Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Las claves de la nueva Ley de Abastecimiento




El viernes 19 de septiembre, el Gobierno promulgó la norma 26.992, que modificó la ley de Abastecimiento de 1974. La nueva norme acumuló innumerables críticas del sector empresario.

Algunos de los puntos más importantes y más resistidos de la Ley:

1.    El Estado podrá intervenir en cualquier compraventa, permuta y locación.

2.    El Poder Ejecutivo podrá establecer márgenes de utilidad, precios de referencia, precios mínimos y máximos.

3.    Los gobernadores de todas las provincias y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires podrán fijar precios máximos en sus territorios.

4.    Los funcionarios del Gobierno no necesitarán autorización judicial para ingresar a cualquier establecimiento con la fuerza pública durante horas hábiles y días de funcionamiento. 

5.    Por orden del Poder Ejecutivo podrán secuestrarse libros y cualquier elemento relativo a la administración del negocio y no devolverlo por treinta (30) días.

6.    En caso de que el Gobierno lo considere necesario, podrá vender y distribuir (sin importar quién sea el propietario) lo confiscado por la fuerza pública. 

Las distintas cámaras empresarias, agrupadas en Grupo de los Seis, decidieron presentarse en los próximos días a la justicia para solicitar la declaración de inconstitucionalidad de la ley.

“Es una Ley de abastecimiento que abarca tanto a bienes y a servicios” explicó Tomás Bulat en El Inversor. 

Claudio Cesario del Foro de Convergencia Empresarial, en diálogo con Bulat, argumentó que “La Ley de Abastecimiento se promulgó a caballito de la defensa de los consumidores y pareciera que no va a haber mayor oferta de bienes y servicios en virtud de la nueva Ley”. Además Cesario advirtió que la Ley genera incertidumbre en la inversión y “si no hay inversión no hay empleo”.

Por su parte, Santiago Del Solar de CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola) apuntó a que la Ley de Abastecimiento genera una nueva incertidumbre para el sector agrícola. “Los agricultores en primavera y verano están invirtiendo en la cosecha gruesa (maíz, sorgo, soja y girasol). En este momento tenés las incertidumbres habituales que tiene el productor que es el clima, el tipo de cambio, la inflación, la financiación, la tecnología que va a utilizar. Ahora aparece esto nuevo de Ley”. 

Además, el empresario Juan Pablo Simón Padros, presidente de Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa, expresó su preocupación por la Ley y agregó que hay que “cumplir las reglas y defender la Constitución”.