Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Mientras Argentina pelea, Ecuador regresa

Amenaza de default, escenario de riesgo y una tasa de deuda que se mantiene en torno al 11%. La realidad financiera Argentina es cada vez más distante que la de sus pares regionales. El fiel reflejo de este panorama lo constituye el regreso que hizo Ecuador a los mercados internacionales de deuda.


El país petrolero se había mantenido alejado del mercado desde el 2008, cuando declaró una moratoria sobre unos 3.200 millones de dólares en deuda argumentando que era "ilegítima e ilegal", pero luego recompró esos bonos a precio de mercado.


"Los bonos se negociaron a un plazo de 10 años y con un cupón del 7,95 por ciento", dijo el Ministerio de Finanzas de Ecuador en un comunicado.


El presidente Rafael Correa destacó que a Ecuador le ha ido "extremadamente bien en los mercados internacionales" y que hubo una alta demanda por los papeles, pero no quiso dar detalles sobre las condiciones de los bonos ni del destino que dará a los recursos obtenidos con la colocación.


Según el servicio de información financiera IFR de Thomson Reuters, el papel fue colocado a la par y por debajo de la guía inicial de precio de un 8 por ciento. La demanda por la emisión alcanzó a los 4.500 millones de dólares antes de que se lanzará el bono, dijo un inversor a IFR.


Uruguay y Paraguay en onda positiva
 
Por otra parte, mientras que el fallo negativo de la Corte Suprema norteamericana llevó a que nuestro país sufriera esta semana una baja en la calificación de su deuda en dólares por parte de Standard and Poors a CCC-, hace apenas una semana, Uruguay aprovechó que Moodys elevó la nota de su deuda a un máximo histórico (5,1%).


Esta noticia permitió que Uruguay lanzara una oferta de bonos globales con vencimiento en 2050 por un monto de u$s 2.000 millones y con una prima de riesgo de apenas 1,65% sobre títulos similares de Estados Unidos. 


El nuevo bono emitido es el de mayor plazo de Uruguay, que nunca había colocado deuda a 36 años. Según fuentes que participaron en la operación, el título tiene amortizaciones en los años 2048, 2049 y 2050, paga intereses en junio y diciembre de cada año, con una tasa fija de 5,1%.


En la misma línea, Standard & Poors elevó la semana pasada su calificación crediticia de la deuda de Paraguay a largo plazo (de BB- a BB) con perspectiva estable. Una noticia que llegó en buen momento para este país ya que pretende emitir bonos en los próximos meses por unos u$s 750 millones para financiar principalmente proyectos de infraestructura.


​Paraguay logró con éxito su primera emisión en los mercados internacionales a principios del año pasado, con una tasa de retorno de hasta un 5% en sus bonos denominado en dólares. La venta de deuda siguió los pasos de Bolivia, también novata en el mercado global de crédito, que colocó u$s 500 millones en un título a 10 años con un rendimiento de 4,8% en octubre de 2012.