Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Las claves del networking femenino


Tras varios intentos por conseguir un espacio que llenara sus expectativas, un lugar en el que pudieran encontrarse con mujeres emprendedoras y conectar con ellas para crecer, Carina Onorato y Majo Salvatori se dieron cuenta que la única solución que tenían a mano era tomar cartas en el asunto y lanzarse como impulsoras.


Por eso decidieron crear El club de las hacedoras, un lugar de encuentro donde los negocios son excusa para tejer redes que expandan ideas y proyectos. Y sobre ello hablaron el lunes pasado en el programa El Inversor, que se emite a las 23 por Canal Metro.


Es un espacio de relacionamiento femenino, tratamos de generar experiencias que puedan convertirse en vínculos de largo plazo. Empezó porque veníamos yendo a muchos encuentros de networking para mujeres que no nos daban resultado. Y pensamos que esta cosa de camaradería que los varones pueden tener en el fútbol había que generarlo en las mujeres que trabajamos; mujeres que hacen y que buscan encontrarse con otras para potenciar ese hacer”, aseguró Carina Onorato.


En sintonía con ella se expresó Majo Salvatori: “Todos los eventos que hacemos tienen que ver con encontrar pocas mujeres alrededor de una mesa para hacer, encontrar espacios donde la interacción sea el lado B; conocerse mejor para dar con ese clic que se necesita para abrir más puertas”.


Respecto del lugar de la mujer en el mundo de la economía, Onorato dijo que El club de las hacedoras habla del futuro. “Estoy convencida que se evoluciona positivamente. Hoy las mujeres, aunque sea en un 3%, ocupan lugares en los directorios. El mundo se puede cambiar y se cambia de a metros cuadradas. En la medida en que yo pueda intervenir ese espacio, es para mejor”.



Relacionadas

De mujeres empáticas y cerebros en el trabajo

En las últimas décadas, la participación de las mujeres en los altos cargos de las organizaciones ha venido creciendo afortunadamente. Es posible verificar que ciertas respuestas emocionales femeninas son mucho más eficientes a la hora de gestionar tanto personas como tareas. Parte de esto proviene de una mayor capacidad empática del cerebro femenino. El sistema cerebral de la Empatía no es exclusivo de las mujeres. En los hombres también existe. Pero dada la mayor capacidad femenina por naturaleza de asistir y cuidar a sus “crías” (mirá qué formalidad biológica tiene el término) las mujeres presentan una tendencia más marcada a evaluar los estados emocionales y motivacionales de sus empleados y de los miembros de su equipo. También presentan una mayor inclinación para advertir cómo conciliar mejor los objetivos personales con los profesionales. Ahora que la Neurociencia ...

Ver Más

Tres miradas sobre el peso de la carga impositiva en Argentina

Los economistas Ana Rameri, Martín Alfie y Matías Surt se refirieron a este tema en el último programa de El Inversor.

Ver Más

¿Es la programación el futuro del empleo en el país?

Desde Acamica explican por qué es importante que los jóvenes apuesten por el desarrollo en tecnología.

Ver Más

Cómo sobrevivir a una empresa familiar

Aunque suele ser fuente de orgullo, el emprendimiento entre lazos de sangre también puede ser un dolor de cabeza con el paso del tiempo.

Ver Más

Messi: El Unicornio

Seguramente escuchaste más de una vez hablar de las empresas “unicornio”. Por definición, un unicornio es un animal fabuloso y mitológico. Pero en los negocios este término tiene una connotación un tanto diferente. Este término se acuñó hace no más de cinco a seis años para un grupo bastante reducido de empresas exitosas cuyas características son bastante homogéneas, todas tecnológicas, y por sobretodo su valor: mil millones de dólares o mas. En Argentina hay cuatro empresas bajo esta denominación: Mercado Libre, Despegar.com, OLX y Globant.

En el mundo unas cuantas mas: Facebook, Twitter, Linkedin, Uber, Dropbox, Snapchat, etc., entre las mas reconocidas. ¿Qué características en común tienen estas empresas? 

Ver Más

Empresa familiar: ¿una realidad en extinción?

Es difícil que una empresa decida identificarse a sí misma como empresa familiar. Para muchos, resaltar este aspecto, asocia a la empresa a una cultura centrada en el conflicto entre parientes y a una tendencia conservadora en los negocios. Por otro lado, los estudios difundidos sobre el destino de las empresas de familia, en los que se resalta la mortandad de las mismas en el traspaso generacional principalmente por la dificultades en los vínculos, contribuyen a esta “mala prensa” y desalientan a las empresas a identificarse como “familiar”.

Sin embargo, más allá de la decisión inicial de crear una empresa con “familiares”, sean hijos, hermanos, primos o cónyuges, con el tiempo, a la hora que el emprendedor o los socios fundadores deban decidir el destino y la continuidad del negocio más allá de ellos, es inexorable que surja la pregunta sobre la herencia. Es decir, si esa empresa quedará en manos de los herederos, y en ese caso, qué rol asumirán los mismos en la nueva etapa.

Ver Más