Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

La insólita fórmula de Axel Kicillof para calcular Ganancias

Usualmente la discusión de la determinación del Impuesto a las Ganancias de los trabajadores en relación de dependencia, es motivo de preocupación de los sindicatos, que buscan defender los ingresos de sus afiliados, y de los gobiernos nacional y provincial (por ser un gravamen coparticipable) porque es una fuente relevante de financiamiento de sus gastos.

Pero ahora, de prosperar el proyecto que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados amenaza en convertirse en un problema serio para las empresas, porque no sólo mantendrán la función de ser agentes de retención de Ganancias que luego deberán pagar a la AFIP, sino porque liquidar un sueldo que supere el mínimo no imponible será una tarea artesanal, porque ya no podrá automatizarse.

Según se detectó, luego de que el economista Luciano Cohan, de la consultora Elypsis, advirtiera por Twitter que el ex ministro cometiera otro error en la corrección de la fórmula original para la determinación del Impuesto, a minutos de haber sido votado el proyecto: "No contempló el caso de los salarios iguales", a 'C': la suma de las deducciones especiales y de cargas de familia", explicó.




















































Es que la fórmula para determinar las "deducciones a efectuar", se construyó con el componente "A", que es el salario no imponible, más las cargas de familia, principalmente esposa e hijos, menos el componente B, que es el salario neto anual multiplicado por un factor (0,2). Si el resultado es mayor que "C", esto es la deducciones especiales, más las cargas de familias y los gastos que contribuyen a generar el ingreso.


Pero la determinación de la retención de Ganancias no queda ahí. La fórmula de un ex-ministro que se caracterizó por ponerle cepos a la economía, cerrarla al mundo, e incentivar el consumo, mientras desalentó la producción y la inversión con controles de precios y trabas al movimiento de capitales, y que tampoco favoreció las importaciones, con un tipo de cambio "recontra bajo", agregó dos condicionantes: si el resultado de A menos B multiplicado por un factor es mayor que C; o si es menor; mientras que dejó sin especificar qué pasa con el caso de que resultare igual.

Y para peor, en una opción el componente de las "deducciones  a efectuar" forma parte de una fórmula que la tiene incluida.

El fenómeno fue rápidamente advertido por los expertos de la AFIP, aunque no lo hicieron explícito hasta que los consultara Infobae: "La fórmula es incomprensible, inaplicable, si querés venís, y durante tres días es posible que en un pizarrón más grande que el que usaba Eistein se pueda resolver, y eso habrá que hacerlo para cada salario del trabajador que supere el mínimo no imponible".

De ahí que aseguraron las fuentes que "si no se modifica la fórmula de Kicillof las empresas no podrán liquidar por sistema los sueldos mayores al mínimo no imponible, sino que deberán hacerlo artesanalmente, sin que tengan la certeza de que lo hicieron bien".

*Daniel Sticco es editor jefe de Economía en Infobae

Relacionadas

¿El 2018 arranca con cambios en deducciones y tablas de Ganancias?

El incremento debería ser superior al 23 por ciento. Los empleados percibirán el beneficio con el primer sueldo del año.

Ver Más

Las claves de la reforma tributaria que impulsa el Gobierno

Desde Casa Rosada buscarán así incentivar el aumento de la inversión productiva y del empleo formal.

Ver Más

Tres miradas sobre el peso de la carga impositiva en Argentina

Los economistas Ana Rameri, Martín Alfie y Matías Surt se refirieron a este tema en el último programa de El Inversor.

Ver Más

En detalle: las modificaciones en Ganancias, Bienes Personales y monotributo para 2017

A fines del año pasado fue aprobada una ley que fija las nuevas pautas de estos impuestos.

Ver Más

Impuesto a las Ganancias: las provincias serían las principales perdedoras de la reforma

Junto a los municipios, perderían $22.900 M en 2017 -equivalentes a 1/3 de la nomina salarial promedio; a una vez y media el gasto mensual en obra pública; y a casi dos meses del gasto en bienes y servicios- si el Senado convierte en ley la modificación

Ver Más

La oposición no entiende el problema

El 10 de diciembre de 2015 no hubo solamente un cambio de gobierno, empezó el camino de un profundo cambio en nuestro estilo de vida: del populismo hacia la verdad. Si un país tiene un déficit fiscal descomunal, del orden del 7% del PBI (hay que remontarse a la híper de 1988 para conseguir uno igual), el gobierno debe procurar reducirlo, digamos, “sin prisa pero sin pausa”. En economía, los problemas de grado, importan. Cuando la magnitud de un desequilibrio es colosal, ya deja de ser un problema ideológico entre keynesianos y liberales, y pasa a ser un problema civilizatorio: semejante déficit fiscal no es sustentable durante mucho tiempo, entonces ningún economista racional dudaría acerca de la necesidad de achicar lo más posible tamaño desequilibrio. El descontrol populista dejó ...

Ver Más

Columnista