Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

La realidad económica detrás del bitcoin: tecnología no apta para cardíacos

Por Joan Cwaik


El Bitcoin aparece ante nuestros ojos como la tercera gran disrupción tecnológica luego de la computadora personal e Internet. Ideado en el año 2008 y lanzado a principios del 2009 con el objeto de no depender de terceros y permitir transacciones entre pares a través del uso de un software de código abierto; su uso como divisa depende de la aceptación del Bitcoin como moneda. A pesar de su condición relativamente volátil, el Bitcoin es cada vez más utilizado creciendo el número de usuarios y aceptación comercial, política y económica, mes a mes. 


Pasaron menos de 24 horas después de alcanzar un máximo histórico de 3.000 dólares la unidad, la cotización del bitcoin se redujo hasta perder casi el 10% de su valor el lunes pasado por la mañana.


¿El máximo histórico probablemente haya persuadido a algunos inversionistas a sacar dinero?


En conjunto, 2017 ha sido un año significativamente positivo para bitcoin y -aún más- el entorno de las divisas criptográficas (con el crecimiento significativo de la divisa Etherum). Bitcoin tocó los 1.000 U$S el primer día de enero de este año y el máximo histórico de esta semana representa un crecimiento de 300% en poco más de 6 meses.


El dominio del market share de Bitcoin sobre el resto de divisas criptográficas ha descendido hasta un 40%, en momentos en que muestra una valoración de aproximadamente 42,4 miles de millones de dólares, sobre un estimado de $103,8 miles de millones de dólares para la totalidad del ámbito de las divisas criptográficas.


Una mala noticia para esta tecnología guarda relación con persistentes retrasos en los lapsos para concretar operaciones de compra-venta, así como en las relativas altas comisiones que en algunos casos llegan a 4,5 dólares (incomparables con las pasarelas de pago tradicionales).


​Para los que preguntan si vale la pena invertir, mi consejo más concreto es invertir lo que uno esté dispuesto a perder. Nunca es tarde para comprar si se piensa en largo plazo. A corto plazo cambia el enfoque. Equilibrar riesgos y ganancias es la clave como en cualquier otra inversión.

Relacionadas

Una marca pensada para que los chicos se diviertan mientras se visten

Gustavo Blum, el dueño de Pecosos, estuvo en El Inversor para contar cómo es trabajar en una empresa pionera en el país.

Ver Más

Los desafíos de emprender en la Argentina

Uno de los socios fundadores de Trimaker estuvo en El Inversor para contar cómo trabaja una empresa nacional que fabrica impresoras 3D.

Ver Más

¿Es la programación el futuro del empleo en el país?

Desde Acamica explican por qué es importante que los jóvenes apuesten por el desarrollo en tecnología.

Ver Más

Un hackatón para solucionar los problemas del campo

Del 15 de agosto al 16 de septiembre, habrá eventos en varias provincias para pensar soluciones tecnológicas destinadas a la agroindustria.

Ver Más

7 jóvenes argentinos participarán de las olimpíadas First Global

Educabot, una empresa especializada en la realización de cursos extracurriculares de tecnología y robótica en escuelas, convocó a principios de este año lectivo a jóvenes de un colegio secundario no técnico para conformar un equipo que trabajara en el diseño de un robot. Juan Bautista Liset, Martín D'Ambrosio, Lucas Díaz Stellato, Mateo Bruno, Ivan Chayer, Felipe Albetazzi y Pedro Moltedo competirán contra 160 equipos nacionales en un campus universitario norteamericano. 

Ver Más

Cómo impactarán los vehículos autónomos a los profesionales de IT

Como seguramente nos pasó a muchos de nosotros al crecer, de niño creía que no tendría que aprender a conducir. Las películas de ciencia ficción e historietas me enseñaron que los robots se encargarían de todo, que sólo tendría que sentarme a leer mientras el automóvil conducía por mí. Años más tarde y tras interminables horas de andar en carreteras y circular por las ciudades, ese sueño se había disipado finalmente. Aun así, en un futuro cercano parece que se hará realidad para la próxima generación de aprendices. Los vehículos autónomos son muestra de una tecnología de rápida maduración. Mientras Tesla y Google crean una visión en la conciencia del consumidor, los vehículos autónomos están dejando huella en el mundo de los negocios. ¿Manuales o automáticos?

Ver Más

Columnista