Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

Mi hijo, el programador

Por Sergio Candelo


En general, tendemos a elegir profesiones que conocemos (por nuestros padres, amigos o información pública). Qué queremos estudiar es una elección que hacemos individualmente con la información que cada uno cuenta, que puede ser mucha o poca. Hay profesiones más “glamorosas” y otras que se ponen de moda. Ser futbolista profesional es el anhelo de casi todos los chicos de nuestro país, otros elegirán ser youtubers.

Hoy por hoy el 35% de los recibidos son abogados o contadores (algo menos de 40.000 al año), mientras profesiones como ingenieros en petroleo solo son 5.

Este contexto es sin la intervención estatal. Cada persona, por motus propio, decide que estudiar. Pero, ¿es esto una combinación de profesiones que se relaciona con las necesidades del país?

Las necesidades del país, también tienen que ver con la matriz productiva, que determina la oferta de empleo. Y la matriz productiva con la demanda agregada. Las políticas económicas que tome el Gobierno de turno como conductor del Estado delinean esa matriz. Entonces, las políticas públicas y los incentivos a que estudiar o qué profesión elegir están muy vinculados.

¿Hasta donde debería intervenir el Estado en la elección de las profesiones que elijan la personas? ¿Cual es el límite de intervención aceptado? Como ejercicio intelectual, supongamos un país donde todo el mundo quiere ser “payaso”. No habría policías, maestros, médicos, legisladores, operarios… En ese caso, la sociedad como un todo pediría a gritos cierta regulación o intervención de las decisiones individuales porque la suma de cada parte da un resultado no deseado para el conjunto. Por lo tanto, en determinadas circunstancias, las libertades individuales deberían ceder algo ante las necesidades de toda la sociedad.

Nuestro país tiene unos 10 millones de personas en el mercado laboral en blanco, 65% del empleo es privado y 35% publico. Los mayores empleadores son: las Administraciones Públicas Provinciales, con 2,3 millones de personas; los Servicios con 1,5 millones  y la Industria Manufacturera con 1,2 millones.

Mientras tanto, la industria del software genera empleo para 100.000 personas cada año. Es un buen número, es cierto, pero pequeño comparado al  potencial. Hoy hay un promedio de 4000 puestos por año insatisfechos en la industria del software.  En una época donde “todos los negocios serán de informática”, la demanda mundial por servicios de tecnología es prácticamente infinita.

El salario promedio de la Industria del Software es 38% mayor al salario promedio. Además, este tipo de empleo no es precarizado; genera trabajo genuino, demandado en nuestro país y en el mundo. La transformación digital de la economía plantea nuevos desafíos. Cada vez más profesiones serán reemplazadas por máquinas y robots. Entonces, ¿de qué vamos a trabajar?  La respuesta es obvia: tecnología y conocimiento.

Frente a todo esto, el Estado debería apostar a ganador y colaborar fuertemente en capacitar, difundir y valorizar las profesiones del conocimiento. La nueva industria sin chimeneas.  

Argentina tuvo dos paradigmas que la hicieron grande en su momento que podemos extrapolarlos con la situación actual. Por un lado, el modelo exportador de productos agrícolas de finales del siglo XIX debería replantearse como el modelo exportador de servicios basados en el conocimiento. Por el otro, la gran ascendencia social fue la posibilidad de tener educación accesible a toda la sociedad y que la frase: “mi hijo el doctor” se transforme hoy en “mi hijo el programador”. Hay que pasar de ser el granero del mundo a ser el conocimiento del mundo, con todo el valor agregado que ello implica. Solo pensemos, que si de los 10.000.000 de empleados formales que tiene hoy Argentina, pudiéramos lograr que 1.000.000 se dediquen a actividades tecnológicas y de servicios del conocimiento, qué diferente sería la matriz salarial y productiva.

