Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Invertir en el enojo y transformarlo en acción


























El enojo es un sentimiento que una persona experimenta cuando se siente contrariada o perjudicada por otra o por una situación, como por ejemplo, una falta de respeto.

Eso sentí el día que empecé a soñar con el cuento “El Regalo”. Pero contrariamente a lo que pareciera que voy a contar, ese enojo logró que invirtiera sin ningún plan de negocios, que soñara sin límites y que hoy el libro sea una realidad que me llena de orgullo y esperanza.

El Regalo es una propuesta literaria que acerca la temática de la discapacidad a todos los chicos. Es un cuento infantil con una trama de altísimo valor literario y estético. Un protagonista que se sale del molde: un niño que presenta una discapacidad motriz.

Este relato busca darle al lector la posibilidad de vivenciar de cerca alegrías, desafíos y aprendizajes del protagonista y las personas que lo rodean. A través del cuento, las familias y las instituciones, ya sean educativas como terapéuticas, podrán abordar la problemática a partir de un discurso que favorece la integración, el conocimiento y la aceptación de las diferencias. El relato se apoya además en una cuidada puesta gráfica. Sebastián -el protagonista- nos abre las puertas de su vida cotidiana y nos muestra su rutina, su entusiasmo para emprender nuevos desafíos, sus emociones y capacidad de adaptación. El lector crece con esta historia, se encuentra con herramientas para poder pasar a la acción y ser parte activa de generar un cambio y crear una sociedad más inclusiva, de mayor apertura y aprendizaje.

Sin embargo, empecé hablando del enojo… Sí, esa sensación que me hizo cruzar la calle en busca de justicia o quizá una descarga explosiva de bronca. Siendo la tercera vez consecutiva que al llevar a mi hijo a sus terapias de rehabilitación escuchaba cargadas y bromas aludiendo a su discapacidad motriz. Estos insultos  provenían del colegio que queda en frente a un centro de rehabilitación infantil. Niños de primaria en un recreo, tras una ventana…  

Recuerdo mi mano sobre el timbre de esa escuela. Recuerdo la impotencia y las lagrimas contenidas. Recuerdo frases discursos palabras que había pensado en segundos para decirle a la directora… Sin embargo, desde esa vereda de enfrente… pude percibir lo duro de ver entrar y salir chiquitos con equipamiento y dificultades al consultorio donde concurre mi hijo. Desde esa vereda de enfrente me vi niña nuevamente, respire mi propio desconocimiento sobre el tema y a su vez observe con ojos de niña una realidad de la que nunca había escuchado hablar, una realidad ajena desconocida. Me sincere. Qué me diferenciaba a mi niña de esos niños que hoy se reían y nos generaban dolor y tristeza? Han pasado décadas y la la respuesta a mi pregunta era: Nada.  

Esos niños tras la ventana estaban llenos de desconocimiento, no contaban con herramientas y la falta de información y conocimiento genera miedos, prejuicios.

Mi enojo al tomar conciencia de esta realidad se desvaneció para mostrarme un camino… 

Así fue como el enojo ese día me mostró el poder transformacional que puede tener en una persona, el lograr convertir el enojo en acción, en motor y alimentar un sueño. Me mostró claramente que la respuesta está en acercar la discapacidad a todos los niños,  promover  que  tomen contacto con esta realidad, guiarlos en este proceso para que  adquieran así  herramientas  concretas y puedan ser niños solidarios, libres de prejuicios y futuros adultos preparados para dar lugar a una nueva cultura donde la inclusión sea protagonista.

Espero que para muchas familias e instituciones el libro "El regalo" también sea transformador, y ayude a construir entre todos y desde la acción, de la cual todos podemos formar parte, una sociedad más inclusiva, permita llegar al corazón de chicos y grandes rompiendo las barreras de la discriminación desde la conciencia y educación.
* Con el apoyo de la COPIDIS, el libro El Regalo esta hoy en las librerías de nuestro país y mientras tanto, su autora Sheila Graschinsky sueña que desde el Ministerio de Educación llegue a todos los colegios e instituciones. 

* El próximo 7 de octubre se presentará El Regalo en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el marco del Día Mundial de la Parálisis Cerebral, y será declarado de interés cultural.

* Sheila Graschinsky es fundadora y presidente de GECENYM, fundación para la Gestión del Conocimiento en Enfermedades Neurológicas y Motrices.

Relacionadas

Cómo funciona el Fondo Nacional de las Artes

La presidente de la organización que financia a artistas nacionales, Carolina Biquard, estuvo en El Inverso para contar el trabajo que realizan por la cultura nacional.

Ver Más

Así en las PISA como en la Cultura

La reciente publicación del resultado de la evaluación PISA muestra a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el tope de las ciudades más desiguales entre los chicos ricos y pobres, los de la zona Norte y la zona Sur. Un dato más para aumentar la desigualdad es la diferencia en la cantidad de establecimientos educativos, siendo en más de 600 en favor del norte de nuestra ciudad. Las diferencias entre el Sur y el Norte son muy grandes y se verifican en todos los indicadores. Los de ingresos familiares, participación educativa, situación habitacional, empleo formal, situación ambiental y en el acceso participación en la cultura. Todos para preocuparnos, pero fundamentalmente para ocuparnos.

Ver Más

Más cultura, menos desigualdad

La desigualdad se da en todos los indicadores. Por eso, una maravillosa herramienta para reducir eso, no hay duda, es la cultura.

Ver Más

La luz en la cultura

Los aumentos de tarifas -especialmente de luz- pusieron en peligro muchos espacios y centros culturales. Al punto que está en riesgo la continuidad de sus propuestas. Por eso, cientos de artistas y gestores independientes alzamos la voz para pedir una #tarifacultural

Ver Más

Columnista