Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

La gestión a través del miedo

Vivimos una época caracterizada por el miedo. La confianza y las certezas de otras décadas, dieron paso a un período de gran incertidumbre que acabó por despertar el miedo en todas sus formas. Este miedo es una especie de sombra que nos mantiene en alerta continua, haciendo que sintamos terror por cada paso hacia adelante. ¿Cambiar de trabajo? "Uff, la cosa está muy mal, más vale quedarme donde estoy"; ¿Comprarme una casa? "No sé, parece que no es el mejor momento"; ¿Emprender mi propio negocio? "Estás loco, con lo que está pasando"…


Ahora, ¿cuáles son las consecuencias del miedo en nuestro comportamiento? Cuando el miedo se apodera de nosotros y se vuelve el centro de nuestros pensamientos, nos hace sentir indefensos e impide que busquemos soluciones. Hace que percibamos estas situaciones como algo que está fuera de nuestro control, es decir, como si nosotros no pudiésemos hacer nada para cambiarlas. Tomamos una actitud pasiva, esperando que los cambios lleguen solos o que alguien más decida por nosotros. Esta pérdida de autonomía se vuelve funcional para aquellos que buscan influir en nosotros, tanto en la arena política como en el ámbito de las organizaciones.


La gestión a través del miedo


El término de “management by fear” (o gestión a través del miedo) surge en el ámbito de las empresas en la década del 90, y se convierte rápidamente en una herramienta eficaz para alinear a las personas hacia el logro de ciertos propósitos (impulsar transformaciones, promover una reestructuración organizacional, etc.). Esta estrategia de gestión consiste en la utilización de amenazas directas o indirectas basadas en los miedos de las personas (temor a ser despedido, a perder el lugar alcanzado, a sacrificar prestigio profesional, etc.). La gran ventaja del miedo para aquellos que están en el poder es que reduce la capacidad de resistencia y de vigilancia crítica de las personas. Como escribe Gilles Deleuze, filósofo francés, "los poderes tienen más necesidad de angustiarnos que de reprimirnos" y por eso están interesados ante todo en "administrar nuestros pequeños terrores íntimos". 


Afortunadamente, la utilización del miedo por parte de las empresas es un proceso reversible y a la vez un gran desafío que requiere al menos dos tipos de respuesta:


  1. Por un lado, debemos desactivar la magnificación psicológica del miedo en el ámbito individual animándonos a asumir mayores riesgos y aceptar las consecuencias de tomar decisiones de manera autónoma. Es probable que el proteccionismo excesivo en la propia familia o estilo paternalista de muchos jefes, haya hecho que las personas se sientan más cómodas cuando otros toman decisiones por ellas. Pero no debemos olvidar que decidir sobre nuestra propia vida personal y profesional no sólo es un derecho, sino que es la única manera de ejercer nuestra libertad individual en la sociedad.

  2. Por otro lado, aquellos que ejercen un rol de liderazgo deben dejar de ser cómplices de las condiciones sociales y organizacionales que perpetúan el miedo en pos de los intereses de unos pocos. Aprovechar el miedo de las personas para convencerlas de apoyar objetivos de negocio de dudosa ética social es el camino más fácil para alinear a la gente, pero sin duda, el menos duradero en el tiempo. Y sin mencionar que quien trabaja con el temor a ser despedido o castigado a través de sanciones, no está en condiciones de dar lo mejor de sí mismo y menos poner todo su esfuerzo al servicio de un propósito mayor.

 

El miedo es un compañero inseparable del ser humano, en tanto la vida es riesgo, peligro e incertidumbre. Sin embargo, no podemos (ni debemos) resignarnos a vivir paralizados por él. Las organizaciones necesitan personas valientes capaces de tomar decisiones dialogadas, arriesgadas e innovadoras sin que supongan un “riesgo de vida” para su desarrollo profesional. Las empresas también necesitan líderes entusiastas y motivadores que puedan alinear a sus colaboradores hacia propósitos trascendentes, asegurando la cuenta de resultado para el corto plazo, pero a la vez creando un clima de apertura y seguridad para maximizar la contribución en el largo plazo de cada persona.


