Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

La paradoja del optimismo en el mercado laboral




Tras cuatro años de estancamiento en los cuales no se han generado nuevos empleos en el sector privado, los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) realizada por el INDEC muestran que el empleo se está recuperando. 


John Maynard Keynes, estudioso de las causas del desempleo y del mercado de trabajo, asimiló la economía a un motor cuyo combustible es la inversión. Restablecida la confianza en el país, con una exitosa salida del cepo y del default, ese combustible empieza a circular.


Por supuesto que no se arranca de golpe un auto que estuvo parado 4 años. Paso a paso -como no puede ser de otra manera- y con los tiempos que son propios de la economía hoy la Argentina empieza a crecer. Después de 9 años de no contar con estadísticas confiables, el INDEC informó los resultados provisorios de las mediciones de empleo. La evidencia muestra que hay nuevos puestos de trabajo: la tasa de empleo creció levemente con respecto al segundo trimestre del 2015, subiendo del 41,5% al 41,7%.


La tasa de empleo muestra cuántas personas de cada 100 tienen un empleo, es decir que se calcula tomando en cuenta al conjunto de la población. En cambio, la tasa de desocupación calcula la cantidad de personas desempleadas en relación con la Población Económicamente Activa (PEA). La PEA está compuesta por quienes ya tienen o buscan un trabajo, alcanzando un total de 12.503.010 personas. En momentos cuando hay pocas esperanzas de obtener un empleo, la PEA disminuye y, por el contrario, aumenta cuando la sociedad se tiñe de optimismo.


Los economistas conocen muy bien el efecto “desaliento” que se da cuando algunos sectores de la población abandonan la búsqueda al verse decepcionados tras no haber podido encontrar un puesto de trabajo. La desilusión que provoca no tener éxito lleva a muchas personas a dejar de intentarlo. Este fue el caso de la Argentina en 2014 y 2015, ya que el desempleo se redujo, en parte por el aumento del empleo público y en parte porque la gente dejaba de buscar trabajo.


El fenómeno del “desaliento” fue descrito por Cynthia Pok en el año 1996, y luego retomado por otros economistas argentinos como Neffa y Panigo. Pero se da a nivel mundial. Tal es así, que con la crisis de las subprime -la mayor desde los años 30’ que impulsaron a Keynes a escribir su Teoría General- en los Estados Unidos se acumularon 1.200.000 desilusionados que abandonaron su búsqueda laboral. Pese a que había menos empleos, la tasa de desocupación parecía bajar: enorme paradoja mostraban las estadísticas.


También existe, aunque menos mencionado en los textos de economía, el efecto opuesto: en otras palabras, el “efecto optimismo”. Se trata de gente que se incorpora al mercado laboral, ya sea por primera vez o retomando la búsqueda que había abandonado, gracias a las expectativas positivas y a un contexto de confianza que se siente en el aire. En la Argentina del segundo trimestre del 2016 crece el empleo aunque la tasa de desocupación se mantenga igual que en el 2015, prácticamente inmóvil en un 9,3% (comparando con datos creíbles como los del observatorio de la UCA) Esta paradoja del optimismo implica que el mercado laboral está atrayendo a nuevas personas. Un notable indicio para un país que ya encendió sus motores, se puso en marcha y comenzó a crear puestos de trabajo legítimos que expandirán la economía.


Martín Siracusa es Subsecretario de Gestión Administrativa del @MinSeg // Economista de @UporlaLibertad // Profesor en @USalvador

Relacionadas

Creció el miedo a perder el empleo en el último año, según un sondeo privado

Casi la mitad de los trabajadores teme perder su empleo mientras que en octubre pasado, hace menos de un año, era de sólo un tercio, según datos de la encuesta que hizo una consultora privada en el AMBA y las principales ciudades del país.

Ver Más

Más allá de la codicia y el miedo

Más allá de la codicia y el miedo, es el título de un libro de Hersh Shefrin que describe el proceso en la toma de decisiones de un inversor. Este nos ayuda a comprender como los mercados se debaten entre el miedo y la codicia, entre el pánico o la avaricia.

Parto del principio que los mercados no se mueven por lo que pasa, sino por las expectativas previas que los inversores tenían de lo que podía pasar. Si se desilusionan con un balance, con un numero de empleo o fiscal o con un resultado político, las bajas son mucho más grandes e irracionales que lo que indican los propios fundamentos y viceversa si los datos son favorables ante una grata sorpresa. En concreto si una empresa presenta un balance donde gana 10% menos de lo que pensaba ganar, la acción puede caer 30% o si ganan un 10% más de lo que se pensaba puede subir un 30%.

Saben porque, porque el mercado negocia confianza y expectativas. Cuando perdes alguna de ellas no hay discurso, anuncio o promesa que puede restituirla de golpe.

Ver Más

¡Terminemos con la timba financiera! ¿Por qué esta afirmación es errónea?

1- Lo que oímos. "El mercado de capitales representa la timba financiera". "Necesitamos cambiar la ganancia fácil de la timba financiera". "Hay que pasar de un modelo financiero a uno productivo". Son frases que se han escuchado recurrentemente en las campañas políticas y desde diversos sectores durante varios años. Ya que nosotros somos el electorado y estamos en pleno período de decisiones, vale la pena preguntarnos si estas afirmaciones son o no ciertas. 2- Definición. Según su definición formal, la palabra "timba" es una partida de juego de azar, e improbablemente la suerte va de la mano de las finanzas. A modo de ejemplo: si en la ruleta todos los participantes eligen apostar al color rojo y un solo participante al color negro, la influencia que tienen sus decisiones sobre el resultado del juego será nula. En las finanzas, si hay mayor demanda por determinado activo y todos deciden comprarlo, habrá un efecto directo sobre el precio. A partir ...

Ver Más

La fuerza de las Pymes argentinas

Las Pymes son las grandes generadoras de empleo y recaudación impositiva en cualquier sociedad. Por ello, todos los países toman medidas para que los emprendimientos que surgen en sus territorios germinen sin sobresaltos, prosperen y sean sustentables, para que puedan cumplir el irremplazable rol que les cabe en el desarrollo y la creación de riqueza. 

Ver Más

Por qué el bono para los estatales es mayor que el de los trabajadores privados

El Gobierno oficializó los pagos de $5.000 en el primer caso y de $4.000 en el segundo. Las causas de la diferencia

Ver Más

La desocupación subió en el segundo trimestre de 2018 y es la mayor en 12 años

El derrumbe de la actividad económica que provocó la mayor sequía en 50 años, junto a la severa contracción del consumo de las familias, y el cambio del escenario internacional para la deuda argentina, determinó que se registrara un nuevo salto de la tasa de desempleo, a un nivel que no se veía desde el tercer trimestre de 2006, cuando aún no había sido intervenido el Indec.


Ver Más

Columnista