Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

La radiografía de la Argentina tras el default



La entrada en default de la Argentina dejó al país sumergido en un sinfín de especulaciones y dudas sobre cómo será el futuro económico de la Nación. 

Asimismo, entre las últimas noticias se destacó que la Comisión Nacional de Valores (CNV), solicitó a la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos y a sus pares de Europa que se investiguen la posible “doble ganancia” que habrían obtenido los fondos buitre por la activación de los seguros contra default (Credit Default Swaps) tras el fracaso de las negociaciones con la Argentina.

Por otra parte, el gobierno nacional publicó el  jueves pasado una solicitada para insistir una vez más en que el país no está en default. En el mismo mensaje, el Ministerio de Economía sugirió a los tenedores de bonos que sí ingresaron al canje y no pueden cobrar por orden del juez Thomas Griesa que se cambien de banco para poder recibir su dinero.

Asimismo, las agencias de calificación internacionales continúan emitiendo informes que debilitan la percepción de calidad de los activos argentinos.  La agencia Moody's decidió cambiar de estable a negativa la perspectiva de deuda de todas las provincias y municipios de la Argentina, excluyendo a la provincia de Chaco, que permaneció con una perspectiva estable.

Así, la perspectiva cambió a negativa, desde estable, para los títulos públicos emitidos por la provincias de Buenos Aires, Chubut, Córdoba, Formosa, Mendoza, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y los municipios de Córdoba capital y Río Cuarto, también en la provincia mediterránea.

Lo que se viene

A continuación se presentan algunas de las previsiones que están realizando distintas consultoras económicas sobre la foto que se viene. 

Inflación 

De acuerdo al análisis que realizan desde la consultora ABECEB.com, en lo que respecta a la suba de precios, en una Argentina "defaulteada" prevén que 2014 cerrará con una variación del 41%, casi 7 puntos por encima de la proyección trazada en caso de que el Gobierno resuelva cuanto antes la crisis.

Dólar: 

En el caso del dólar, las perspectivas también desmejoraron para la consultora Abeceb. La imposibilidad de contar con fondos frescos en el corto plazo no permitirá bajar el ritmo de emisión.

Así, para fin de año, ya estiman una cotización de $10,90 para el billete verde oficial, frente a los $9,40 que se preveían en caso de acuerdo con los holdouts


Industria 

La persistencia de una situación de default, definitivamente posterga decisiones de inversión. 

Es así que la actividad industrial viene acusando una baja preocupante desde hace un año. En el primer semestre de 2014, esa baja alcanzó el 3,2%, según las cifras publicadas por el Indec. La situación se explica por el desempeño de la industria automotriz, que en los primeros seis meses del año acumuló una baja de 20,5 por ciento.

En lo que respecta a las industrias Pyme, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó  que la producción industrial de ese sector bajó 6,5% en junio, de acuerdo con un relevamiento propio elaborado entre 200 empresas, contra igual mes del año pasado.


Consumo

La tendencia que se vio en el consumo en el primer semestre del año no revertirá su sentido en una situación de default. Las ventas minoristas cayeron 9,6% en julio contra igual mes del año pasado. El default, “aunque sea un tema que no está definido, le recuerda a la gente los tiempos donde esta situación le trajo muchos inconvenientes", aseguraron desde la CAME. En este sentido, la foto de hoy es de incertidumbre, freno del consumo e inversión. 

Si se soluciona el tema del default, sin embargo, puede haber una reactivación del consumo solo si se mantiene el freno a las actualizaciones de los precios. 


PBI

El indicador del PBI argentino será negativo por primera vez desde 2009, siempre según cálculos privados. Para el Indec, la economía no cae desde el  2002. A la actual situación se le podría sumar un poco más de dramatismo si persiste la situación de default.

Según Fausto Spotorno, director de la consultora Orlando Ferreres & Asociados, "si el default se soluciona rápido y no impacta mucho en la economía", por la reposición del 'stay', y llegando sin complicaciones a enero, cuando cae la imposición de la cláusula RUFO, "la caída sería del 1,5%".

Pero si persiste el default por buena parte del segundo semestre, o hasta fin de año, "el PBI puede caer 2%". Para el especialista, haciendo grandes números, la baja de los primeros seis meses del año alcanza el 1 por ciento.


