Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

"La gente va a votar principalmente por cuestiones económicas y es lógico"

El sociólogo Marcos Novaro analizó la situación económica, la inflación y el escenario electoral con el repunte de la imagen y la caída en el rechazo de la ex presidente Cristina Kirchner. 

El analista político afirmó que hoy por hoy el Gobierno tiene poquísima credibilidad. En este sentido, y al ser consultado sobre el anuncio del presidente en las redes sociales fue el ámbito apropiado, consideró: "Me parece que la combinación de su discurso político con un discurso más técnico, de sus funcionarios, no está mal. Lo han hecho otros presidente en momentos difíciles". 

"Era el esquema que usaba (Raúl) Alfonsín con (Juan Vital) Sourrouille. Alfonsín daba el marco político, explicaba lo que el gobierno quería hacer y hacia dónde apuntaba, y Sourrouille explicaba los detalles y trataba de generar la idea de que el equipo económico tenía un programa articulado y no eran cosas sueltas. Hasta ahora, Macri esas cosas no las ensayo. En general recurrieron a una cosa o a la otra. O habla Macri o habla Dujovne. Y ahora la combinación puede resultar adecuada si lo hacen bien", añadió. 

Novaro consideró inevitable preguntarse si este anuncio no llegó demasiado tarde. "La situación es de un gobierno que tiene poquísima credibilidad. De arranque es malo. Tiene que hablarle a una sociedad y a operadores económicos que no creen en ellos, que más bien están inclinados a pensar que las cosas se les están escapando de control. Tiene que hacer un gran esfuerzo". 


"Uno podría preguntarse si no llegan demasiado tarde. Si no le tendría que haberlo hecho hace un mes cuando ya era bastante claro que en vez de desacelerarse la inflación estaba acelerándose. Venían aguantando con un esquema que no era suficiente y ahora están recurriendo a medidas más heterodoxas. En términos inmediatos puede ser que tenga alguna efectividad, pero me parece que va a tener más efectividad ponerle un techo al dólar que lo demás", señaló.
 
Para Novaro un cierto estímulo al consumo a través de créditos y un poco de intervención en precios cuidados, puede funcionar en lo inmediato. "Si generan una mínima credibilidad, si negociaron bien con las empresas, eso puede funcionar durante algunos meses. Sin embargo, eso no va a frenar la inercia y los problemas estructurales que están detrás de la inflación". 


El sociólogo, desde su perspectiva, se observa un Gobierno mucho más heterodoxo. "Está recurriendo a los últimos instrumentos que tenía en su listado de opciones. Seguramente esto era lo menos atractivo para ellos pero lo están haciendo igual. De alguna manera han tomado nota de que las cosas están ya suficientemente mal como para que tienen que probarlo todo. Y sobre todo para remover esa idea, que se instaló muy fuerte en la sociedad, de que estaban desconectados de la realidad, de que no estaban haciendo todo lo posible para que el drama de la inflación -por lo menos- se contuviera".

"La sensación de que el Gobierno estaba desatendiendo el problema era muy mala para la opinión pública que los ve alejados de la realidad. En la encuesta puede influir dos cosas: el gesto y el efecto del gesto. Y las dos cosas pueden ser positivas o negativas", añadió. 

Al ser consultado sobre la posibilidad de que el cuadro económico esté impactando en la política de manera determinante o a la inversa, que sea la política que impacte en la economía como consecuencia de la figura de Cristina Kirchner, a quien se la ve muy competitiva a pesar de que no ha confirmado su candidatura todavía, Novaro afirmó: "Es notable que en la escena pública se ha pasado de discutir por 'Lavagna' a tratar de instalar el 'Cristina Gana'; la idea de tercera opción ha quedado bastante diluida. Y hoy está muy instalada esta cuestión de que muchos decían hasta ahora 'ella no puede ganar' ahora están diciendo 'tal vez gana'. El rechazo de Cristina está cayendo".

Finalmente, el sociólogo consideró que "en el gobierno se dieron cuenta que por más que están mejor vistos en tema de corrupción, seguridad y relación con el mundo, a la gente eso no le importa".

"Estos temas han dejado de importarle totalmente. La atención está puesta en la economía y ahí la evaluación del Gobierno es muy mala. Seguir con la tesis de 'le vamos a hablar de otra cosa porque lo que está en juego es el alma argentina', es una tontería. La gente va a votar principalmente por cuestiones económicas y es lógico que lo haga", concluyó.

*Reportaje con Marcelo Longobardi en el programa Cada Mañana, por Radio Mitre