*Carolina Bellora, especialista en gestión del cambio, desarrollo de talento y gestión estratégica de las personas.

Relacionadas

Cómo atraer y retener al mejor talento en tiempos modernos

Durante las últimas dos décadas, el lugar de trabajo ha evolucionado para priorizar el trabajo en equipo. Aunque no es una tarea fácil de realizar, ya que la fuerza laboral actual incluye hoy muy diversas generaciones de empleados: los baby boomers (1945-1963), la generación X (1963-1980), millennials (1981-1995), y la generación Z (nacida después de 1995). Cada generación tiene diferentes valores, diferentes formas de comunicación y diferentes formas de sentirse motivado. Los Gen X se quejan de que los millennials no están comprometidos, los millennials se quejan de que los Gen Xers no son apasionados y trabajan demasiado duro por alguien que ni conocen, los Baby Boomers quieren llamar a los Gen Z por teléfono y ellos quieren responder con un emoji.

Ver Más

La fuerza de las Pymes argentinas

Las Pymes son las grandes generadoras de empleo y recaudación impositiva en cualquier sociedad. Por ello, todos los países toman medidas para que los emprendimientos que surgen en sus territorios germinen sin sobresaltos, prosperen y sean sustentables, para que puedan cumplir el irremplazable rol que les cabe en el desarrollo y la creación de riqueza. 

Ver Más

Es fundamental diseñar oportunidades para el desarrollo de los industriales

Es sabido que las crisis condicionan la competitividad de las empresas, sea cual fuere su tamaño. Pero, tratándose de Pymes, el contexto actual es aún más complejo para ellas. La imposibilidad de acceder al financiamiento, los elevados costos de producción y de mano de obra combinados con la inflación y la baja del consumo produjeron un preocupante estancamiento de nuestro sector. 

Comenzar a diseñar oportunidades y buscar herramientas para activar el desarrollo de los pequeños y medianos industriales es fundamental. Porque, de lo contrario, este estancamiento generará un círculo vicioso difícil de controlar...

Ver Más

Quiénes son los millennials innovadores que podrían cambiar el mundo en las próximas décadas

MIT Technology Review es una prestigiosa revista que pertenece al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desde 1999, reconoce a jóvenes innovadores, menores de 35 años, a través de listas anuales. El objetivo es destacar a quienes desarrollan nuevas tecnologías o las aplican de forma creativa para resolver problemas.

En 20 años, la publicación ha distinguido, por ejemplo, a Larry Page y Sergey Brin (creadores del buscador Google), Mark Zuckerberg (Facebook) y Jonathan Ive (jefe de diseño de Apple, clave en su historia, quien recientemente se retiró de la compañía).

Ver Más

5 claves para ser más feliz en su trabajo

No importa cuánto le apasione su negocio, el estrés, las largas jornadas y las preocupaciones pueden dejarle una sensación de infelicidad. "Pasamos demasiado tiempo en el trabajo como para no estar felices en él", dice Beth Thomas, autora de "Powered by Happy: How to Get and Stay Happy at Work". Ser infeliz en el trabajo no sólo afecta su sentido del humor, sino también su productividad, destaca un artículo escrito por Lisa Evans en el sitio soyentrepreneur.com. A continuación, la autora comparte algunos consejos para traer la alegría a su espacio laboral y mejorar el desempeño de su empresa. Veamos.

Ver Más

La AFIP extendió hasta el 31 de julio el ingreso al Plan de Facilidades

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prorrogó hasta el 31 de julio la posibilidad de que los contribuyentes que no registren la condición de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMES) puedan ingresar su deuda al plan de facilidades de pago de ...

Ver Más

Columnista