos seguimos soportando las efectos de ...

Ver Más

El Gobierno rebajó el monto de retenciones a las exportación de economías regionales

El Gobierno redujo de 4 a 3 pesos las retenciones extraordinarias para las exportaciones agropecuarias, incluyendo productos y subproductos de la soja, lo que supone una rebaja de poco más de dos puntos porcentuales sobre el monto que se paga por dólar de mercadería

Ver Más

¿Sirve el acuerdo Mercosur-UE para el desarrollo de la Argentina?

Hemos leído y escuchado infinidad de análisis y especulaciones acerca de los beneficios y desventajas que tendrá el entendimiento comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, una vez que entre en vigencia. Para los especialistas al menos deberán pasar entre 2 y 3 años para la aprobación parlamentaria en todos los países, de un lado y del otro del Océano Atlántico, hasta su implementación definitiva. Concretamente comenzaría en 2023 y la eliminación y reducción progresiva de los aranceles tendría efecto recién alrededor de 2030. Parece una eternidad, pero de eso se trata el largo plazo. El gran desafío es saber si Argentina, junto a la región, está preparada para proyectar su desarrollo hacia el futuro y dejar de estancarse en los vaivenes que presenta la coyuntura.
Sin dudas, el eje fundamental del acuerdo está dirigido hacia el campo y la agroindustria. La UE liberalizará casi el 100 por ciento de las exportaciones del agro del Mercosur, con eliminación de aranceles en más del 80 por ciento de los casos y con reducción en las preferencias y cuotas fijas en cerca del 20 por ciento restante. En tanto, el Mercosur liberalizará en un 90 por ciento su comercio para el ingreso de productos europeos, aunque tiene un plazo de 15 años para hacerlo en sectores reconocidos “sensibles”, como por ejemplo la industria láctea y automotriz, sólo por mencionar algunos casos. Para varios especialistas el acuerdo generará oportunidades.


Ver Más