Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

Mesa de Enlace: 2° Round [por Darío Guardado]

Si bien es cierto que las cuatro entidades del campo (CRA, Sociedad Rural, Coninagro y Federación Agraria) continúan trabajando en temas comunes, ya son públicos los cuestionamientos a FAA por sus acuerdos con el gobierno nacional.


Esta tensión quedó en evidencia en el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que integra toda la dirigencia agropecuaria. En abril pasado, tal lo acordado tiempo atrás, debía asumir como nuevo presidente el pampeano Ulises “Chito” Forte, en representación de Federación Agraria. Sin embargo la designación se dilató. Desde entonces, ya se ha postergado tres veces la convocatoria a la Asamblea General para elegir autoridades. Existen varias especulaciones, pero cobró fuerza en los últimos días la versión que obedecería al temor de las otras tres entidades de que el vínculo de FAA con el kirchnerismo pueda facilitar el camino a la estatización del IPCVA.


Antes de profundizar sobre este deseo oficial, cabe aclarar que desde su creación en 2001 (por Ley 25.507) las entidades acordaron que cada una ocuparía la presidencia por un período de cuatro años. Así fue como la primer gestión recayó en la Sociedad Rural, el segundo mandato en CRA y el tercero y último en Coninagro. Por eso, ahora es el turno de los federados.


Parece que el propósito del Ejecutivo Nacional de apoderarse del IPCVA apuntaría más a un revanchismo político que a quedarse con la insignificante caja de 60 millones de pesos anuales. Para ese objetivo el Gobierno envío al Senado en noviembre de 2014 (vía Ministerio de Agricultura) un proyecto para crear el Instituto de Promoción de Carnes Argentinas (IPCA), con la escusa de ampliarlo al pollo, al cerdo, al ovino y al caprino. Pero la realidad muestra que la iniciativa sirve para darle al Estado mayor injerencia y el manejo del organismo, algo que siempre había intentado, sin éxito, el polémico ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno. Aquí radicaría el temor de las otras tres entidades rurales que llevó a dilatar el nombramiento de Forte.


Una alta fuente de la dirigencia rural admitió que la apuesta es tratar de mantener de forma interina al frente del Instituto al actual presidente, Gonzalo Álvarez Maldonado (representante de Coninagro), de intachable gestión en los últimos cuatro años. Además, un hombre clave por su trabajo en silencio y de “hormiga” en el Congreso durante fines de 2014 y principios de 2015 para convencer a los legisladores de no tratar en comisiones el proyecto oficial que pretende quitarle el IPCVA al agro. De esta manera, se consiguió que la estrategia del campo funcionara a la perfección: demorar el tema en el Parlamento para sacarlo de la agenda de prioridades y aprovechar que ambas Cámaras (Senadores y Diputados) se mueven al ritmo del año electoral.


Esa sería la intención del sector. Seguir como hasta ahora, sin hacer mucho ruido político, amén de las internas entre la dirigencia rural, y esperar el cambio de Gobierno. Llegado el momento, se dejaría libre el camino para que la Federación Agraria se haga cargo por cuatro años de la institución.

Relacionadas

Argentina merece una transición ordenada y el que tiene esa responsabilidad es Macri

El que mejor puede definir lo que pasa (en la Argentina) es Dante Panzeri, que tuvo una frase fantástica cuando dijo que 'el fútbol es la dinámica de lo impensado'. Acá, la Argentina es la dinámica de lo impensado. La opinón Sergio Berensztein

Ver Más

Aseguran que más de 120 áreas rurales del país accederán a mejor conectividad

En el marco del ciclo de charlas que la Secretaría de Gobierno de Agroindustria organiza en la exposición rural de Palermo, el titular de la cartera, Luis Miguel Etchevehere, y el Vicejefe de Gabinete y Secretario de Modernización, Andrés Ibarra, presentaron el viernes...

Ver Más

Ningún gobierno de la democracia se atrevió a ajustar tanto en educación

De aprobarse el proyecto de presupuesto enviado por el Gobierno Nacional al Congreso, se estaría consumando el ajuste más grande de las últimas décadas sobre el sistema educativo. Ningún gobierno de la democracia se atrevió a tanto. La inversión nacional en educación y cultura viene cayendo hace tres años, aunque este nuevo presupuesto, redactado de acuerdo con las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), agrava el recorte. En el año 2015 significó el 1,66% del PBI. Para el 2019 el Gobierno propone invertir solo el 1,25 por ciento. Como se trata de un PBI más pequeño por el achicamiento de la economía nacional en tres de los cuatro años de Gobierno de Cambiemos, es posible afirmar que se le otorga a la educación y a la cultura una porción menor de una torta más chica. Lo más grave de la situación es que, a pesar de prever una inflación mayor al 40% en el 2018 y, según la estimación oficial, del (poco creíble) 23% para el 2019, los recursos destinados a la educación inicial, primaria, media y superior no universitaria para el próximo año, aun en valores nominales, son menores. Sin incluir los recursos destinados a las universidades, el Gobierno nacional ha propuesto disminuir la inversión en programas educativos de 67 mil a 54 mil millones de pesos. Es decir, a pesar de la inflación pasada y futura, los recursos caen un 18,9 por ciento. Si tomamos en cuenta la variación de los precios, el presupuesto de estos programas disminuye, entre el 2018 y el 2019, el 39,9 por ciento.

Ver Más

Con críticas al Gobierno Nacional, la Bolsa de Comercio de Rosario celebró un nuevo aniversario

Durante la conmemoración del 134° aniversario de la entidad rosarina realizado la semana pasada, el presidente de la prestigiosa institución, Alberto Padoán, cuestionó la medida anunciada tiempo atrás por el Gobierno de Mauricio Macri, relacionada con la suspensión del programa de reducción de retenciones a las exportaciones de harina y aceite de soja.

Ver Más

Fueros: qué diferencias hay entre Argentina y los EEUU para investigar a un senador

Contrario a lo que sucede en nuestro país, los legisladores norteamericanos pueden ser arrestados en causas criminales y sus domicilios allanados por orden judicial sin ninguna restricción.

Ver Más

El Gobierno suspendió la baja en las retenciones a la soja y el campo puso el grito en el cielo

El ministro Dujovne suspendió por seis meses la baja gradual en las retenciones a la harina y al aceite de soja. Analistas agropecuarios aseguran que la medida es un "golpe directo a la confianza del campo con el presidente Macri".


Ver Más