Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

La realidad económica detrás del bitcoin: tecnología no apta para cardíacos

Por Joan Cwaik


El Bitcoin aparece ante nuestros ojos como la tercera gran disrupción tecnológica luego de la computadora personal e Internet. Ideado en el año 2008 y lanzado a principios del 2009 con el objeto de no depender de terceros y permitir transacciones entre pares a través del uso de un software de código abierto; su uso como divisa depende de la aceptación del Bitcoin como moneda. A pesar de su condición relativamente volátil, el Bitcoin es cada vez más utilizado creciendo el número de usuarios y aceptación comercial, política y económica, mes a mes. 


Pasaron menos de 24 horas después de alcanzar un máximo histórico de 3.000 dólares la unidad, la cotización del bitcoin se redujo hasta perder casi el 10% de su valor el lunes pasado por la mañana.


¿El máximo histórico probablemente haya persuadido a algunos inversionistas a sacar dinero?


En conjunto, 2017 ha sido un año significativamente positivo para bitcoin y -aún más- el entorno de las divisas criptográficas (con el crecimiento significativo de la divisa Etherum). Bitcoin tocó los 1.000 U$S el primer día de enero de este año y el máximo histórico de esta semana representa un crecimiento de 300% en poco más de 6 meses.


El dominio del market share de Bitcoin sobre el resto de divisas criptográficas ha descendido hasta un 40%, en momentos en que muestra una valoración de aproximadamente 42,4 miles de millones de dólares, sobre un estimado de $103,8 miles de millones de dólares para la totalidad del ámbito de las divisas criptográficas.


Una mala noticia para esta tecnología guarda relación con persistentes retrasos en los lapsos para concretar operaciones de compra-venta, así como en las relativas altas comisiones que en algunos casos llegan a 4,5 dólares (incomparables con las pasarelas de pago tradicionales).


​Para los que preguntan si vale la pena invertir, mi consejo más concreto es invertir lo que uno esté dispuesto a perder. Nunca es tarde para comprar si se piensa en largo plazo. A corto plazo cambia el enfoque. Equilibrar riesgos y ganancias es la clave como en cualquier otra inversión.

Relacionadas

Una nueva app para averiguar la rentabilidad de los tambos

Se llama "Costos" y fue creada por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el Ministerio de Agroindustria y la Universidad del Litoral.

Ver Más

Comienza a operar en el país Wilobank, el primer banco digital

El avance de la tecnología se da a pasos agigantados y provoca situaciones que apenas pocos años atrás no parecían viables. El surgimiento de Wilobank es uno de ellos.

Ver Más

9 definiciones de Facundo Manes sobre salud, educación y política

El especialista en neurociencias también se refirió a los problemas causados por la grieta.

Ver Más

Un nuevo lanzamiento de Apple, ahora con Goldman Sachs

El gigante de la manzanita lanzará una nueva tarjeta de crédito.

Ver Más

El avance tecnológico que permite a un paciente en estado vegetativo comunicarse

Un investigador de Cambridge creó un método para detectar actividad cognitiva.

Ver Más

El argentino que cuida millones y millones de bitcoins

Wenceslao Casares es credor de la startup Xapo.

Ver Más

Columnista