Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

La economía del 2016 puesta en perspectiva

Se encuentran dos microeconomistas y uno le pregunta a otro ¿cómo está tu mujer? Y el último responde ¿comparada con qué? Esto es, evaluar el primer año del gobierno de Cambiemos sin tener en cuenta la situación de inicio es por lo menos un disparate.


También es cierto que el gobierno de Cambiemos será exitoso si y sólo si Argentina logra salir de la estanflación, es decir si se logra bajar la inflación y vuelve a crecer. Claramente, este objetivo no será logrado en 2016, ya que este año será el quinto año consecutivo de estanflación. De acuerdo con nuestras estimaciones, el nivel de actividad se contraería 1.5% en 2016, mientras que la inflación promediaría cerca del 42% cerrando el ejercicio con una inflación mensual en torno al 1.5% (20% términos anualizados). Estos resultados que, a primera vista lucen como muy malos, a la luz de la herencia recibida y teniendo en cuenta la quita de retenciones, la suba de tarifas y el levantamiento del CEPO estaríamos frente a un éxito rotundo en materia de política económica (en general) y monetaria (en particular).


Se toma dimensión de este éxito a partir de tener en cuenta varios fenómenos. Primero, la política desbocada del BCRA de Vanoli dejó la base monetaria creciendo al 47% interanual que, al sumarle la bomba de los futuros, hubiera ascendido a por lo menos al 80%, en un contexto donde existía un sobrante de pesos $200.000 MM (4% del PIB). ¿Qué quiere decir esto? Qué si en 2016 hubiera seguido la política monetaria de Vanoli, aún con Cepo Cambiario, la inflación, sin caída de la demanda de dinero hubiera oscilado entre el 50% y 80% anual. Por otra parte, dado que se liberó el mercado de cambios, de caer la demanda de dinero acorde a las experiencias de 1959 y 1975 (casos en los cuales la tasa de inflación se multiplicó por seis veces), la tasa de inflación hubiera alcanzado el 500%.


Además, con cepo y con una política monetaria similar a la de Vanoli, la inflación de este año se habría ido acelerando mes tras mes a lo largo de todo el año, con lo cual pico inflacionario se habría registrado probablemente hacia fin de año. ¿Por qué? Porque la política monetaria impacta sobre precios con un rezago de 12 a 18 meses, y como Vanoli fue acelerando paulatinamente el ritmo de emisión a lo largo de todo el 2015, el aumento del nivel general de precios se habría acelerado sostenidamente a lo largo de todo este año con su pico hacia diciembre. En cambio, con la política monetaria del BCRA de Sturzenegger, la trayectoria temporal de la tasa de inflación es descendente y el año terminará con mucho menos inflación de la que comenzó. 


El éxito de la actual política queda en evidencia cuando se la compara con los resultados de 2014 luego de la devaluación de Axel Kicillof. La inflación proyectada punta a punta del 42% para 2016 es apenas superior a la inflación del 39% observada en 2014, pero con el agregado positivo que actualmente hay un sinceramiento cambiario que estuvo totalmente ausente hace dos años atrás, porque ahora el tipo de cambio es único y libre mientras hace antes estaba “encepado” y había dólar paralelo. No sólo esto, luego de 7 meses de haber devaluado, en 2016 hay ganancia de competitividad cambiaria (45% de pass through), mientras que en 2014 ya había pérdida (126% de traspaso a precios).


En definitiva, está claro que no estamos en el Paraíso pero, nos encontramos mucho mejor de lo que estaríamos (al margen de los avances sobre las libertades individuales) de haber continuado la política económica del régimen K. A su vez, cuando Kicillof intentó hacer algo en la misma línea lo terminó haciendo muchísimo peor. Por lo tanto, si bien el manejo de la economía del gobierno de Mauricio Macri dista mucho de ser el óptimo, aún así es infinitamente mejor que lo propuesto por la barbarie kirchnerista.

Relacionadas

Qué factores cambiaron para que la inflación baje 1 punto porcentual en relación a junio de 2018

Pese a la rigidez del plan monetario y la política fiscal restrictiva, con gastos que aumentan muy por debajo de la tasa de inflación, el ritmo de alza de los precios al consumidor se mantiene aún elevado, a un ritmo de más 35% al año, aunque claramente experimentó una nueva desaceleración respecto de los picos recientes de marzo y abril. Y también en comparación con un año antes, cuando había sido de 3,7 por ciento.

Diversos factores se destacan en el cotejo con las mayores variaciones de un año antes que explican el menor impulso de alza de los precios, más allá del escenario recesivo que muchos atribuyen al efecto de las altas tasas de interés de política monetaria, porque ahora descendió al rango del 58% anual con una inflación en los pasados 12 meses fue de 55,8%, tras haber comenzado junio...

Ver Más

Qué esperar de la economía para este 2018

El año nuevo ya está aquí y especialistas del sector charlaron con El Inversor para brindar sus expectativas.

Ver Más

Hasta que no haya una mejora del salario real no será simple ver la recuperación

A comienzos de 2017, la recuperación de la actividad económica se presentaba como uno de los principales desafíos para el actual gobierno. Si bien el 2016 ha resultado un año magro en términos de actividad para la economía argentina, la recuperación empieza a sentirse. Sin embargo, cabe preguntarse de qué manera lo hace. Escucharemos quejas de muchos ciudadanos acerca de que el dinero no alcanza para cubrir los costos que hoy trae aparejado vivir en la Ciudad de Buenos Aires y el área metropolitana, y esto resulta completamente cierto. Pero revisemos algunos últimos datos...


Ver Más

EMAE: Dime a que sectores perteneces y te diré…

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos dio a conocer nuevos datos de la actividad económica. El parte del organismo oficial da cuenta de que el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de abril de 2017 se incrementó 0,6% respecto al mismo mes de 2016. El informe mencionó que la serie desestacionalizada se mantuvo sin variación respecto a marzo, aunque hilando fino la variación fue -0,04%. De esta manera, contabilizados los primeros cuatro meses del año ya, el crecimiento económico acumulado es de 0,4 % en comparación con el primer cuatrimestre de 2016. La primera conclusión es que la economía se mueve, lentamente y de manera casi inadvertida, pero está moviendo. Lo que si está claro también es que todavía le falta potencia, sobre todo para que este crecimiento pueda ser palpable para todos.

La segunda conclusión del informe es que la recuperación es muy despareja. Analizando los distintos sectores se observa que ...

Ver Más

¿Cuál es el rumbo que tomará la tecnología?

Empresarios especialistas de varios sectores compartieron una charla en la que contaron sus expectativas.

Ver Más

Tiempo de poner el foco en la actividad

Especialistas se refieren a la meta de la inflación y opinan sobre el nuevo rumbo que debería tomar el Gobierno. 

Ver Más

Columnista