Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

La reactivación favorece más a las provincias que a la nación

Por Daniel Sticco


Por tercer mes consecutivo la recaudación de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) superó en varios puntos a la tasa de inflación de los pasados 12 meses, a tono con la notable recuperación del ritmo de actividad de los grandes sectores de la economía y con claro efecto multiplicador, como la construcción y la industria manufacturera.

A partir de ahí las cuentas fiscales comenzaron a mostrar un apreciable giro positivo en el que la tasa de expansión de los recursos tributarios pasó a crecer más que el total de gastos primarios, esto es, antes de considerar los pagos de intereses de la deuda pública.

Pero desde inicio del año las principales beneficiarias de ese proceso han sido las administraciones provinciales y, de modo secundario, las municipales, porque los impuestos que se ocupa de cobrar la nación pero que luego distribuye en su mayor parte entre las 24 jurisdicciones fueron los que han crecido más que el promedio general.

En el caso particular de agosto, mientras que la recaudación total se incrementó 33,5%, las transferencias automáticas a las provincias se elevaron 38,2%; casi cinco puntos porcentuales más que el crecimiento nominal de la distribución a la administración nacional. Una brecha similar se observó en el acumulado de los primeros ocho meses del corriente año.

Se trató de 66.874 millones de pesos en el mes y 479.129 millones de pesos entre enero y agosto; cuando si las provincias hubiesen recibido de la nación el equivalente al incremento de la recaudación total que incluye los no coparticipables totalmente, como al comercio exterior, ni los que capta el sistema de la seguridad social, hubiesen recibido unos 2.300 millones de pesos menos en el mes, y 9.300 millones de pesos desde el inicio del ejercicio.

Semejante beneficio explica las mayores facilidades que están teniendo los funcionarios del Gobierno nacional para lograr consenso con los ministros de Hacienda y Finanzas de la mayor parte de las 24 grandes jurisdicciones en que se divide el país para avanzar en acuerdos de responsabilidad fiscal, destinados a equilibrar gradualmente las finanzas públicas, como también se comprometió la administración central, como parte de la política antinflacionaria.

Lamentablemente, aún no existe un organismo que a nivel nacional se ocupe de consolidar, con menos de dos meses de atraso, el resultado de las cuentas fiscales de cada una de las provincias, para corroborar que esos recursos extraordinarios se tradujeron en disminución de los déficit base caja.

Sin embargo, existe una señal: pese a ser este 2017 un año electoral en donde no sólo se renovarán cargos legislativos y los representes de muchas provincias, no se observó un desfile de gobernadores y ministros del interior al Poder Ejecutivo Nacional para reclamar mayor giro de fondos para aliviar sus cuentas públicas.

Inquieta la revisión del Fondo del Conurbano

Sólo se destacan dos casos puntuales: la provincia de Buenos Aires, que se ocupó de instalar la necesidad de la revisión del Fondo del Conurbano, y la de Santa Cruz, donde los principales afectados de su pésima administración financiera y de gestión son 70 mil chicos que aún no han empezado las clases.

Naturalmente, el primer caso no es un tema menor, porque según acordaron 16 gobernadores y 3 vicegobernadores en una reunión que mantuvieron en la Casa de San Juan, en el centro porteño existe preocupación porque temen que el reclamo de la provincia de Buenos Aires a través de la Justicia signifique un recorte de las transferencias automáticas al resto de las jurisdicciones.

Relacionadas

¿Cómo afecta el "déficit cero" a la actividad económica?

Aún con el acuerdo con el FMI, pero sin el presupuesto aprobado, aún no tenemos claro dónde estamos y hacia dónde vamos. Claramente la economía argentina tiene enormes dificultades para crecer. Una propuesta de solución es lograr el déficit cero. 

Ver Más

Argentina subió al quinto lugar en el ranking de inflación mundial

Tras la violenta devaluación del peso y su consiguiente impacto sobre los índices de precios, la Argentina se ubicaría a fin de año entre los cinco países con más alta inflación del mundo, según resulta de una elaboración de ámbito.com en base a las proyecciones contenidas en el último informe Perspectiva Económica Mundial del Fondo Monetario Internacional. El FMI estima que la suba del costo de vida en el país llegará a 40% a fin de año, una cifra inferior al consenso de los economistas que espera una variación del orden del 45%. De todas formas, de confirmarse la cifra pronosticada por el Fondo, la Argentina ocuparía el quinto lugar en el ranking mundial de inflación, escalando tres posiciones respecto del anterior informe del organismo multilateral (correspondiente a abril último) cuando, con una inflación estimada en torno del 20%, la economía argentina se ubicaba en el octavo lugar. Sólo 17 países, sobre un total de unos 190, registran una inflación anual de dos dígitos. 

Ver Más

¿Es posible una nueva política monetaria y cambiaria?

¿Que cambie el presidente del Banco Central (BCRA) implica que se modifican la política monetaria y cambiaria? La reforma de la Carta Orgánica en 2012 agregó varias responsabilidades a la ya difícil tarea de proteger el valor de la moneda y la salud del sistema financiero. Lamentablemente no agregó nuevos instrumentos, por lo cual lo que el presidente del BCRA puede hacer es limitado.

Es extremadamente difícil mantener un cierto equilibrio entre nivel de reservas, tipo de cambio, tasa de interés y regulación del sistema financiero. Esta complejidad nos debe hacer definir: ¿es imprescindible establecer un objetivo como prioritario y los demás se subordinan a ese? ¿O se va intentando tener alternativamente distintos objetivos sin privilegiar a ninguno? ¿Cómo dar previsibilidad a algunas variables sin generar una "timba"?

Ver Más

Vivir sin aire...

Hoy sufrimos pensando en cómo vivir sin aire, cómo vivir tratando de afrontar los pagos de alquileres, de expensas, de luz, de gas, de comida, etc. Y en este mundo es la política llevada a religión la que intenta dar una respuesta: trata de poner el Paraíso imaginario en ésta, nuestra vida real. El Libro Sagrado de esta religión lo conforman las promesas de campaña: ¨Habrá ciudadanos felices”, “No habrá deudas”, “Aquél que robó irá preso”, “Habrá una justicia justa”, “Habrá pobreza cero”, etc. Y comprar estas promesas equivale a tomar la Primera Comunión: acompañados por nuestros padres damos fe de un constructo mentiroso. Y luego sobreviene la Confirmación, el refrendar que seguimos creyendo en este engañoso discurso. ¿Por qué hacemos esto? Porque, así como no podemos vivir sin aire, tampoco podemos vivir sin ideales trascendentales, sin la idea de que la especie ...

Ver Más

Cuarto descenso de la actividad económica: cayó 2,7% en julio

La devaluación y la sequía siguen dando sus coletazos en el agro, en la industria y en el comercio. Este es el cuarto mes en el que el dato del EMAE arroja un número negativo, lo que ya muestra las primeras señales de un enfriamiento de la economía.


Ver Más

Nicolás Dujovne desmintió en Diputados que el Gobierno analice dolarizar la economía

El ministro de Economía presentó la iniciativa en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja. Negó también una reestructuración de la deuda: "No habrá otro default". Hubo polémica por la demora en la llegada del funcionario al Parlamento.  

Ver Más

Columnista