Sector empresario

El hecho de haber caído en cesación de pagos, para los empresarios implica un peor clima para hacer negocios hasta tanto no se resuelva el conflicto. Miguel Ponce, gerente de la Cámara de Importadores de la Argentina (CIRA), alertó que las consecuencias directas serán la de un encarecimiento o desaparición del crédito externo para empresas que dependen del comercio exterior, caída del consumo, impacto negativo en el empleo y, sobre todo, una mayor presión oficial para cuidar la última fuente de dólares: el superávit comercial.


Comercio Exterior

Según Ponce, la baja de la nota de la Argentina por parte de las calificadoras de riesgo pega de manera directa en las empresas.

"Entre los importadores, ya estamos viendo un fuerte acortamiento en la cadena de pagos. 

Los proveedores del exterior están dando menos crédito y hasta incluso, algunos ya exigen cancelaciones anticipadas para el envío de la mercadería a nuestro país".

En cuanto a los exportadores, el directivo sostuvo que "las empresas que venían financiando sus procesos de producción en el exterior -en muchos casos, por pedido del propio Gobierno encontrarán tasas más elevadas o, directamente, dificultades para acceder a nuevas líneas de financiamiento".

"Todo esto quita competitividad a la industria argentina y reduce el acceso de nuestros productos a los distintos mercados del mundo", completó Ponce.

Relacionadas

Reperfilar a la uruguaya: similitudes y diferencias

En su presentación en Córdoba (hece unas semanas), el candidato que más votos logró en agosto, suficientes para ser elegido Presidente en octubre, mencionó que el tratamiento de la deuda sería "a la uruguaya". Esto, en relación al reperfilamiento de los vencimientos de la deuda que hizo en 2003, sin quita de cupón ni de capital.

El anuncio resulta atractivo ya que, a los precios actuales de los bonos argentinos, una quita a valor presente del 20% (cuando se calcula el reperfilamiento uruguayo con una exit yield del 16%) o del 13% (cuando, ex post, esta tasa redujo al 12%) implica, si el resto del programa funciona, una oportunidad. Sin embargo, el condicional requiere entender qué nos asemeja y qué nos aleja del caso uruguayo, y cuáles son las chances de un esquema en esta dirección.

Los niveles de deuda de Argentina hoy, los cupones promedio y la tasa de interés implícita de la deuda son mejores y/o similares a los que tenía Uruguay entonces. Vale recordar que a fines de los '90, Uruguay se había visto afectado -al igual que Argentina- por la crisis asiática, rusa, la devaluación de Brasil en enero de 1999 y el propio impacto sobre Argentina de esta dinámica que derivó en la traumática salida de la Convertibilidad.

Ver Más

El Nobel de economía Paul Krugman analizó la crisis argentina

El economista aclaró que se tomó mucha deuda muy rápido durante el Gobierno de Macri, cuando había una "luna de miel" con el mercado. Fuerte crítica también al Fondo Monetario Internacional.

Ver Más

Qué piensan los ex ministros de Economía sobre la gestión actual

Funcionarios de gobiernos anteriores analizan la cartera bajo la era Mauricio Macri y destacan aciertos y errores.

Ver Más

Opciones para invertir después del default

Son al menos 7 las formas más rentables de cuidar el bolsillo y hasta generar ingresos. En esta nota, una lista detallada de cada una y opiniones que pueden ser más que útiles.

Ver Más

Sin default, hay que competir por las inversiones

Si un equipo de fútbol tiene un mal arquero y una mala defensa es muy probable que le metan muchos goles y por lo tanto, es probable que pierda muchos partidos. Pero tener una buena defensa no garantiza, para nada, ganar los partidos, para eso también se requiere un buen ataque. En términos de inversiones, el acuerdo con los Holdouts y la salida del default implican una mejora en la defensa, por así decirlo. Al salir del default ya no se espantan a los inversores. Sin embargo, para meter goles y atraer inversiones se necesita también presentarse atractivos para los inversores.

Ver Más

El fin del default y el futuro de la economía

Un panorama global sobre cómo fue recibida la noticia en los mercados del mundo y una especie de proyección. En la primera emisión de bonos, la Argentina tomó USD 16.500 millones a una tasa promedio del 7,5% ¿Cómo reaccionó la Bolsa? ¿Qué pasó con el tipo de cambio?

Ver Más