Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

La juventud empoderada

En Argentina la edad no es excusa para emprender, la edad es solo un detalle sobre todo cuando hablamos de jóvenes emprendedores que son agentes de cambio, que trabajan para el desarrollo sostenible frente a los problemas de nuestro país y del mundo.

​Afrontar los desafíos de trabajar y pensar en pos de un país sobre la base del desarrollo sostenible, el bienestar social y la igualdad de oportunidades para todos los seres humanos sin afectar al medio ambiente es la misión de JCI (Junior Chamber International) la Red Mundial de Jóvenes, activa en más de 110 países y que cuenta con más de 200.000 miembros alrededor del mundo. Todos los años JCI y la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) premian con los premios TOYP (Ten Outstanding Young Persons) a 10 jóvenes de entre 18 a 40 años con algún tipo de logro en 10 categorías que van desde logros académicos, económicos, políticos, ambiental hasta superación personal, que haya tenido impacto en la sociedad. Hasta el 8 de septiembre cualquier persona, institución, organización no gubernamental, universidades, etc., podrán postular a sus candidatos y los ganadores serán elegidos por un prestigioso jurado, formado por personalidades destacadas de la ciudad. En ediciones anteriores, uno de los premiados fue el reciente invitado al programa El Inversor, Gino Tubaro, que con tan solo 23 años supo cambiarle la vida a miles de niñas, niños y adultos con discapacidad para que su vida pueda ser vivida sin lìmtes a través de la fabricación de prótesis para brazos con impresoras 3D. En ese contexto, estuve conversando con Javier Rumbos, presidente actual de JCI Buenos Aires, sobre el presente de los jóvenes que asumen el compromiso y la responsabilidad de emprender y liderar proyectos mediante acciones de cambio en sus comunidades y expresó: “Nos contenta saber que está creciendo cada vez más, lo que no vemos son acciones de emprendimientos que busquen un triple impacto o sea emprendimientos que busquen equilibrio entre la rentabilidad económica, un impacto ambiental de forma positiva y también, en lo social. Creemos que ahí hay mucho trabajo por hacer, y que nuestros jóvenes emprendedores tienen que volcar su mirada no sólo a la rentabilidad económica, que también es muy necesaria, sino también a la sostenibilidad”.

Para que esto pueda llevarse  a cabo es fundamental contar con un espacio de reconocimiento y valoración del trabajo realizado, en ese sentido, ¿Cuál sería tu consejo para aquellos jóvenes que desean emprender en el país?.

“El primer consejo es que hay que apostar a la Argentina, el país necesita de nosotros los jóvenes, necesita de nuestras ganas, de nuestra forma de pensar positiva, de nuestras ganas de asumir retos y responsabilidades y de nuestros sueños. La Argentina necesita de una juventud que sueñe que podemos hacer cosas grandes, es decir, que tenga rentabilidad, que impacte de forma positiva en la sociedad, en el medio ambiente, para nosotros eso es grandeza y apostar al país, que tiene todo para desarrollar, jóvenes con potencial emprendedor, toda la materia prima pero lo que hace falta es ser constante”.

¿Qué rol tiene hoy JCI en la Ciudad Buenos Aires?

“JCI Buenos Aires, lo vemos como una institución dentro del ecosistema que representa el tercer sector, una institución que a través del voluntariado podamos impactar en nuestro metro cuadrado, o sea nuestro contorno que en este caso sería buenos aires. Buscamos empoderar a cada uno de nuestros miembros a través de proyectos que ellos van liderando”.

Más info en www. jcibuenosaires.org o a través de sus redes sociales @jcibuenosaires.

Columnista