Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

La difícil tarea de conseguir trabajo con más de 45 años

800.000 argentinos de esa edad buscaron sin éxito un puesto de trabajo en 2016. 


El desempleo es una de las grandes preocupaciones del gobierno nacional. Generar puestos de trabajo para mejorar los índices de la economía y la calidad de vida de los argentinos es una prioridad para los funcionarios. Sin embargo, el flagelo no afecta de la misma forma a los argentinos: según la franja etaria, las opciones pueden ser más, mejores o escasas.


Los mayores de 45 años la tienen complicada. De acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 800.000 personas de esa edad buscaron en 2016 sin éxito, según publica el diario La Nación.


Elena Epelbaum tardó tres años en conseguir empleo. A sus 52, nadie la veía como la mejor de las opciones hasta que los dueños de una óptica a pocos metros del Congreso de la Nación. 


"Me había dedicado a mi familia. Mi hija nació con labio leporino y en ese momento decidimos que yo dejara de trabajar para ayudarla con su recuperación", cuenta Elena y agrega que con el tiempo las cosas cambiaron, que el amor de pareja no duró para siempre y que una vez divorciada debió arreglárselas pos su cuenta. "Entonces, tuve que volver a reinsertarme laboralmente. Y la verdad es que fue difícil”.


Los especialistas entienden que faltan oportunidades en el mercado laboral argentino para este grupo etario y también que todavía hay muchos prejuicios que derribar porque las empresas tienen un preconcepto erróneo sobre contratar adultos. 


Diagonal es una asociación civil que nació con la crisis de 2001 y que trabaja por la reinserción laboral de personas mayores de 45. Gabriela Halperín es su directora y explica: "No les damos trabajo: les brindamos herramientas para que lo busquen por ellos mismos".


"La gente que pierde el trabajo después de los 45 años está muy enojada con todos -con la familia, las consultoras y las empresas-, frustrada, desalentada y desesperada. Le cuesta mucho pedir ayuda", asegura.


Por eso, desde Diagonal lanzaron el Programa de Reinserción Laboral (PRL), que consta de siete encuentros de cuatro horas cada uno en los que se busca empoderar tanto a aquellos que buscan trabajo como a quienes quieren reinventarse.

Relacionadas

La desocupación subió en el segundo trimestre de 2018 y es la mayor en 12 años

El derrumbe de la actividad económica que provocó la mayor sequía en 50 años, junto a la severa contracción del consumo de las familias, y el cambio del escenario internacional para la deuda argentina, determinó que se registrara un nuevo salto de la tasa de desempleo, a un nivel que no se veía desde el tercer trimestre de 2006, cuando aún no había sido intervenido el Indec.


Ver Más

Protocolo y vestimenta para tener éxito en una entrevista de trabajo

Una de las tantas preguntas que uno se hace antes de tener por primera vez en un nuevo -posible- trabajo es ¿Como me tengo que vestir?. Si bien se debe presentar una imagen cordial y prolija, también tiene que representar a la personalidad de cada uno. No se debe fingir algo que no es y tampoco lograr captar la atención de la persona que entrevista.  Aunque para muchos el vestir sea un detalle más, para otros es la primera impresión de la persona que van a contratar. Para ello, una de las recomendaciones es investigar sobre el empleo al cual se está postulando en cuanto a la indumentaria: si tienen algun uniforme, si hay ciertas prendas que están “prohibidas”, si predomina el estilo de vestir...

Ver Más

El final de las remuneraciones no remunerativas

El decreto 633/18 dictado por el Gobierno Nacional establece que el Ministerio de Trabajo no volverá a homologar acuerdos colectivos que contengan sumas o conceptos salariales sobre los que las partes acuerden otorgarle carácter no remunerativo. En otras palabras, sindicatos y cámaras patronales no podrán seguir incluyendo en las negociaciones salariales "remuneraciones no remunerativas". A lo largo de la última década el establecimiento de "remuneraciones no remunerativas" fue un dato distintivo de la negociación salarial, ya sea mediante la aplicación de incrementos porcentuales a los básicos de convenio o a través de la creación de adicionales o sumas fijas a los que las partes le otorgaban este carácter. De esta manera, una parte del incremento salarial de bolsillo de los trabajadores era sustentado por una disminución de los recursos del sistema de seguridad social, situación que no era observada por el Ministerio de Trabajo al dictar su homologación. Este hecho implicaba convalidar un absurdo normativo, ya que en el derecho laboral importa poco el nombre con el que las partes denominan a las distintas contraprestaciones. En este caso, la remuneración de los trabajadores no puede dejar de ser remuneratoria por más que así se acuerde en una negociación colectiva.

Ver Más

Arranca el tercer trimestre y las expectativas laborales no son buenas

Son pocas las empresas privadas que tienen pensado agrandar su plantilla de empleados.

Ver Más

Los argentinos, pesimistas sobre el futuro económico del país

Una consultora hizo una encuesta con dos preguntas clave que delimitan la esperanza en el país.

Ver Más

Goldman Sachs llega a la Argentina

El banco con sede en Nueva York desembarca en el país con la mirada puesta en el sector energético.

Ver Más