Necesitamos apoyo de todos los sectores de la sociedad para generar esta transformación. Pero el puntapié inicial, sin dudas debe provenir del Estado, para que el trabajo en tecnología sea deseable, viable y genere un verdadera revolución de trabajo y crecimiento.

*Sergio Candelo, COO de Snoop Consulting.

Relacionadas

Quiénes son los millennials innovadores que podrían cambiar el mundo en las próximas décadas

MIT Technology Review es una prestigiosa revista que pertenece al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desde 1999, reconoce a jóvenes innovadores, menores de 35 años, a través de listas anuales. El objetivo es destacar a quienes desarrollan nuevas tecnologías o las aplican de forma creativa para resolver problemas.

En 20 años, la publicación ha distinguido, por ejemplo, a Larry Page y Sergey Brin (creadores del buscador Google), Mark Zuckerberg (Facebook) y Jonathan Ive (jefe de diseño de Apple, clave en su historia, quien recientemente se retiró de la compañía).

Ver Más

5 claves para ser más feliz en su trabajo

No importa cuánto le apasione su negocio, el estrés, las largas jornadas y las preocupaciones pueden dejarle una sensación de infelicidad. "Pasamos demasiado tiempo en el trabajo como para no estar felices en él", dice Beth Thomas, autora de "Powered by Happy: How to Get and Stay Happy at Work". Ser infeliz en el trabajo no sólo afecta su sentido del humor, sino también su productividad, destaca un artículo escrito por Lisa Evans en el sitio soyentrepreneur.com. A continuación, la autora comparte algunos consejos para traer la alegría a su espacio laboral y mejorar el desempeño de su empresa. Veamos.

Ver Más

La AFIP extendió hasta el 31 de julio el ingreso al Plan de Facilidades

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prorrogó hasta el 31 de julio la posibilidad de que los contribuyentes que no registren la condición de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMES) puedan ingresar su deuda al plan de facilidades de pago de ...

Ver Más

De paseador de perros a inversor

Él es inspirador. Su historia de superación conmueve y seguramente su espíritu emprendedor va a cambiar muchas vidas para mejor. Su libro le abre las puertas a cualquier persona, sin importar su situación social y económica, al mundo de las inversiones. Porque con simples hechos cotidianos uno puede cambiar su vida para siempre, solo depende de sí mismo y de convertir la reacción en acción. "De paseador de perros a inversor, una historia inspiradora de prosperidad integral", habla de finanzas personales, de educación financiera, algo que los argentinos -en su gran mayoría- no tenemos. Cambiar la conducta financiera para mejorar la economía personal y así expandir nuestros rendimientos a futuro es posible sólo a través de un cambio de conciencia. Pero cómo, cuándo y por qué se produce ese famoso clic. Para Javier Lion ese clic ocurre primero sí o sí en ...

Ver Más

LIDERAZGO COLABORATIVO Y MENTORING: CÓMO ALINEAR OBJETIVOS PARA CONSTRUIR

Crear Valor Juntos (CVJ) es una plataforma creada por Lorena Marino. Se trata de un espacio para potenciar procesos de crecimiento profesional y personal. Conocé las claves para repensar la manera de trabajar en diferentes tipos de organizaciones y empresas 


Ver Más

5 razones para implementar un área de Pricing

¿Por qué razón las empresas renuncian a tomar el control de la variable con más impacto en sus resultados? Acompañemos al consultor Mr. Price en una entrevista al dueño de una empresa para identificar sus desafíos y ayudarlo a mejorar sus precios. Soy Mr. Price, un consultor especializado en estrategias de precios. En mi trayectoria profesional he tenido la oportunidad de entrevistarme con cientos de dueños y directivos de empresas, de los sectores y países más variados. Sin embargo, aunque parezca increíble, la gran mayoría de estas entrevistas reflejan los mismos tipos de realidades y desafíos. Mi impresión, luego de las reuniones, es que muy pocas empresas conocen el verdadero ...

Ver Más